.

Un asentamiento no planificado en Rocinha, Río de Janeiro.

Tecnología y Sociedad

Las ciudades del futuro miran el destino de las favelas de Brasil

1

La mayoría de ciudades del mundo nacieron como asentamientos no planificados. Actualmente más de 2.000 millones de personas viven en lugares de este tipo y la cifra no para de crecer. La tecnología y el urbanismo pueden ayudar a estructurarlos para mejorar la calidad de vida de sus habitantes

  • por Fábio Duarte | traducido por Ana Milutinovic
  • 24 Mayo, 2021

No es fácil moverse por el barrio de Rocinha en Río de Janeiro (Brasil). Sus edificios están muy pegados y se construyeron de una forma tan desorganizada que desafía los sistemas de identificación tradicionales como los nombres y números de las calles. Rocinha es una favela, una de las más grandes entre los cientos de asentamientos no planificados que llevan apareciendo en las afueras de las ciudades brasileñas desde el siglo XIX. Más del 5 % de la población del país vive en comunidades como estas, y solo Rocinha cuenta con 100.000 habitantes. 

El reto de moverse por Rocinha ha dado lugar a algunas soluciones creativas, como el programa del "cartero amigable": las empresas dejan los paquetes en un punto central de entrega y un equipo de residentes de Rocinha los recoge y distribuye, pues son los únicos mensajeros lo suficientemente familiarizados con la zona para saber navegar por sus laberínticas calles. 

Casi sin ayuda ni gestión oficial y con escasas oportunidades económicas, los habitantes de las favelas luchan contra unas condiciones de vida insalubres y violencia frecuente. El gran muro de segregación social significa que los recursos de la ciudad, incluida la electricidad y el agua potable, deben tomar caminos tortuosos e inciertos para llegar a estos barrios. La esperanza de vida en las favelas es de solo 48 años, 20 años menos que la media nacional. 

Se ha hablado mucho del vertiginoso crecimiento de las ciudades del mundo, pero pocos son conscientes de cómo se está produciendo la mayor parte del crecimiento urbano. Los nacimientos y las migraciones se concentran en el mundo en desarrollo y, con la excepción de China, la mayor parte del nuevo tejido urbano no es oficial: hay más barrios marginales que rascacielos. A pesar de todos nuestros ensueños futuristas, la ciudad del mañana probablemente no será muy diferente de Rocinha.

En el siglo XX, el Gobierno brasileño intentó erradicar las favelas y sustituirlas por viviendas públicas oficiales, pero las excavadoras no pudieron seguir el ritmo de la masiva migración urbana que ayudó a crecer a estos asentamientos. 

A pesar de todos nuestros ensueños futuristas, la ciudad del mañana probablemente no será muy diferente de Rocinha.

Otros gobiernos y planificadores urbanos también han intentado evitar que tales asentamientos se formen o desmantelarlos, pero el enfoque ha demostrado ser una estrategia perdedora. Se estima que más de 2.000 millones de personas en todo el mundo viven en sitios así.

A principios de la década de 2000, la ciudad de Medellín (Colombia), inició un proceso de reconocimiento que inspiraría al mundo. Los asentamientos no planificados se habían extendido hacia las montañas y la ciudad se comprometió a dar el mismo servicio a estas comunidades que a cualquier otra. Comenzó construyendo una red de teleféricos que se elevaban por encima del suelo que históricamente había dividido la ciudad. 

Los esfuerzos por erradicar estas comunidades dieron paso a su incorporación; el Gobierno los eligió como emplazamientos para nuevas bibliotecas y parques públicos. Desde entonces y a pesar de algunas deficiencias, el modelo de Medellín se ha convertido en el estándar de oro en América Latina y en todo el mundo. 

Veinte años después de que Medellín empezara a adoptar este enfoque innovador, las nuevas tecnologías ofrecen un conjunto de herramientas aún más poderosas. En la actualidad, la ciudad de Río de Janeiro y el Senseable City Lab del MIT (EE. UU.) están colaborando para mapear digitalmente la totalidad de Rocinha por primera vez

Los investigadores de nuestro equipo llevan escáneres 3D por sus estrechos callejones e inclinadas colinas, con la esperanza de capturar cada centímetro de este barrio de 1,5 kilómetros cuadrados. Se generan alrededor de 300.000 puntos de datos por segundo. 

