.

Lockheed Martin

Espacio

Cada vez hay más pruebas de que Rusia juega sucio en el espacio

1

Estados Unidos afirma que el país ha estado probando un arma espacial diseñada para incapacitar o destruir satélites con fines estratégicos militares. Aunque Rusia lo niega y afirma que se trata de un satélite de inspección, no sería la primera vez que su comportamiento espacial levanta sospechas

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 26 Agosto, 2020

Las cosas están tensas en el espacio en lo que a política internacional se refiere. Aunque la histórica carrera espacial que protagonizaron EE. UU. y la URSS hace unas décadas ha dado paso a un entorno más colaborativo, parece que no todo son buenas intenciones en el sector. A finales del mes pasado, el Comando Espacial de Estados Unidos anunció que había detectado pruebas de que Rusia había realizado una prueba de armas antisatélite, aunque no destruyó ni dañó ningún objeto. SpaceCom afirma que el 15 de julio, el satélite ruso Kosmos 2543 desplegó un nuevo objeto en su propia órbita, similar a una demostración antisatélite anterior realizada en 2017. 

¿Qué significa eso? Según el informe de SpaceCom, y la información proporcionada al MIT Technology Review por un portavoz de SpaceCom, Estados Unidos vio el satélite ruso Kosmos 2543 operando "anormalmente cerca" de un satélite del Gobierno de Estados Unidos en órbita terrestre baja. En algún momento, Kosmos 2543 se alejó rápidamente y se reunió con otro satélite ruso. Después, Kosmos 2543 lanzó un pequeño objeto dentro de su propia órbita que se acercó mucho al satélite objetivo ruso. Esta prueba, según SpaceCom, es "inconsistente" con el propósito declarado de Kosmos 2543 de actuar como un "satélite inspector", y que, en realidad, la maniobra fue una demostración de armamento antisatélite.  

¿Qué es un satélite inspector? Durante los últimos años, Rusia ha dicho que ha estado ejecutando un programa para probar tecnologías de inspección que puedan monitorizar sus propios satélites en órbita, supuestamente para asegurarse de que funcionan correctamente. 

No hay nada ilegal en los satélites inspectores. Pero Estados Unidos no cree que sean lo que Rusia dice que son. Rusia tiene un largo historial de colocar sus satélites muy cerca de otros objetos de una manera que sugiere una demostración de posibles armas o la intención de espiar los activos de otros países. En febrero, los expertos en satélites notaron que otro satélite ruso (Kosmos 2542) estaba espiando aparentemente a un satélite estadounidense (USA 245). Y en 2017, otro satélite ruso lanzó un proyectil de alta velocidad cerca de otro satélite ruso. En aquel momento, Estados Unidos dijo que se trataba de una demostración armamentística.

El nuevo informe "plantea la idea de la importancia de acordar normas de comportamiento para que todos tengan los mismos términos de lo que se considera actividad responsable en el espacio y lo que se ve como amenazante", afirma la experta en seguridad espacial Victoria Samson de Secure World Foundation. Los conflictos en el espacio son un escenario muy nuevo para el mundo, y todavía hay muy pocas reglas y acuerdos para definir qué constituye una acción amenazante.

Quedan dudas: el informe de SpaceCom no contiene muchos detalles. Todavía no sabemos si Kosmos 2543 representa una amenaza inmediata para los satélites ycualquier activo espacial controlado por otros países; ni sabemos cómo Estados Unidos planea responder. El portavoz de SpaceCom no respondió a estas preguntas en sus comentarios al MIT Technology Review.

Espacio

  1. El agua en Marte: imposible de beber pero capaz de albergar vida

    Podría haber hasta cuatro lagos subterráneos cerca del polo sur del planeta rojo. Para mantenerse en estado líquido, deberían contener grandes cantidades de sal, lo que dificultaría su uso como fuente para las futuras colonias marcianas, pero también podrían alojar formas de vida microscópica

  2. La importancia de que la media luna del agujero negro M87* tiemble

    El hallazgo, basado en un nuevo análisis de los datos captados por el Telescopio Horizonte de Sucesos, podría resolver algunos de los fenómenos más increíbles relacionados con los agujeros negros supermasivos, como su forma de interactuar con la materia que hay en su entorno inmediato

  3. Razones por las que debemos ir a Venus cuanto antes

    Confirmar si el fosfano hallado en su atmósfera es consecuencia de la presencia de vida requerirá la colaboración de distintas misiones capaces de observar el planeta de forma directa. La más adecuada para empezar sería un orbitador, pero ninguna podrá empezar a enviar datos hasta dentro de varios años