.

Doris Muia y su hijo en su granja de maíz en el condado de Machakos (Kenia).

Biotecnología

El maíz híbrido que asegura la producción cuando hay sequía en Kenia

1

El rendimiento de este cultivo en el África subsahariana es menos de un tercio que el de EE. UU., principalmente por la escasez de lluvias. Para evitar este problema, algunos agricultores han empezado a plantar la variedad SAWA, específicamente diseñada para resistir el estrés hídrico

  • por Katie Mclean | traducido por Ana Milutinovic
  • 04 Enero, 2021

 

Doris Monica Muia. Agricultora de maíz en Kenia.

Soy agricultora desde hace seis años, principalmente de maíz, pero también de café y boniato. Hace dos años, empecé a usar una semilla de maíz híbrida llamada SAWA, desarrollada específicamente para resistir en condiciones de sequía por científicos del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT), con sede en México.

La primera muestra me la dio la empresa local de semillas Dryland Seed Limited, y ahora es muy popular, así que muchos de nosotros la compramos directamente. Esta semilla híbrida es, sin duda, mejor que las variedades tradicionales y genera una mayor cosecha. El sabor también es diferente, es un poco más dulce. Comemos mucho maíz en Kenia; es nuestro alimento básico, especialmente para ugali, una especie de gachas de harina de maíz. 

Tenemos dos épocas de cosecha. La principal va desde octubre hasta diciembre, y la otra, más pequeña, desde febrero hasta abril. Si alguien viene aquí en julio o agosto, es un muy mal lugar para estar. Hace demasiado calor. Con este híbrido, a pesar de tener poca lluvia, se produce un maíz muy bueno. Y no acaba muy afectado por el sol. La nueva variedad sufre menos enfermedades, como el tizón del norte de la hoja del maíz, la mancha gris de la hoja, el virus del rayado del maíz o la necrosis letal del maíz, una enfermedad viral que fue un gran problema para nosotros cuando apareció en 2011.  

Como estamos a principios de octubre, en estos momentos estoy limpiando la granja y poniendo estiércol de las vacas. Estoy a la espera, comprando más semillas y esperando la lluvia. El precio de venta que fija el Gobierno para el maíz todavía no es muy bueno, lamentablemente. Pero tengo más cultivos que algunos de mis vecinos, que a veces reciclan semillas y no producen tanto. Con las semillas ordinarias, hay que tener mucho más cuidado por bastante menos producto. Y ninguno de nosotros realmente puede permitirse otros gastos como fertilizantes, así que cualquier otra forma de hacer que nuestro terreno sea más productivo es buena.

*Este artículo forma parte de una serie sobre cómo las innovaciones ocultas producen los alimentos que comemos al precio que pagamos.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Rediseñar vacunas contra nuevas cepas será rápido y fácil, según Moderna

    La farmacéutica cree que podrá crear nuevas versiones en semanas, las cuales no necesitarían pasar por grandes ensayos clínicos para demostrar que funcionan. Este tipo de planes se vuelven imprescindibles a medida que el virus acumula mutaciones que podrían ayudarle a resistir a las vacunas ya aprobadas

  2. La fracasada e histórica lucha del FBI contra el espionaje industrial chino

    Los esfuerzos de la agencia por proteger los secretos comerciales de su sector agrotecnológico no han disuadido a los espías extranjeros y parece que solo han servido para aumentar el poder y el monopolio de gigantes como DuPont y Monsanto a costa de su propia industria

  3. La inmunidad a la COVID-19 podría mantenerse durante años

    Un estudio en 'Science' muestra que la mayoría de supervivientes mantienen buenos niveles de protección hasta ocho meses después de los primeros síntomas. Este resultado sugiere que las células inmunitarias preparadas para combatir al coronavirus deberían persistir durante mucho tiempo