Foto: imagen de los datos recopilados por un escaneo 3D de Rocinha en Río de Janeiro.

El coste de escanear toda la comunidad de Rocinha rondará los 50.000 euros, un precio que creemos que se pagará por sí solo al habilitar aplicaciones útiles para sus residentes. Con un mapa preciso de Rocinha, la ciudad podría facilitar el acceso a servicios públicos como el agua y la recogida de residuos, mejorar los callejones y crear plazas y lugares públicos.

Estos mapas también se podrían usar para los registros de propiedad, que se podrían gestionar e intercambiar en una cadena de bloques para evitar la burocracia y reducir el coste del cambio de titularidad. Reconocemos que construir un sistema de este tipo a partir de escaneos 3D puede generar preocupaciones sobre la privacidad de los datos. No obstante, si logramos abordarlas, los habitantes de las favelas podrían comprar y vender propiedades más fácilmente que en cualquier sistema oficial de registro de propiedades.

Tener un mejor conocimiento de la distribución física de las favelas también podría mejorar sus condiciones de vida. Los diseñadores urbanos podrían usar estos datos para decidir dónde instalar unas escaleras o qué estructuras habría que quitar para permitir la entrada de más aire, sol o luz.

Vale la pena recordar que la mayoría de las ciudades nacieron de manera informal.

Claramente, la solución a largo plazo para los problemas más apremiantes a los que se enfrentan los residentes de las favelas consiste en abordar los problemas sociales que provocaron la construcción de estos asentamientos en primer lugar. Cada país tiene sus propios desafíos. Brasil debe reducir la desigualdad social, Europa occidental debe repensar la inmigración de sus antiguas colonias y las naciones de todo el mundo deben prepararse para un repunte en la migración relacionada con el cambio climático

La forma que elijamos para responder a las favelas, a los barrios marginales y a los campos de refugiados durante los próximos años definirá las actitudes políticas y culturales que determinarán su futuro a largo plazo. Vale la pena recordar que la mayoría de las ciudades nacieron de una manera informal. 

Muchas partes de París (Francia) eran así hasta las intervenciones del barón Haussmann, cuyo rediseño del siglo XIX fue posible gracias a la fuerza de un hombre militar. Hace 50 años, Singapur todavía era una ciudad de barrios marginales. Nueva York (EE. UU.) antes tenía más asentamientos ilegales que cualquier otro lugar de Estados Unidos, pero las olas de gentrificación nos han permitido olvidar esa desordenada historia. 

El camino a la ciudad del mañana pasa por Rocinha. Nuestras decisiones en esta generación (ignorar, erradicar o integrar) ayudarán a decidir el destino de miles de millones de personas que nacerán en los próximos años. Los residentes de las favelas ya son expertos en gestionar la informalidad; algunos estaban mapeando sus comunidades con lápiz y papel mucho antes de que comenzáramos nuestro trabajo con escáneres 3D. Si colaboramos con ellos, podemos encontrar un nuevo equilibrio entre las fuerzas de arriba a abajo y de a hacia arriba que han dado forma a las ciudades desde su origen.

*Fábio Duarte y Carlo Ratti son investigadores del Senseable City Lab del MIT. Washington Fajardo es el secretario de Urbanismo de la Ciudad de Río de Janeiro.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Estos códigos dan acceso a servicios básicos en barrios desfavorecidos

    Una serie de caracteres alfanuméricos exclusivos sirven a ciudadanos de la India sin dirección física para recibir en sus casas atención médica e incluso comida a domicilio. Aunque se han realizado proyectos similares en EE. UU. y Somalia, el sistema aún no se ha popularizado entre empresas y gobiernos

  2. Reseñas negativas: el boicot de los antivacunas a los bares

    Las críticas en forma de 'spam' están afectando a los hosteleros que intentan volver a abrir sus puertas de forma segura y piden pruebas de vacunación para entrar. Los locales estadounidenses reciben incluso comentarios falsos de Europa, y las grandes plataformas no siempre son ágiles para eliminarlos

  3. "Es un cacharro que zumba": cómo la tecnología modeló Los Ángeles

    La meca del cine también fue epicentro de la industria aeroespacial décadas antes de que SpaceX se instalara en ella. En una ciudad en la que destaca el uso del coche y que fue forjada con un sistema de tranvías, tres escritores explicaron por qué la veían como una máquina