.

AP

Tecnología y Sociedad

Un ciberataque ha robado datos confidenciales de la vacuna de Pfizer

1

La Agencia Europea del Medicamento afirma que un grupo hacker ha accedido ilegalmente a documentos privados que podrían incluir la composición exacta y detalles de fabricación. Aunque el suceso no tendrá impacto en los planes de lanzamiento en Europa, la información podría ser muy valiosa para otros países y empresas

  • por Patrick Howell O'Neill | traducido por Ana Milutinovic
  • 11 Diciembre, 2020

La Agencia Europea del Medicamento, responsable de evaluar la vacuna contra el coronavirus (COVID-19) de Pfizer y BioNTech, afirma que ha sufrido un ciberataque

Apenas unos días después de que dicha vacuna se administrara primera vez en Reino Unido, alguien "accedió ilegalmente" a los documentos sobre la regulación de la vacuna, según las autoridades europeas. 

La de Pfizer y BioNTech, conocida como BNT162b2, es la única vacuna aprobada hasta la fecha en los países occidentales. El ataque no tendrá ningún impacto en su lanzamiento en Europa.

Gran parte de la lista de ingredientes de la vacuna es pública, pero la Agencia Europea del Medicamento probablemente dispone de información no pública, como los datos exactos sobre sus ingredientes activos y detalles de fabricación. Los reguladores no serían los únicos en tener acceso a este tipo de información, pero dado que la agencia es un centro de coordinación, tendrá información confidencial que los hackers patrocinados por gobiernos podrían encontrar valiosa.

Parece que no se han detectado violaciones en los sistemas de BioNTech y Pfizer ni hay señales de que se haya accedido a los datos personales, según un comunicado de BioNTech. La policía ya está investigando el caso.

Este ataque a la Agencia Europea del Medicamento para conseguir información sobre las vacunas sigue la línea de una creciente oleada de actividad de ciberespionaje, a medida las naciones intentan aprender más sobre la pandemia en todo el mundo.

El mes pasado, se informó que un grupo hacker financiado por algún gobierno intentó comprometer la cadena de suministro de vacunas. Su ataque tenía un enfoque específico en la tecnología y los procesos que mantienen las vacunas bajo un frío extremo durante su traslado. En el último año, ciberdelincuentes vinculados con Rusia y Corea del Norte han atacado a empresas que investigan vacunas y tratamientos contra el coronavirus. Los hackers chinos e iraníes fueron acusados por Estados Unidos de intentar robar las investigaciones relacionadas con estos estudios.

Tanto Rusia como China ya han comenzado a vacunar a sus ciudadanos. En EE. UU., la FDA se reunió ayer para decidir si otorga la Autorización de Uso en Emergencia a la vacuna de Pfizer y BioNTech, y volverá a reunirse de nuevo la próxima semana para tomar una decisión sobre otra vacuna de la empresa farmacéutica Moderna.

Las preocupaciones por la ciberseguridad han complicado aún más una pandemia que ya resulta bastante devastadora de por sí. Los ciberdelincuentes oportunistas también han lanzado ataques ransomware algunos hospitales destacados.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. ¿Cree que Silicon Valley se muere? Yo no apostaría por ello

    La fuga de varias grandes empresas tecnológicas de la cuna de la innovación parece advertir que la región está en las últimas. Pero no se equivoque, hay muchos los factores involucrados en la creación de este tipo de núcleos tecnológicos y aún no se sabe cuál será la próxima gran tecnología revolucionaria

  2. Dar una sola dosis de la vacuna al doble de gente podría salvar más vidas

    Varios estudios sugieren que administrar ambas dosis en el plazo recomendado podría ser menos eficaz para detener la pandemia que inyectar solo la primera al doble de gente en menos tiempo. Pero no hay consenso científico y el cambio podría ralentizar las campañas e impulsar nuevas variantes

  3. Riesgos y beneficios del pase verde de Israel y otros certificados de inmunidad

    Todo el mundo está planteando estrategias que ayuden a la gente vacunada o inmune a recuperar la normalidad, desde aplicaciones ultratecnológicas a simples cartillas en papel. El enfoque israelí es el más avanzado, pero se enfrenta a distintos riesgos y problemas de seguridad, privacidad y desigualdad