.

Sergio Souza | Unsplash

Cadenas de bloques y aplicaciones

'Blockchain' podría arreglar la debilidad de las cadenas de suministro

1

La pandemia de coronavirus deja en evidencia que las cadenas de suministro mundiales son enormemente vulnerables a las grandes alteraciones del mercado y la sociedad. Aunque las cadenas de bloques llevan años intentando solucionarlo, este podría ser el momento en el que logren cumplir su promesa

  • por Mike Orcutt | traducido por Ana Milutinovic
  • 13 Abril, 2020

El nuevo coronavirus (COVID-19) que está arrasando el mundo entero ha demostrado lo vulnerables que resultan las cadenas de suministro internacionales a las alteraciones. El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) plantea una herramienta capaz de hacerlas más resistentes: las cadenas de bloques (blockchains).

El caos por COVID-19: Cuarentenas, confinamientos y reducciones de los viajes aéreos han interrumpido las habituales operaciones comerciales en todo el mundo y han dificultado a los compradores mantener un seguimiento de lo que ocurre con sus proveedores. Incluso antes de la pandemia y cuando los tiempos de entrega se mantenían, este tipo de falta de visibilidad podía dañar la eficiencia de la cadena de suministro, según la cofundadora de SKUchain, Rebecca Liao, que desarrolla software de cadena de suministro basada en blockchain, junto con el jefe del comercio digital del WEF, Ziyang Fan, tal y como aparece escrito en el sitio web de esta organización. Pero durante una crisis, la visibilidad resulta crucial porque los compradores deben saber lo antes posible si necesitan buscar proveedores alternativos.

Fuera papeleo: El comercio "depende y mucho de procesos en papel", sostienen Liao y Fan, incluidas las listas detalladas de carga de barcos, notificaciones escritas a mano y copias en papel de albaranes hechas por cada miembro logístico de la cadena. La pandemia muestra exactamente por qué eso resulta problemático, aseguran los autores. 

No mostrar el dinero: Durante años, las cadenas de bloques se ofrecieron como una forma de hacer que las cadenas de suministro fueran más eficientes y resistentes ayudando a las empresas a compartir información confidencial digitalmente. Pero los problemas nunca parecían suficientemente graves como para convencer a las compañías para que abandonaran sus probados y verdaderos procesos realizados en papel.

No es ninguna sorpresa que los proveedores prefieren no revelar información sobre sus operaciones, precios y fuentes a sus clientes. Esa es una de las razones por las que nunca estuvieron del todo convencidos para abandonar el papel. Cualquier comunicación digital en la cadena de suministro generalmente se produce entre solo dos enlaces a la vez, según Liao y Fan. 

Los contratos inteligentes en blockchain podrían permitir que las empresas tengan un control preciso sobre quién tiene permiso para ver sus datos y en qué condiciones. Eso resolvería un "problema tecnológico clave para lograr que los proveedores participen en las iniciativas de visibilidad de la cadena de suministro", escriben los autores. Los compradores incluso podrían considerar pagar a sus proveedores por algunos datos valiosos sobre sus operaciones diarias, además de los bienes físicos. Esto ya ocurre entre algunos clientes finales y sus proveedores de "Nivel 1". Blockchain ayudaría a expandir este sistema, concluyen Liao y Fan.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Los errores que han hecho fracasar a las 'apps' de rastreo de Francia y Australia

    A pesar de que dos millones de franceses la descargaron, la aplicación para detectar contactos de coronavirus solo emitió 14 alertas en tres semanas. Las dificultades técnicas, el exceso de publicidad y los enfoques centralizados y conservadores han sido los grandes bloqueos de estas aplicaciones

  2. Las críticas obligan a Noruega a retirar su 'app' de rastreo de coronavirus

    Aunque Smittestopp tiene buenas características de privacidad, el organismo de protección de datos del país afirma que la baja tasa de contagios nacionales no justifica su uso. Los responsables del Instituto Noruego de Salud Pública no están de acuerdo y creen que la decisión limitará su capacidad de prevenir nuevos brotes

  3. Twitter intenta que la gente se lea los artículos antes de compartirlos

    Si un usuario va a retuitear un enlace sin haber pinchado en él, recibirá un mensaje animándolo a leerlo primero. La medida, lanzada de forma piloto en inglés y para teléfonos Android, supone un paso más en la cada vez más contundente postura de Twitter contra la viralización del odio y las noticias falsas