.

Biotecnología

En el interior de la fábrica que da color a los alimentos

1

Nos hemos colado en la planta IFC Solutions, donde se producen colorantes alimentarios tanto naturales como artificiales en casi cualquier tono deseado. Sus Color Bits se fabrican sobresaturando colorantes líquidos y luego añadiendo un agente espesante, como azúcar de maíz

  • por Christopher Payne | traducido por Ana Milutinovic
  • 05 Enero, 2021

IFC Solutions en Nueva Jersey (EE. UU.) fabrica colorantes alimentarios tanto naturales como artificiales en "casi cualquier tono deseado", afirma la empresa. Esta variedad cromática habría sido difícil de imaginar a mediados del siglo XIX, cuando se creó el primer colorante alimentario artificial (púrpura) a partir de subproductos del carbón. Estos "bocados de color" o Color Bits son apreciados por los fabricantes de dulces porque son fáciles de mezclar en masas calientes de caramelos y tienen poca humedad, lo que hace que se mantengan durante mucho tiempo.

Los Color Bits se fabrican sobresaturando colorantes líquidos (izquierda) y luego añadiendo un agente espesante, como azúcar de maíz (derecha).

Scarlet Shade Red C (bandeja a la izquierda) y Striping Red C (bandeja a la derecha) se vuelven mucho más brillantes una vez diluidos. Si ha comido un bastón de caramelo en EE. UU., es probable que la franja roja provenga de una bandeja como la de la derecha. Ambas son mezclas patentadas basadas en Red 40, un colorante sintético también conocido como Rojo Allura AC. Una vez que la torta resultante se seca, se corta en trozos.

 

 

 

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Rediseñar vacunas contra nuevas cepas será rápido y fácil, según Moderna

    La farmacéutica cree que podrá crear nuevas versiones en semanas, las cuales no necesitarían pasar por grandes ensayos clínicos para demostrar que funcionan. Este tipo de planes se vuelven imprescindibles a medida que el virus acumula mutaciones que podrían ayudarle a resistir a las vacunas ya aprobadas

  2. La fracasada e histórica lucha del FBI contra el espionaje industrial chino

    Los esfuerzos de la agencia por proteger los secretos comerciales de su sector agrotecnológico no han disuadido a los espías extranjeros y parece que solo han servido para aumentar el poder y el monopolio de gigantes como DuPont y Monsanto a costa de su propia industria

  3. La inmunidad a la COVID-19 podría mantenerse durante años

    Un estudio en 'Science' muestra que la mayoría de supervivientes mantienen buenos niveles de protección hasta ocho meses después de los primeros síntomas. Este resultado sugiere que las células inmunitarias preparadas para combatir al coronavirus deberían persistir durante mucho tiempo