.

Otros

Intercambio de Archivos Sobrecargados

1

Colaborar con las redes de intercambio de archivos podría evitar el congestionamiento.

  • por Kurt Kleiner | traducido por Rubén Oscar Diéguez para Opinno
  • 16 Diciembre, 2008

A medida que los proveedores de servicios de Internet (ISP) luchan con el aumento de tráfico de las redes de intercambio de archivos P2P, algunas han recurrido simplemente a la estrangulación de este tráfico. Esto ha provocado la ira de los usuarios y de los reguladores. Usando un esquema que podría lanzarse a principios del año próximo, algunos ISP piensan aplicar un método diferente: colaborar con las redes de intercambio de archivos para que compartan los archivos más eficazmente.

El esquema nuevo se llama Portal del Proveedor para Aplicaciones (P4P) y es un estándar, abierto y voluntario, que exige que los ISP compartan algo de información respecto a la forma en que están trazadas sus redes. Las pruebas iniciales han mostrado que el esquema P4P puede agilizar espectacularmente la velocidad de descarga para quienes intercambian archivos, mientras que también reduce los costes de banda ancha para los ISP.

El intercambio de archivos P2P (peer-to-peer) ha explotado durante la última década a raíz del aumento de consumidores de banda ancha y la demanda creciente de grandes cantidades de datos. Más que suministrar archivos desde un punto centralizado, las redes de intercambio de archivos dispersan los artículos entre miles de ordenadores individuales y ayudan a los usuarios a encontrar y descargar esos datos. El intercambio de archivos ahora supone alrededor del 70 por ciento de todo el tráfico en la Red, y a algunos ISP se les ha hecho difícil encargarse de este aumento de carga. En agosto, la Comisión Federal de Comunicaciones reprochó a Comcast por tratar de estrangular el tráfico P2P en su red.

El protocolo nuevo reduce el tráfico de intercambio de archivos al hacer que algunos ISP revelen un poco de información interna de sus redes a los “rastreadores” P2P. Los “rastreadores” son servidores que se utilizan para ubicar archivos que puedan descargar posteriormente. Los rastreadores, entonces, pueden utilizar esta información en red para coordinar el intercambio de archivos más eficazmente al conectar ordenadores que están más cerca y compartir así los archivos al menor coste de recursos para los ISP involucrados. Como ejemplo, digamos que alguien que tiene un cliente Bit Torrent está intentando descargar un MP3. Dada la situación actual, el archivo puede llegar desde un ordenador que está del otro lado del mundo, aunque un vecino suyo también tenga una copia. Al utilizar P4P, el rastreador sabe cómo conectar ordenadores que están más cerca y haciendo que los bits viajen a menor distancia.

“Como una empresa de servicio P2P, sabíamos que para una comercialización exitosa del servicio, los operadores de redes debían colaborar”, comenta Robert Levitan, director ejecutivo de Pando Networks, una empresa que ofrece servicios de distribución de contenidos entre pares a nivel comercial. “En vez de congestionar al tráfico, tuvieron que involucrarse en él”.

Pando es miembro fundador del Grupo de Trabajo P4P, un consorcio lanzado en 2007 con el objetivo de desarrollar y probar tecnologías nuevas para hacer que el P2P fuera más eficiente. Entre los miembros están Verizon y Comcast, vendedores de software para servicios P2P como BitTorrent, fabricantes de equipamientos de red como Cisco Systems, e instituciones académicas como Yale y la Universidad de Washington.

Las pruebas a escala pequeña realizadas en marzo por los investigadores de Yale, Pando, Verizon, y el Grupo Telefónica sugieren que el sistema podría acortar la distancia media que deben viajar los datos, de 1.000 a 160 millas. Y reducir la cantidad de conexiones que deban hacerse a través de los centros principales de 5,5 a 0,69. Esto ayudaría a que los ISP evitaran los costes en que incurren cuando la información pasa por las redes principales. El método también beneficiaría a los usuarios al aumentar las velocidades de descarga en un promedio del 20 por ciento según esas pruebas.

Un estudio más reciente, que se realizó este otoño con Comcast, Verizon y AT&T, demostró que las velocidades de descarga P2P podía aumentarse de entre 50 a 150 por ciento utilizando esta tecnología. Y la cantidad de contenido que se distribuye íntegramente dentro de cada ISP debería aumentar del 14 por ciento hasta un 89 por ciento.

Pero el método P4P no carece de desafíos. El protocolo depende de que los ISP hagan sus cálculos y que le entreguen sus “valores distancia-p” a los rastreadores de 2P2 para indicarles cuál es la mejor manera de conectar a quienes intercambian archivos. También existe una cuestión legal. Como muchos de los archivos que se intercambian en las redes P2P violan los derechos de autor, los ISP querrán asegurarse de que cooperar con estas redes no les hará responsables.

De todos modos, Richard Woundy, vicepresidente senior de software y aplicaciones en Comcast, admite que la idea es atractiva. Woundy dice que “los ISP se benefician porque el tráfico no recorre tanta infraestructura. Permanece dentro del área de una ciudad o al menos dentro del ISP. No es como pasar sobre un link de tránsito para llegar a un proveedor con quien contactarse en Internet."

Doug Pasko, miembro principal del equipo técnico en Verizon, dice que Pandora y Verizon planean lanzar la puesta en funcionamiento del P4P pronto, posiblemente para fines de enero. El grupo de trabajo del P4P también presentó una solicitud ante la Fuerza de Tareas de Ingeniería de Internet para obtener la aprobación oficial del estándar P4P, y Pasko piensa que no tendrán problemas legales. “En sí, P4P no aumenta nuestro riesgo legal. Eso es porque estamos ofreciendo orientación para optimizar. No tenemos información alguna respecto a los contenidos”, concluye Pasko.

Comcast también está interesada en poner en marcha la tecnología, comenta Barry Tishgart, vicepresidente de servicios de Internet de la empresa. “Nuestro deseo es que queremos hacerlo. Los resultados de nuestra prueba son muy positivos”, comenta. Pero las pruebas realizadas hasta el momento fueron pequeñas. La que se realizó este otoño consistía en compartir un único archivo de video de 21 megabytes que descargaron 15.000 veces. Por eso, Tishgart quiere ver qué pasa cuando archivos más grandes y multitudes intenten descargar un archivo popular.

Por último, el éxito del esquema depende de que se pongan de acuerdo los mil, o más, rastreadores P2P que existen actualmente para usar el protocolo P4P. Tishgart dice que tienden a mostrarse desconfiados respecto a los motivos de los ISP. Pero si ven las ganancias de rendimiento para sus usuarios y ninguna desventaja, es probable que estén más dispuestos a colaborar.

Otros

  1. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  2. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas

  3. Convertir metano en CO2: la nueva estrategia contra el cambio climático

    Aunque nuestro volumen de emisiones de este gas es mucho menor, tiene un efecto mucho más potente sobre el calentamiento global. Una nueva investigación sugiere que capturarlo de la atmósfera y transformarlo en dióxido de carbono nos podría dar un 'respiro' climático a corto plazo