.

AP

Biotecnología

Sin ánimo de lucro: la gran ventaja de la vacuna de Oxford

1

La universidad y AstraZeneca se han comprometido a distribuirla sin generar beneficios mientras la pandemia de coronavirus se mantenga a nivel mundial, y de forma indefinida para países de bajos recursos. Además, puede almacenarse en una nevera tradicional, frente a las de Moderna y Pfizer

  • por Charlotte Jee | traducido por Ana Milutinovic
  • 25 Noviembre, 2020

La noticia: la Universidad de Oxford (Reino Unido) y AstraZeneca han informado que, según los datos provisionales de la fase 3 de su ensayo clínico, su vacuna contra el coronavirus (COVID-19) tiene hasta un 90 % de eficacia. Al combinar datos de dos tipos de dosificación, el ensayo encontró que la vacuna tenía una eficacia del 70 %. El primero tipo de dosis, que fue 90 % eficaz, consistía en una primera dosis reducida a la mitad y una segunda dosis completa. En el segundo, que tuvo 62 % de eficacia, los participantes recibieron dos dosis completas. Más de 24.000 voluntarios están participando en el ensayo en curso en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

Por qué son datos prometedores: aunque aún no han sido enviados para una revisión por pares ni publicación, los investigadores del ensayo aseguran que los datos sugieren que la vacuna también redujo la propagación asintomática. Esto significaría que la vacuna no solo ayuda a detener la enfermedad, sino que también reduce las tasas de transmisión del coronavirus. Nadie que recibió la vacuna fue ingresado ni sufrió una enfermedad grave, y la vacuna funcionó bien en todos los rangos de edad.

La vieja escuela: si bien las vacunas de Pfizer y Moderna se basan en la nueva tecnología de ARNm, la de Oxford es una vacuna de adenovirus más tradicional. Cuenta con una versión debilitada de un virus que causa el resfriado común en los chimpancés, modificado para que no pueda crecer en humanos. Las vacunas de adenovirus son más fáciles de almacenar y transportar. Es por eso por lo que, a diferencia de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna, que requieren un almacenamiento extremadamente frío, la de Oxford se puede almacenar en una nevera, a entre 2 °C y 8 °C.

¿Quién la recibirá? Oxford y AstraZeneca se han comprometido a proporcionar la vacuna sin ánimo de lucro mientras dure la pandemia en todo el mundo y de forma permanente para los países de ingresos bajos y medianos. AstraZeneca ya tiene acuerdos para suministrar 3.000 millones de dosis de la vacuna. Reino Unido ha pedido 100 millones de dosis, suficientes para vacunar a la mayoría de su población. Si se aprueba, el suministro comenzará antes de Navidad. Australia también ha solicitado 34 millones de dosis.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Rediseñar vacunas contra nuevas cepas será rápido y fácil, según Moderna

    La farmacéutica cree que podrá crear nuevas versiones en semanas, las cuales no necesitarían pasar por grandes ensayos clínicos para demostrar que funcionan. Este tipo de planes se vuelven imprescindibles a medida que el virus acumula mutaciones que podrían ayudarle a resistir a las vacunas ya aprobadas

  2. La fracasada e histórica lucha del FBI contra el espionaje industrial chino

    Los esfuerzos de la agencia por proteger los secretos comerciales de su sector agrotecnológico no han disuadido a los espías extranjeros y parece que solo han servido para aumentar el poder y el monopolio de gigantes como DuPont y Monsanto a costa de su propia industria

  3. La inmunidad a la COVID-19 podría mantenerse durante años

    Un estudio en 'Science' muestra que la mayoría de supervivientes mantienen buenos niveles de protección hasta ocho meses después de los primeros síntomas. Este resultado sugiere que las células inmunitarias preparadas para combatir al coronavirus deberían persistir durante mucho tiempo