.

El director sénior de Ventas Cloud de Oracle, Lucas Roson

Habla el mercado

Los 14 años de la nube, la tecnología que ayuda a todas las empresas

1

A pesar del enorme crecimiento del sector y de su alzamiento como herramienta corporativa estratégica, aún hay compañías que dudan de sus beneficios y temen incorporarla

  • por Habla el mercado | traducido por
  • 12 Abril, 2021

¿Todavía habrá alguien que no sepa qué es la nube? Cuesta creerlo. En los casi 15 años que han pasado desde el nacimiento de la computación cloud, su uso, servicios y aplicaciones no han dejado de crecer, y se ha convertido en una de las principales líneas de negocio de algunas de las empresas más importantes del mundo.

Sin embargo, a pesar de que los beneficios de esta tecnología que ya están al alcance de cualquier empresa, independientemente de su tamaño y sector, algunas todavía tienen dificultades para verlos y adquirir una comprensión profunda de las ventajas que aporta. Por ello, en este episodio de Laboratorio de Ideas, profundizaremos en todos los detalles de la nube de la mano de uno de los principales proveedores de este servicio a nivel mundial, el director sénior de Ventas Cloud de Oracle, Lucas Roson.

Para los familiarizados con la tecnología, el responsable lanza esta definición: "La nube es el acceso a recursos de cómputo y aplicaciones bajo un modelo de uso flexible a demanda que permite la democratización de estos recursos para todo tipo de empresas e individuos, desde una pyme, que tal vez no tiene la posibilidad de acceder a grandes inversiones de capital, hasta una empresa mediana o grande que sí la tiene, pero prefiere invertirlo en su negocio y usar la tecnología como servicio".

Pero, consciente de que esta explicación no basta para abordar la complejidad de operar en este entorno, Roson detalla que Oracle se enfoca, precisamente, en que sus clientes no tengan que preocuparse por ninguna de estas gestiones. Y afirma: "Nosotros, como proveedor de nube, le decimos a nuestro cliente: 'Tú tranquilo, tú dedícate a vender seguros, o a vender fianzas, dedícate a vender un plan de telefonía, y yo me ocupo de operar tu base de datos, de operar tu centro de datos y de darte todo el servicio'. Ya no es: 'Yo te vendo el producto y tú lo resuelves'".

Se trata de una filosofía centrada en el cliente, en la que el proveedor no solo ofrece el servicio, sino que lo gestiona desde todos sus ángulos, para que el usuario pueda centrarse exclusivamente en su negocio y su aporte de valor. Para lograrlo, Roson detalla que cerca del 70 % de la plantilla de Oracle gente técnica dedicada a "desarrollar y dar soporte a los productos, y a ayudar a los clientes a que entiendan cómo adoptar dichos productos de la mejor manera".

Pero ¿cómo ha logrado una empresa con más de 40 años de historia posicionarse entre los líderes de una tecnología tan nueva? Además de mantener como valor principal el ofrecer un servicio de calidad a sus clientes, el entorno cloud de Oracle pertenece a la segunda generación de la nube. Para Roson, este concepto podría resumirse como "aprender de los errores y tener ganas de progresar".

El responsable explica que el primer enfoque de Oracle para la nube consistió en generarla "lo más rápido posible y bajo niveles estándares de mercado. Y, aunque valora el éxito de esta primera versión, añade: "No quedamos completamente conformes con ese primer intento, simplemente cumplía con lo que el mercado ya tenía, así que decidimos asumir el riesgo e invertir para desarrollar la GENERACION 2".

Gracias a la apuesta por esta aventura, Roson detalla: "Ahora sí tenemos diferenciadores clave que la convierten definitivamente en la nube más completa del mercado, garantizando los mejores niveles de servicios bajo una arquitectura diseñada específicamente para garantizar la seguridad de los datos y la inclusión de tecnologías emergentes desde el corazón de las aplicaciones y de los componentes de la tecnología,  lo que nos permite automatizar y hacer más eficientes los procesos de nuestros clientes".

Esta autoexigencia también quedó patente ante el aumento exponencial de la demanda que Oracle está viviendo a causa de la pandemia de coronavirus (COVID-19). Roson detalla: "Muchos clientes están siendo muy exigentes con su transformación, con buscar nuevos modelos operativos que les permitan diferenciarse de la competencia y ser más ágiles. Esto nos puso una presión enorme de tener que ser extremadamente creativos en los modelos de negocio, pero, en vista de nuestros resultados de negocio, esta experiencia ha sido muy positiva para la compañía".

Pero, más del impacto positivo que esta exigencia ha supuesto para la propia Oracle, las ventajas nube se mantienen como palanca de transformación y mejora para cualquier empresa. De hecho, para Roson, la pregunta que deben hacerse las compañías que aún no están en la nube no es si deben hacerlo o no, sino cuándo y, sobre todo, con quién. "Deben elegir muy bien cuál es el proveedor que les puede dar ese journey, ese camino. Deben elegir con qué proveedor se sentirían cómodos, empezar poco a poco y luego crecer".

Hasta aquí, un pequeño resumen del episodio de Laboratorio de Ideas junto a Lucas Roson. Si quiere profundizar más en la nube, sus retos de privacidad y seguridad, y las distintas opciones de productos y servicios que se ofrecen, no se pierda el episodio completo.

Habla el mercado

  1. Colaboración y agilidad: la receta para digitalizarse en un tiempo récord

    El comercio electrónico no existía cuando nació Grupo AXO y ahora representa una de sus principales fuentes de ingresos. ¿Cómo logra un 'retailer' analógico convertirse en uno de los líderes del 'e-commerce' en cuestión de un puñado de años?

  2. Autonomía y visualización: ventajas clave del almacenamiento 'cloud'

    A pesar de que la oferta de servicios en la nube no para de crecer, no todos los proveedores son iguales. Resulta imprescindible analizar todas las opciones para encontrar aquella que se ajuste mejor a las necesidades de cada cliente

  3. Lecciones de una empresa centenaria para sobrevivir a los cambios

    El comercio existe casi desde que el mundo es mundo, pero no ha dejado de cambiar en toda su historia. Ya sea en este sector o en cualquier otro, las compañías deben aprender a adaptarse a las transformaciones sociales y económicas que vengan