.

NSO/AURA/NSF

Espacio

Las fotos más precisas del Sol podrían protegernos del 'gran apagón'

1

Esta foto del astro con mayor resolución de la historia será solo la primera de una larga lista de mediciones tomadas por el telescopio solar DKIST. La misión de este dispositivo consiste en descubrir algunos de los misterios que le rodean y ayudarnos a entender y prever sus virulentas erupciones

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 12 Febrero, 2020

A finales de enero, un equipo de astrónomos publicó la imagen del Sol con mayor resolución de la historia. Tomada por el Telescopio Solar Daniel K. Inouye (DKIST, por sus siglas en inglés) ubicado en Hawái (EE. UU.), nos ofrece una vista sin precedentes de nuestra estrella más cercana al tiempo nos ayudará a resolver varios misterios que existen desde hace tiempo.

La nueva imagen demuestra la potencial fuerza del telescopio. Revela una superficie dividida en diferentes elementos del tamaño de Texas (EE. UU.), similares al agrietado suelo de un desierto. También refleja el plasma irradiado de la superficie, que se eleva por la atmósfera solar antes de hundirse en las zonas más oscuras.

El director de DKIST, Thomas Rimmele, afirma: "Acabamos de ver los detalles más pequeños del objeto más grande de nuestro sistema solar". Aunque técnicamente todavía está en construcción (pues tiene pendiente la integración de otros tres instrumentos), la nueva imagen fue tomada el 10 de diciembre, cuando el telescopio recibió sus primeros haces de luz.

Las observaciones oficiales empezarán en julio cuando DKIST se convierta en el telescopio solar más grande del mundo con su futuro espejo de casi 4 metros. Ubicado en Haleakalā (la cumbre más alta de la isla de Maui), el telescopio podrá observar estructuras en la superficie del Sol de tan solo 30 kilómetros. Esta resolución es cinco veces mejor que la de su predecesor, el Telescopio Solar Richard B. Dunn ubicado en Nuevo México (EE. UU.).

DKIST fue diseñado específicamente para realizar mediciones precisas del campo magnético de la corona del Sol (la región más externa de su atmósfera) para responder a dudas como por qué la corona está millones de grados más caliente que la superficie del Sol.

Cada una de las

Foto: Cada una de las "células" en la superficie del Sol es del tamaño de Texas aproximadamente. La resolución de DKIST es de aproximadamente 30 kilómetros. Créditos: NSO / AURA / NSF

Otros instrumentos que entrarán en funcionamiento en los próximos seis meses también recopilarán datos relacionados con la temperatura, la velocidad y las estructuras solares. El nuevo ciclo solar volverá a empezar dentro de poco, lo que significa que habrá mucha actividad solar para detectar.

Para observar el Sol no basta con construir un telescopio como se hacía antes. DKIST cuenta con uno de los sistemas ópticos adaptables al Sol más complejos del mundo. Utiliza espejos deformables para compensar las distorsiones causadas por la atmósfera de la Tierra. El espejo se ajusta 2.000 veces por segundo. Mirar tanto al Sol también provoca que el telescopio se caliente tanto como para derretir el metal. Para enfriarlo, el equipo DKIST tiene que usar una piscina de hielo y 12 kilómetros de tuberías para distribuir el refrigerante.

Foto: La superficie del Sol en movimiento. Créditos: NSO / AURA / NSF

Hay una buena razón por la que debemos mirar el Sol más de cerca. Cuando la atmósfera solar libera su energía magnética, produce fenómenos explosivos como erupciones solares que lanzan partículas con una elevadísima carga energética en todas las direcciones a través del sistema solar, eso nos incluye a nosotros. Esta "meteorología espacial" podría causar estragos en el GPS y las redes eléctricas, e incluso podría provocar el tan temido 'gran apagón'. Aprender más sobre la actividad solar podría ayudarnos a prever mejor cuándo tendrá lugar algún evento peligroso  de la meteorología espacial.

La historia del telescopio no está exenta de controversia. Haleakalā es una región importante para la cultura de los nativos hawaianos, quienes protestaron por la construcción de DKIST en el verano de 2015. El equipo de DKIST abordó esas quejas de varias maneras, como a través de un programa de más de  18,27 millones de euros para enseñar ciencias conjuntamente con la cultura hawaiana en el Maui College, y con una cesión del 2 % del tiempo del telescopio para los nativos de Hawái.

El plan consiste en mantener a DKIST operativo durante al menos cuatro ciclos solares, es decir, unos 44 años. Rimmele concluye: "Estamos en la recta final de un maratón muy largo. Estas primeras imágenes son realmente solo el inicio".

Espacio

  1. "En la próxima década podremos tener una base fija en la Luna donde puedan vivir personas"

    Para el antiguo director de Innovación e Ingeniería de la NASA, Omar Hatamleh, la IA y la transferencia de conocimiento entre industrias serán claves para la exploración espacial que nos permitirá alcanzar otros planetas y promover el avance tecnológico en la Tierra

  2. Constelaciones de satélites: un nuevo mercado sobre nuestra cabeza

    El precio de construir y lanzar satélites es cada vez menor, lo que reduce la barrera de entrada al sector espacial para nuevos actores y está dando lugar a una nueva industria que cambiará nuestra relación con el espacio. En los próximos años, las megaconstelaciones de satélites se harán realidad

  3. Razones para temer que el Sol acabe con la vida que conocemos

    Nuestro periodista experto en espacio, Neel V. Patel, explica que una tormenta solar extrema podría destruir nuestros sistemas eléctricos y de geolocalización, poner en peligro la vida de los astronautas y la nuestra propia, y hacernos perder dos billones de euros solo el primer año. Sería el gran apagón