.

Julian Glander

Tecnología y Sociedad

Los baños públicos intentan recuperar el estatus de infraestructura esencial

1

A pesar de que cumplen un servicio público imprescindible para que las ciudades sean más higiénicas y hospitalarias, suele ser difícil encontrar uno. Varias ciudades llevan tiempo instalando modelos modernos e innovadores capaces de devolverles su utilidad

  • por Andrew Giambrone | traducido por Ana Milutinovic
  • 07 Junio, 2021

Aunque los baños públicos satisfacen las necesidades humanas más básicas, no siempre son fáciles de encontrar. Algunas ciudades, incluidas Portland en Oregón (EE. UU.) y Montreal (Canadá), responden a este desafío con retretes independientes que cualquiera puede usar de forma gratuita.

Hay aproximadamente 20 "Portland Loos" repartidos por esa ciudad, mientras que el centro de Montreal ha instalado cuatro inodoros autolimpiables desde 2018 (que quedaron abiertos durante la pandemia). Aunque difieren en su complejidad técnica, ambas ciudades tienen el potencial de hacer que las comunidades urbanas sean más hospitalarias e higiénicas.

Otras ciudades, como París (Francia) y San Francisco (EE. UU.), también gestionan sus baños públicos, pero Portland y Montreal destacan por sus enfoques únicos de tratar los baños como infraestructura esencial. Loo ha demostrado ser especialmente exitoso: la empresa fabricante ha vendido docenas de unidades, que ya están instaladas en aproximadamente 20 ciudades de América del Norte. Es más barato y tiene un diseño mucho más simple que el modelo técnicamente más avanzado de Montreal (TMAX), pero debe limpiarse manualmente. Los baños de Montreal se limpian solos después de cada uso, aunque los trabajadores también limpian cada unidad a diario.

Portland Loo

Fotos, de izquierda a derecha: 1. El asiento de inodoro de fibra de vidrio evita que las personas se peguen al asiento cuando hace frío (sí, eso ocurre) 2. La caja opcional para desechar objetos punzantes ofrece a las personas un lugar para desechar las agujas usadas. 3. Las luces LED que se activan con el movimiento (y un tragaluz opcional) brindan iluminación interior. 4. El cuarto de suministros en la parte posterior incluye una manguera y un grifo para las limpiezas manuales.

Paneles solares: instalados en el techo pueden alimentar las luces, con un sistema eléctrico de CA como respaldo; una cisterna opcional permite que el sistema funcione independientemente de las alcantarillas

  • Tres metros de largo por 1,8 metros de ancho.

  • Accesible para sillas de ruedas.

  • Sin espejo.

  • Las paredes están hechas de acero inoxidable recubierto con polvo antigrafiti y se pueden lavar a presión.

  • Las rejillas inclinadas en la parte superior e inferior permiten que otras personas desde fuera vean el interior mientras se preserva la privacidad del usuario.

  • Las manijas interiores ayudan a los usuarios a levantarse y bajar del asiento del inodoro.

  • Los transeúntes pueden usar la parte exterior para lavarse las manos; un dispensador de gel desinfectante para manos está disponible en el interior.

  • Cuesta alrededor de 100.000 dólares (81.860 euros), sin incluir la instalación y el mantenimiento.

  • Pesa 2.722 kilogramos.

TMAX de Montreal

Fotos, de izquierda a derecha: 1. El mecanismo de autolimpieza desinfecta toda la unidad en 90 segundos después de cada uso; un chorro automático rocía el asiento del inodoro y lo seca con aire comprimido. 2. Otro chorro automático rocía el suelo y lo seca con un secador. 3. Los sensores de peso en el suelo evitan que las personas entren en la unidad ocupada o que queden dentro durante las limpiezas automáticas. 4. El botón de emergencia y el botón del dispensador de papel higiénico se encuentran junto al asiento del inodoro.

Luces exteriores: indican si está ocupado: blanco significa libre, rojo significa en uso y amarillo significa que se está limpiando o reparando.

  • Tres metros de largo por dos metros de ancho.

  • Accesible para sillas de ruedas.

  • Espejo de acero inoxidable (para evitar vidrios rotos).

  • Las paredes están hechas de láminas con resina y son resistentes a daños, fuego y graffiti.

  • La estructura está completamente cerrada e incluye fuerte iluminación interior.

  • Las manijas interiores ayudan a las personas a levantarse y bajar del asiento del inodoro.

  • El lavabo interior incluye un dispensador de jabón y un secador de manos.

  • Cuesta alrededor de 300.000 dólares (245.579 euros), que no incluye la instalación y el mantenimiento.

  • Los usuarios presionan un botón al lado de la puerta para entrar; las puertas se vuelven a abrir automáticamente después de 15 minutos de uso.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Estos códigos dan acceso a servicios básicos en barrios desfavorecidos

    Una serie de caracteres alfanuméricos exclusivos sirven a ciudadanos de la India sin dirección física para recibir en sus casas atención médica e incluso comida a domicilio. Aunque se han realizado proyectos similares en EE. UU. y Somalia, el sistema aún no se ha popularizado entre empresas y gobiernos

  2. Reseñas negativas: el boicot de los antivacunas a los bares

    Las críticas en forma de 'spam' están afectando a los hosteleros que intentan volver a abrir sus puertas de forma segura y piden pruebas de vacunación para entrar. Los locales estadounidenses reciben incluso comentarios falsos de Europa, y las grandes plataformas no siempre son ágiles para eliminarlos

  3. "Es un cacharro que zumba": cómo la tecnología modeló Los Ángeles

    La meca del cine también fue epicentro de la industria aeroespacial décadas antes de que SpaceX se instalara en ella. En una ciudad en la que destaca el uso del coche y que fue forjada con un sistema de tranvías, tres escritores explicaron por qué la veían como una máquina