.

El presidente Joe Biden firma su primera orden ejecutiva en la Oficina Oval de la Casa Blanca.

Cambio Climático

Salud, personas y planeta: los grandes beneficiados de Biden en su primer día

1

Para revertir las mayores locuras de su predecesor, Donald Trump, el nuevo presidente de EE. UU. ha paralizado la construcción del muro, ampliado la moratoria antidesahucios y va a reincorporar al país a la OMS y al Acuerdo de París

  • por Editores de MIT Technology Review | traducido por Ana Milutinovic
  • 22 Enero, 2021

En los próximos días, el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, debería firmar una serie de órdenes ejecutivas, mientras se instala en la Casa Blanca. Presentamos los detalles más importantes de lo que ha firmado hasta ahora.

El "desafío de ponerse la mascarilla durante 100 días"

La primera orden de Biden es, en parte, una recomendación, pero también un requisito: requiere que las personas usen mascarilla en todas las propiedades federales de EE. UU. y recomienda que gobernadores y funcionarios electos locales hagan lo mismo. La orden también intenta convertir esta recomendación vital de salud pública de llevar la mascarilla, que puede ayudar a frenar la propagación de la COVID-19, en un desafío público, y pide a todos los estadounidenses que sigan usando las mascarillas durante los próximos 100 días. —Abby Ohlheiser

La reincorporación al Acuerdo del Clima de París

Biden no ha perdido el tiempo para establecer un nuevo enfoque sobre el cambio climático, ya que en campaña se comprometió a convertirlo en el tema central de su presidencia. Tal y como prometió, inició el proceso de volver a integrar al país en el Acuerdo del Clima de París (Francia) en su primer día en el cargo.

Reincorporarse al Acuerdo de París, que oficialmente tardará algunas semanas más, no supone ninguna nueva política climática vinculante. Pero requerirá que Estados Unidos presente sus renovados objetivos de emisiones antes de la conferencia climática de la ONU a finales de este año, así como un plan para las reducciones más profundas hasta mediados de siglo. La gran esperanza es que, con su regreso al redil internacional, el segundo mayor emisor del mundo aumente el impulso para lograr el objetivo global de evitar los 2 °C de calentamiento. No obstante, después de cuatro años bajo la batuta de Trump, EE. UU. tendrá que reparar el gran daño causado a sus relaciones internacionales y lograr un avance real en sus políticas climáticas nacionales para poder ser visto como un líder en este tema y no como un rezagado. —James Temple

La cancelación de Keystone

Biden también ha firmado una orden ejecutiva de gran alcance sobre el cambio climático en la que ordena a las agencias federales que empiecen a revisar, y cuando sea apropiado, revertir los esfuerzos de la administración de Trump para relajar o deshacer docenas de políticas energéticas y ambientales.

Ha revocado el permiso de construcción del controvertido oleoducto Keystone XL, que iba a transportar el petróleo de Canadá a Illinois (EE. UU.). Además, pidió a las agencias que inicien el proceso de formulación de reglas más estrictas sobre las emisiones de metano de la industria del petróleo y el gas; a promulgar nuevos estándares de ahorro de combustible para vehículos; a establecer reglamentos más estrictos sobre la eficiencia energética de los electrodomésticos y los edificios; y a determinar lo que se conoce como "coste social" del carbono, óxido nitroso y metano, que se utiliza para evaluar con mayor precisión el costo y los beneficios de las políticas federales incorporando los impactos ambientales de estos gases de efecto invernadero.

Por separado, la misma orden obliga a la Secretaría del Interior de EE. UU. a revisar los esfuerzos de la administración de Trump para deshacerse de los terrenos federales y permitir la exploración de petróleo y gas en o cerca de algunos monumentos nacionales, como Bear Ears y Grand Staircase-Escalante. También solicita al departamento que frene y evalúe los impactos ambientales de los planes de perforación en el Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico (Alaska).

La nueva administración planea promulgar una línea acción más agresiva sobre el cambio climático el 27 de enero, incluida la firma de una orden ejecutiva que coloca este tema en la primera línea de la política de seguridad nacional, según informó The Washington Post

Cada una de estas medidas podría proporcionar una mayor seguridad regulatoria a los estados, empresas e inversores, y también incentivar los mercados para una variedad de industrias de tecnología climática y energía limpia. Pero acelerar la reducción de emisiones de EE. UU. lo suficiente para cumplir los objetivos de París, o para lograr los propios objetivos de Biden de electricidad libre de carbono para 2035 y cero emisiones netas en toda la economía hasta 2050, requerirá impulsar una legislación climática más estricta en el Congreso de EE. UU. Y seguirá siendo complicado promulgar algo demasiado ambicioso con solo esa escasa mayoría demócrata en el Senado.

