.

Maria Elena Zuniga vía Unsplash

Tecnología y Sociedad

Cómo las malas noticias de España salvaron a Uruguay del coronavirus

1

El país latinoamericano destaca en la región por su gestión del coronavirus, dominada por la asistencia médica a domicilio, su potente sistema de salud pública y su infraestructura de investigación. Además, las malas noticias desde Europa ayudaron a que la gente siguiera las pautas de distanciamiento social

  • por Krithika Varagur | traducido por Ana Milutinovic
  • 02 Septiembre, 2020

Uruguay ha sido un raro punto brillante en América del Sur devastada por el coronavirus, gracias a una infraestructura de investigación altamente desarrollada, una tradición de atención médica a domicilio y un sólido sistema de salud pública. Dos asesores clave del equipo de respuesta a la pandemia del gobierno explican cómo ampliaron sus pruebas tan rápido y por qué ahora están animando a la gente a salir más.

Los primeros casos en Uruguay se confirmaron el 13 de marzo, y el grupo de trabajo nacional que reunimos de unas 60 personas se reunió con el presidente el 16 de abril. Había dos brazos principales, uno en salud y otro en ciencia de datos y modelado.

38

Muertes por covid al 19 de agosto de 2020. Fuente: Panel de control de la OMS

El número de casos nunca llegó al punto en que no tuvimos control. Casi podría rastrear nuestra epidemia a través de cinco o seis brotes distintos que hemos tenido, todos con alrededor de 50 a 60 casos, y todos están básicamente aislados. El brote más reciente fue en una provincia llamada Treinta y Tres que está cerca de la frontera con Brasil, y este fue el segundo brote que tuvimos de origen brasileño. Esa frontera está técnicamente cerrada, pero hay algunas ciudades fronterizas que son binacionales, por lo que es difícil de hacer cumplir. En realidad, la calle principal de uno de estos pueblos es la frontera. Entonces la gente simplemente cruzará libremente. Realmente no puedes estar tan encerrado como nos gustaría en esas ciudades fronterizas.

En este momento hay una capacidad razonablemente buena de pruebas de PCR. [Nota del editor: la reacción en cadena de la polimerasa, o PCR, es el método estándar para identificar un virus a partir de su material genético]. Hemos desarrollado la capacidad suficiente para que, si hay algún brote, podamos rastrear los contactos no solo de los contactos inmediatos, sino incluso contactos de segundo orden. Hemos estado haciendo eso, además de algunas pruebas aleatorias de personas alrededor de los puntos calientes del brote. En cuanto a las personas que realmente realizan las pruebas de campo, nos hemos basado en la capacidad existente del ministerio de salud en términos de enfermedades infecciosas. Estamos acostumbrados a lidiar con otros tipos de epidemias, como el dengue, y hasta ahora no hemos tenido un número de casos lo suficientemente alto como para involucrar a personas ajenas a su experiencia. Pero no es realmente de alta tecnología. Estos muchachos están haciendo el trabajo como se ha hecho durante mucho tiempo: muchas llamadas telefónicas.

Hubo una respuesta científica temprana incluso antes de que la enfermedad llegara al país en términos de interactuar con redes de investigación alrededor del mundo y compartir reactivos con diferentes universidades y centros en el exterior, como la Universidad de Hong Kong y el Instituto Pasteur en Francia, para generar pruebas de biología molecular aquí. Nuestras primeras pruebas surgieron de un acuerdo entre la Universidad de la República, una filial local del Instituto Pasteur, y nuestro gobierno central.

Una cosa específica que tenemos aquí que quizás no sea tan común en todo el mundo es que tenemos mucha medicina en el hogar. Podemos decirle a la gente que se quede en casa y el médico acudirá a usted, no un paramédico, un médico real. Así que nadie fue al hospital al comienzo de la pandemia y no hubo diseminación [del virus] allí. Los equipos de prueba fueron directamente a las casas de las personas con todo el equipo y realizaron el muestreo allí. Ese fue un factor clave, creo, para mantener bajo control el brote inicial.

Creo que el susto inicial jugó un papel en lograr que la gente siguiera las pautas de distanciamiento social porque recibíamos noticias principalmente de Italia y España, y la mayoría de nuestra población es de origen italiano o español. Estábamos obteniendo estas fotos de Italia y España que eran realmente aterradoras, y cuando el gobierno salió en una conferencia de prensa y dijo "Tienes que quedarte en casa y necesitas distancia social", la gente estaba muy dispuesta a cumplir, incluso si nuestro encierro no era obligatorio.

Hoy, si bien Uruguay tiene una de las poblaciones más ancianas de Sudamérica, creemos que es necesario que los ancianos tengan cariño y conversen en patios o jardines, al aire libre. Hay muy poca infección que ocurre en espacios abiertos. Entonces ahora estamos impulsando redes sociales que interactúan en espacios abiertos, manteniendo la distancia social, y con un período de tiempo relativamente corto, pero tratando de evitar el aislamiento porque eso estaba creando un gran estrés físico y mental en los ancianos.

Una cosa más: tenemos esta popular bebida tradicional aquí llamada mate [un té de hierbas rico en cafeína], que normalmente se pasa de una persona a otra. Esta tradición social, que ha estado con nosotros durante cientos de años, se ha reducido drásticamente. Ya no compartimos mate. Ahora hacemos mate de una sola porción.


Esta entrevista ha sido condensada y editada para mayor claridad.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Un 'deepfake' de Putin alerta a EE. UU. de la fragilidad de su democracia

    Una campaña publicitaria, cuya emisión se prohibió en el último momento, presenta sendos vídeos ultrafalsificados del mandatario ruso y de Kim Jong-un, en los que advierten de que el país no necesita que interfieran en sus próximas elecciones, ya que arruinará su propia democracia por su cuenta

  2. Seis pasos para planificar su vida en tiempos de pandemia e incertidumbre

    El coronavirus ha demostrado que el mundo que conocemos puede cambiar en cualquier momento. En lugar de dejar que la ansiedad le paralice, puede recuperar las riendas de su vida y prepararse para el futuro con prospectiva estratégica, una metodología para tomar decisiones en situaciones de gran volatilidad

  3. El dilema de digitalizar la salud mental: más precisión, cero privacidad

    Cada vez más psiquiatras analizan datos de teléfonos móviles y redes sociales en busca de pistas para diagnosticar y predecir trastornos mentales de forma más objetiva. Pero, sin leyes robustas sobre privacidad, el fenotipado digital psicológico también podría usarse con fines comerciales y discriminatorios