.

Espacio

Un vuelo tripulado de Virgin Galactic da otro paso hacia el turismo espacial

1

Los tres pasajeros de la VSS Unity se alzaron hasta los casi 90 kilómetros de altitud, regresaron y aterrizaron con éxito 17 minutos después. Es la primera vez que la compañía logra llevar personas al borde del espacio suborbital desde 2019, y planea lanzar otras tres misiones similares este mismo año

  • por Neel V. Patel | traducido por Ana Milutinovic
  • 26 Mayo, 2021

El 22 de mayo, Virgin Galactic llevó a dos personas al borde del espacio suborbital por primera vez desde hace más de dos años. El hito, que representa su tercer vuelto suborbital en la historia, corresponde a la primera de las cuatro misiones tripuladas que la empresa tiene planificadas para este año.

Qué pasó: El modelo SpaceShipTwo de Virgin Galactic despegó del Spaceport America en Nuevo México (EE. UU.) el pasado sábado a las 10:34 am, hora del este de EE. UU. La nave espacial, denominada VSS Unity, fue transportada por el aire por un gran avión de carga. A las 11:26 am, Unity fue liberada, encendió sus motores y se dirigió a una altitud máxima de 89,2 kilómetros (justo en el límite superior donde comienza el espacio a 80 kilómetros de altitud, según la definición de las Fuerzas Aéreas de EE. UU. y de la NASA, pero sin llegar a su límite internacionalmente reconocido de 100 kilómetros). Luego regresó a la superficie y solo 17 minutos más tarde realizó un aterrizaje en la pista de Spaceport America. La misión también llevó a cabo experimentos de investigación en el marco del programa Flight Opportunities de la NASA.

Por qué es importante: Virgin Galactic llevaba sin ir al espacio desde febrero de 2019, cuando envió a tres personas en una sola misión. Se trataba de un lanzamiento histórico (la segunda vez que la empresa llegó al espacio exterior y la primera vez que transportó pasajeros humanos), pero también tuvo como resultado un daño en el estabilizador horizontal que provocó una revisión de seguridad y varios arreglos. El vuelo del pasado sábado fue el primero en el que se probaban esas mejoras en un vuelo espacial completo. La compañía intentó regresar al espacio en diciembre del año pasado, pero esa misión fue abortada en pleno vuelo debido a interferencias electromagnéticas.

Este también fue el primer vuelo espacial lanzado desde Nuevo México (el tercer estado de EE. UU. en lanzar a personas al espacio). Virgin Galactic tiene intención de realizar todos sus vuelos comerciales desde Spaceport America y su objetivo es lanzar 400 vuelos al año.

Un gran año por delante: en muchos sentidos, 2021 es un año decisivo para Virgin Galactic. La empresa fue fundada en 2004 por Richard Branson con la esperanza de hacer realidad el turismo espacial. Pero la compañía se ha visto constantemente agobiada por retrasos en el desarrollo y graves errores (el accidente en octubre de 2014 del primer SpaceShipTwo que causó la muerte de un piloto aun permanece fresco en la mente de las personas). Para que la empresa alcance los 400 vuelos al año, deberá demostrar que puede volar de manera rápida, consistente y segura.

Con ese objetivo, Virgin Galactic planea realizar misiones tripuladas al espacio tres veces más este año: una con dos pilotos y cuatro empleados de la compañía como pasajeros, otra con Branson como pasajero y la tercera como un vuelo comercial para la Fuerza Aérea Italiana. Esa última misión será la primera en la que Virgin Galactic lleve a clientes al espacio, un negocio que debería generarle más de 1,5 millones de euros en ingresos. Este verano, la empresa también podría intentar llevar a cabo unos vuelos de planeo para su recientemente presentado SpaceShipThree. Se supone que toda esta actividad preparará a Virgin Galactic para las operaciones comerciales que espera tener listas a partir del próximo año.

Mientras tanto, el principal rival de Virgin Galactic en el mercado del turismo espacial, Blue Origin, planea hacer volar su primera misión tripulada al espacio el 20 de julio, cuando una tripulación de seis personas viaje en el cohete New Shepard al espacio suborbital.

Espacio

  1. Lo que hemos aprendido de Venus ahora con datos de hace tres décadas

    Un nuevo análisis de la información de la sonda Magellan, que orbitó el planeta desde 1990 hasta 1994, sugiere que existe actividad tectónica, lo que alentaría las hipótesis de su habitabilidad

    Nüwa Campus, el bloque más grande de las tierras bajas de Venus.
  2. Las nuevas misiones a Venus nos hablarán sobre mundos habitables

    DAVINCI + y VERITAS podrán explicarnos el pasado y el destino del planeta, así como las posibilidades que tenemos de vivir en un exoplaneta fuera del sistema solar. La existencia de agua en su historia es otra de las incógnitas para resolver

  3. Esta es la primera imagen de la luna Ganímedes en más de 20 años

    La sonda Juno de la NASA sobrevoló este satélite de Júpiter hace unos días, lo que la convierte en la que más se acercó a él desde la misión Galileo en 2000.