.

La cápsula en el desierto australiano. Crédito: JAXA

Espacio

La Tierra recibe con éxito 0,1 gramos de polvo de roca extraterrestre

1

El domingo, la nave espacial japonesa Hayabusa-2 nos envió una cápsula con muestras del recogidas del asteroide Ryugu, a 290 millones de kilómetros de distancia. El material podría ayudarnos a descubrir el proceso de formación del sistema solar y de planetas habitables como la Tierra

  • por Charlotte Jee | traducido por Ana Milutinovic
  • 10 Diciembre, 2020

La noticia: la cápsula que contiene la primera muestra de la superficie del asteroide Ryugu regresó a la Tierra el domingo 6 de diciembre en "perfectas" condiciones, según sus responsables.

La muestra fue recogida tras una misión de seis años por parte de la nave espacial japonesa Hayabusa-2 desde Ryugu, a 290 millones de kilómetros de distancia. Hayabusa-2 se acercó a la Tierra y soltó la cápsula, que luego atravesó la atmósfera a gran velocidad antes de desplegar un paracaídas. La cápsula de 16 kilogramos, que contiene alrededor de 0,1 gramos de polvo de roca, aterrizó de forma segura en Woomera (Australia) a las 4:37 hora local y fue localizada y recogida poco después por un equipo especializado liderado por la agencia espacial japonesa, JAXA.

Foto: La valiosa muestra se empaqueta cuidadosamente para poder llevarla a Japón para analizarla. Créditos: JAXA

Foto: El equipo inspecciona minuciosamente el lugar donde cayó la cápsula. Créditos: JAXA

La importancia: es la segunda vez en la historia que una muestra de un asteroide llega a la Tierra; la primera tuvo lugar con la primera misión Hayabusa, que no pudo traer más que unos pocos microgramos de polvo del mismo asteroide. Se espera que las nuevas muestras ayuden a los investigadores a comprender la formación del sistema solar, incluida la de planetas habitables como la Tierra.

Los asteroides son como cápsulas del tiempo de la historia espacial antigua porque su composición física y química se conserva mucho mejor que la de un planeta, que con el tiempo cambia más. Ryugu también debería ayudarnos a comprender qué tipos de elementos y compuestos pudieron haber sido enviados a la Tierra antigua a través de los impactos de los meteoritos. Después de soltar su valiosa carga, Hayabusa-2 volvió a encender sus motores y ya se dirige hacia el asteroide 2001 CC21 para un sobrevuelo en julio de 2026, y luego tendrá un encuentro con el asteroide 1998 KY26 en julio de 2031.

Siguientes pasos: la cápsula se está trasladando a Japón, donde descubriremos exactamente cuánto material del asteroide reunió, y los investigadores podrán empezar a analizarlo para ver qué información contiene.

Espacio

  1. Las siete grandes innovaciones de los trajes espaciales del futuro

    Adiós a los trajes toscos y peligrosos que impedían el movimiento y no se adaptaban al cuerpo de las mujeres. Los nuevos modelos xEMU de la NASA lograrán que los próximos viajes y estancias de los astronautas en la Luna sean lo más cómodos y seguros posibles

  2. Las 11 misiones espaciales más importantes que esperamos en 2021

    Como casi todo, el sector espacial se vio muy afectado por la pandemia, pero eso podría cambiar este año. Presentamos las 11 misiones cuyo lanzamiento o nuevos logros esperamos ver en los próximos meses y sus probabilidades de éxito. Puede que algunas se retrasen meses o incluso años

  3. Así es DART, la hazaña para evitar que un asteroide destruya la Tierra

    Si todo va bien, la prueba de redireccionamiento doble de asteroides impactará contra Dimorphos en 2022 para modificar su velocidad en un milímetro por segundo a unos 11 millones de kilómetros de distancia. Se trata de la primera misión que aspira a modificar el sistema solar en lugar de estudiarlo