.

NASA/JPL-Caltech

Espacio

Los terremotos de Marte resuelven tres de sus mayores secretos

1

Tras más de dos años desde su lanzamiento, el módulo InSight de la NASA nos ofrecer el primer vistazo al interior de un planeta distinto a la Tierra. Los datos sísmicos recopilados ofrecen varias pistas sobre cómo se formó, cómo ha ido evolucionando y en qué se diferencia de nuestro planeta

  • por Tatyana Woodall | traducido por Ana Milutinovic
  • 27 Julio, 2021

El módulo de aterrizaje robótico InSight de la NASA nos acaba de ofrecer el primer vistazo al interior de un planeta distinto a la Tierra.

Tras más de dos años desde su lanzamiento, los datos sísmicos que recopiló InSight han dado a los investigadores varias pistas sobre cómo se formó Marte, cómo ha ido evolucionando durante 4.600 millones de años y en qué se diferencia de la Tierra. Un conjunto de tres nuevos estudios, publicados en Science la semana pasada, sugiere que Marte tiene una corteza más gruesa de lo esperado, así como un núcleo líquido fundido que también es más grande de lo que pensábamos.

En los primeros días del sistema solar, Marte y la Tierra eran bastante parecidos, cada uno con un manto de océano que cubría la superficie. Pero durante los siguientes 4.000 millones de años, la Tierra se volvió templada y perfecta para la vida, mientras que Marte perdió su atmósfera y agua y se convirtió en el páramo estéril que conocemos actualmente. Un mayor conocimiento sobre cómo es Marte por dentro podría ayudarnos a descubrir por qué los dos planetas tuvieron destinos tan diferentes.

Durante la rueda de prensa de la NASA, el científico del proyecto de la misión InSight, Mark Panning, lo explicó así: "Al pasar de la comprensión de [unos] dibujos de cómo se ve el interior de Marte a poner números reales, podemos expandir de verdad el árbol genealógico de los conocimientos de cómo se forman los planetas rocosos, en qué se parecen y en qué se diferencian".

Desde que InSight aterrizó en Marte en 2018, su sismómetro, que se encuentra en la superficie del planeta, ha detectado más de 1.000 temblores distintos. La mayoría son tan pequeños que pasarían desapercibidos para alguien que estuviera en la superficie de Marte. Pero algunos fueron lo suficientemente grandes como para ayudar al equipo a crear el primer vistazo real de lo que ocurre ahí debajo.

Los terremotos de Marte crean ondas sísmicas detectables por el sismómetro. Los investigadores han elaborado un mapa 3D de Marte utilizando datos de dos tipos diferentes de ondas sísmicas: las transversales y las de compresión. Las ondas transversales, que solo pueden atravesar sólidos, se reflejan en la superficie del planeta.

Las ondas de compresión son más rápidas y pueden atravesar sólidos, líquidos y gases. Medir las diferencias entre las horas en las que llegaron estas olas permitió a los investigadores localizar los temblores y les dio pistas sobre la composición interna.

Un equipo, dirigido por el sismólogo de ETH Zurich (Suiza) Simon Stähler, utilizó los datos generados por los 11 temblores más grandes para estudiar el núcleo del planeta. Por la manera en la que las ondas sísmicas se reflejaban en el núcleo, concluyeron que está hecho de níquel y hierro líquido, y que era mucho más grande de lo que se había estimado anteriormente (entre 3.589 y 3.734 kilómetros de ancho) y probablemente menos denso.

Otro equipo, dirigido por el científico del Instituto de Geofísica de la ETH de Zúrich y del Instituto de Física de la Universidad de Zúrich, Amir Khan, examinó el manto marciano, la capa que se encuentra entre la corteza y el núcleo. Utilizaron los datos para determinar que la litosfera de Marte, aunque similar en su composición química a la de la Tierra, carece de placas tectónicas. También es más gruesa que la de la Tierra por unos 90 kilómetros.

Este grosor adicional probablemente fue "el resultado de la cristalización y solidificación del océano de magma", lo que significa que Marte pudo haberse congelado rápidamente en un punto clave de sus años de formación, sugiere el equipo.

El tercer equipo, dirigido por la sismóloga planetaria de la Universidad de Colonia (Alemania) Brigitte Knapmeyer-Endrun, analizó la corteza marciana, la capa de rocas en su superficie. Descubrieron que, aunque es probable que su corteza sea muy profunda, también es más fina de lo que esperaba su equipo.

"Eso es intrigante porque indica diferencias en el interior de la Tierra y Marte, y tal vez no estén hechos exactamente del mismo material, y por eso no se crearon exactamente con los mismos bloques de construcción", explica Knapmeyer-Endrun.

La misión InSight llegará a su fin el próximo año después de que sus células solares dejen de producir energía. Mientras tanto, es posible que se revelen aún otros secretos internos de Marte. "Con respecto a la sismología e InSight, todavía hay muchas preguntas abiertas para la misión ampliada", resalta Knapmeyer-Endrun.

Espacio

  1. Disfrute del viaje espacial, si puede pagarlo

    Los vuelos espaciales comerciales ya son una realidad. ¿Serán algo al alcance de las masas o solo otra forma de que los ricos puedan presumir?

    ARIEL DAVIS
  2. Los peligros del Sol que vaticinan los 40 satélites perdidos de SpaceX

    El aumento de la actividad solar podría causar estragos en las megaconstelaciones durante los próximos años, y los operadores deberán prepararse para los efectos perjudiciales de las tormentas geomagnéticas, incluso las menores. Otro de los objetivos será evitar los choques que llenen de basura espacial la órbita de la Tierra

  3. Todos los sueños espaciales locos que Starship podría hacer realidad

    Si el lanzamiento de prueba orbital de la nave de SpaceX tiene éxito, los científicos ya están imaginando qué podrían hacer gracias a su enorme carga útil y su capacidad para repostar en órbita y regresar a la Tierra para reutilizarse. Las ideas van desde viajes a Neptuno hasta la defensa planetaria