.

Sergio Souza | Unsplash

Cadenas de bloques y aplicaciones

'Blockchain' podría arreglar la debilidad de las cadenas de suministro

1

La pandemia de coronavirus deja en evidencia que las cadenas de suministro mundiales son enormemente vulnerables a las grandes alteraciones del mercado y la sociedad. Aunque las cadenas de bloques llevan años intentando solucionarlo, este podría ser el momento en el que logren cumplir su promesa

  • por Mike Orcutt | traducido por Ana Milutinovic
  • 13 Abril, 2020

El nuevo coronavirus (COVID-19) que está arrasando el mundo entero ha demostrado lo vulnerables que resultan las cadenas de suministro internacionales a las alteraciones. El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) plantea una herramienta capaz de hacerlas más resistentes: las cadenas de bloques (blockchains).

El caos por COVID-19: Cuarentenas, confinamientos y reducciones de los viajes aéreos han interrumpido las habituales operaciones comerciales en todo el mundo y han dificultado a los compradores mantener un seguimiento de lo que ocurre con sus proveedores. Incluso antes de la pandemia y cuando los tiempos de entrega se mantenían, este tipo de falta de visibilidad podía dañar la eficiencia de la cadena de suministro, según la cofundadora de SKUchain, Rebecca Liao, que desarrolla software de cadena de suministro basada en blockchain, junto con el jefe del comercio digital del WEF, Ziyang Fan, tal y como aparece escrito en el sitio web de esta organización. Pero durante una crisis, la visibilidad resulta crucial porque los compradores deben saber lo antes posible si necesitan buscar proveedores alternativos.

Fuera papeleo: El comercio "depende y mucho de procesos en papel", sostienen Liao y Fan, incluidas las listas detalladas de carga de barcos, notificaciones escritas a mano y copias en papel de albaranes hechas por cada miembro logístico de la cadena. La pandemia muestra exactamente por qué eso resulta problemático, aseguran los autores. 

No mostrar el dinero: Durante años, las cadenas de bloques se ofrecieron como una forma de hacer que las cadenas de suministro fueran más eficientes y resistentes ayudando a las empresas a compartir información confidencial digitalmente. Pero los problemas nunca parecían suficientemente graves como para convencer a las compañías para que abandonaran sus probados y verdaderos procesos realizados en papel.

No es ninguna sorpresa que los proveedores prefieren no revelar información sobre sus operaciones, precios y fuentes a sus clientes. Esa es una de las razones por las que nunca estuvieron del todo convencidos para abandonar el papel. Cualquier comunicación digital en la cadena de suministro generalmente se produce entre solo dos enlaces a la vez, según Liao y Fan. 

Los contratos inteligentes en blockchain podrían permitir que las empresas tengan un control preciso sobre quién tiene permiso para ver sus datos y en qué condiciones. Eso resolvería un "problema tecnológico clave para lograr que los proveedores participen en las iniciativas de visibilidad de la cadena de suministro", escriben los autores. Los compradores incluso podrían considerar pagar a sus proveedores por algunos datos valiosos sobre sus operaciones diarias, además de los bienes físicos. Esto ya ocurre entre algunos clientes finales y sus proveedores de "Nivel 1". Blockchain ayudaría a expandir este sistema, concluyen Liao y Fan.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Claves para que las 'apps' de rastreo de contactos dejen de fracasar

    A pesar del esfuerzo de empresas y gobiernos, las aplicaciones para notificar la exposición a casos de coronavirus han resultado desastrosas. Para que cumplan su promesa, es necesario que sean éticas, fiables, con base local y adaptables para fomentar la confianza y la adopción entre los usuarios

  2. Google Maps muestra dónde están aumentando los casos de coronavirus

    Su nueva función, disponible en EE. UU. y Europa para iOS y Android, permite ver el número de casos de COVID-19 por cada 100.000 personas en un área determinada, con una señal que indica si la cifra tiene una tendencia ascendente o descendente para ayudar a la gente a decidir dónde es seguro ir

  3. El desafío de la privacidad y los datos va mucho más allá de TikTok y China

    Castigar aplicaciones individuales como WeChat no es más que un parche cortoplacista que no aborda la raíz del problema: una economía global de 'apps' que recopila y monetiza todos los datos que puede. La única forma de solucionarlo es con una legislación sólida y democrática más parecida al RGPD de la UE