La respuesta federal contra la COVID-19

Tras el reciente anuncio de un propuesto plan de acción y alivio contra la COVID-19 de 1,57 billones de euros, el presidente firmó otra orden que cambiará algunas posiciones clave dentro del Gobierno federal y que serán cruciales para la respuesta a la pandemia de la nueva administración. Biden restablecerá la Dirección de Seguridad Sanitaria Global y Biodefensa, creada por Obama después de la epidemia de ébola. Bajo Trump, el personal de esta dirección, junto con su trabajo y misión general, fue absorbido en gran medida por otras oficinas del Consejo de Seguridad Nacional. Biden había insinuado, de una manera algo engañosa, que la oficina había eliminada por completo.

La mencionada orden crea un puesto de alto nivel que reporta a Biden directamente, responsable de gestionar el esfuerzo de producir y distribuir las vacunas y suministros médicos, que ocupará el antiguo director del Consejo Económico Nacional Jeff Zients. —Abby Ohlheiser

Volver a formar parte de la OMS

En medio de la pandemia mundial, Trump inició el proceso de retirar formalmente a Estados Unidos de la Organización Mundial de la Salud. La orden del primer día de Biden frenaría ese proceso y el nuevo presidente ya ha anunciado que el Dr. Anthony Fauci encabezaría la delegación de Estados Unidos—Abby Ohlheiser

Los cambios en las reglas de inmigración

Biden planea deshacer muchas de las controvertidas políticas de inmigración de Trump a través de una combinación de órdenes ejecutivas y propuestas de ley. Entre las primeras órdenes, ha anunciado el fin de la prohibición musulmana; la detención de la construcción del muro entre Estados Unidos y México; la preservación del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, o DACA; y la revocación de la orden de Trump de excluir a los no ciudadanos estadounidenses del censo. Otros cambios importantes incluyen nuevas formas de conseguir la nacionalidad para 11 millones de inmigrantes sin estatus legal permanente, y la modernización del sistema de tribunales para la inmigración con el fin de superar los actuales retrasos. —Eileen Guo

Paralizar los cambios regulatorios de último momento

Algunas de las últimas acciones de Trump en el cargo fueron emitir órdenes que cambiaban varias regulaciones, incluida la introducción de nuevas medidas de ciberseguridad en las empresas de computación en la nube y la eliminación de un obstáculo ético para los funcionarios públicos que reciben dinero de grupos de presión tras dejar el cargo. Una orden de la nueva Casa Blanca pone todos esos cambios repentinos en espera, por ahora. - Bobbie Johnson

Prolongar la moratoria antidesahucios

Como hemos informado en diciembre, miles de comparecencias sobre desahucios se llevan a cabo por videoconferencia y llamadas telefónicas, una disparidad tecnológica que a menudo provoca que las personas acaben obligadas a abandonar sus hogares de manera injusta. Sin más acciones, la moratoria de desalojos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, que iba a expirar el 31 de enero, significaba que decenas de millones de personas iban a entrar en riesgo de perder sus hogares en medio de la pandemia. La orden ejecutiva de Biden amplía la paralización de los desahucios hasta finales de marzo, al menos para aquellos que puedan demostrar que no pueden pagar. —Eileen Guo

Cambio Climático

  1. Suecia obliga a Harvard a parar el primer experimento de geoingeniería

    Aunque el lanzamiento del primer globo a la estratosfera estaba planificado para verano y solo aspiraba a evaluar los equipos, un comité asesor independiente ha recomendado suspenderlo hasta que la ciudadanía sueca pueda opinar sobre el proyecto. Los investigadores han aceptado la orden sin quejas

  2. Lecciones de la crisis de Texas para adaptar el mundo al clima extremo

    Su traumática experiencia tras una ola de frío resalta la urgencia de adaptar nuestras infraestructuras y comunidades a la imparable amenaza de la emergencia climática 

  3. Todo listo para el primer experimento de geoingeniería solar de la historia

    Un proyecto a pequeña escala para comprobar la eficacia de varias partículas para reducir la luz solar que llega a la Tierra podría arrancar este verano