.

Hour One

Otros

Vender el rostro para crear IA: el negocio que pone empleos en peligro

1

Los personajes de inteligencia artificial basados en personas reales, que obtienen micropagos cada vez que se usa su cara, pueden protagonizar miles de vídeos y decir cualquier cosa en cualquier idioma. Esto tiene consecuencias para los trabajos de actores profesionales

  • por Will Douglas Heaven | traducido por Ana Milutinovic
  • 01 Septiembre, 2021

Como muchos estudiantes, Liri ha tenido varios trabajos a tiempo parcial. Esta joven de 23 años trabaja como camarera en Tel Aviv (Israel), donde va a la universidad. También vende coches, trabaja en el comercio minorista y realiza entrevistas de trabajo y sesiones de incorporación para los nuevos empleados como representante corporativa de recursos humanos… en Alemania.

Liri puede hacer malabarismos con tantos trabajos, en varios países, porque ha vendido su rostro a la start-up Hour One, que utiliza la imagen de las personas para crear personajes con voz de inteligencia artificial (IA) que luego aparecen en vídeos educativos y de marketing para distintas organizaciones de todo el mundo. Forma parte de una ola de empresas que replantean la forma en la que se produce el contenido digital. Y tiene grandes consecuencias para la fuerza laboral humana.

Liri lleva a cabo su trabajo de camarera en persona, pero sabe poco de lo que hacen sus clones digitales, y admite: "Definitivamente es un poco extraño pensar que mi cara puede aparecer en vídeos o anuncios de diferentes empresas".

Hour One no es la única empresa que ha adoptado la moda de la tecnología deepfake usándola para producir una mezcla de imágenes reales y vídeos generados por IA. Algunas han trabajado con actores profesionales para dar vida a otros personajes deepfake. Pero Hour One no pide ninguna habilidad en particular. Solo hay que estar dispuesto a ceder los derechos del rostro.

Creando personajes

Hour One está formando un grupo de lo que denomina "personajes". Afirma que tiene alrededor de 100 hasta ahora, y cada semana se incluyen más. La directora de estrategia de la compañía, Natalie Monbiot, asegura: "Tenemos una cola de personas que se mueren de ganas por convertirse en estos personajes".

Cualquiera puede postularse para convertirse en un personaje. Como si fuera una agencia de modelos, Hour One filtra a los solicitantes y selecciona a los que quiere en su oferta. La empresa quiere disponer de una amplia variedad de personajes que reflejen las edades, géneros y antecedentes raciales de las personas en el mundo real, según Monbiot. Actualmente, alrededor del 80 % de sus personajes tienen menos de 50 años, el 70 % son mujeres y el 25 % son blancos.

Para crear un personaje, Hour One utiliza una cámara 4K de alta resolución para grabar a una persona hablando y haciendo diferentes expresiones faciales frente a una pantalla verde. Y eso es todo el trabajo para esa persona. Conectando los datos resultantes en un software de inteligencia artificial que funciona de manera similar a la tecnología deepfake, Hour One puede generar una cantidad infinita de imágenes de esa persona diciendo cualquier cosa, en cualquier idioma.

Foto: El personaje de IA que Hour One creó usando la cara de Liri

Los clientes de Hour One pagan a la empresa para utilizar a sus personajes en vídeos promocionales o comerciales. Eligen una cara, introducen el texto que quieren que diga y obtienen un vídeo de lo que parece una persona real hablando a una cámara. El servicio más rápido utiliza software de conversión de texto a voz para generar voces sintéticas, que se sincronizan con los movimientos de la boca y las expresiones faciales de los personajes. Hour One también ofrece un servicio prémium donde los actores de voz profesionales graban el audio. Estas voces se ajustan de nuevo a los movimientos del personaje en el vídeo. Hour One asegura que tiene más de 40 clientes, incluidas inmobiliarias y empresas de comercio electrónico, salud digital y entretenimiento.

Un cliente importante es Berlitz, la escuela internacional de idiomas que ofrece cursos por vídeo dirigidos por profesores para docenas de lenguas. Según Monbiot, Berlitz quería aumentar la cantidad de vídeos que ofrecía, pero tuvo problemas para hacerlo con actores humanos reales. Tenían que disponer de equipos de producción que crearan el mismo ambiente con el mismo actor una y otra vez. Explica: "Les resultó realmente insostenible. Estamos hablando de miles de vídeos".

Berlitz trabaja con Hour One para generar cientos de vídeos en cuestión de minutos.  Monbiot explica: "Nosotros hemos sustituido el estudio. No se tiene que perder el tiempo con ninguna persona grabando".

Otro ejemplo temprano de esta tecnología en acción es de la empresa Alice Receptionist, que ofrece a las empresas un avatar en una pantalla para gestionar las consultas de los clientes, reemplazando el papel de un recepcionista humano en una variedad de ubicaciones físicas en EE. UU. Hour One trabaja con Alice Receptionist para actualizar sus vídeos de actores humanos, con el fin de que los recepcionistas digitales puedan decir diferentes cosas en distintas lenguas sin tener que volver a grabar los vídeos.

Liri, como todos los personajes contratados por Hour One, recibe un micropago cada vez que un cliente utiliza un vídeo con su rostro. Monbiot no quería decir exactamente cuánto se pagaba, solo aclaró que se trataba de dólares, no centavos. Admite: "No puedo decir que hoy en día alguien se pueda ganar la vida haciendo esto. Pero creemos que, si todo va bien, será una forma viable de generar ingresos".

Al eliminar la necesidad de equipos de grabación, técnicos de estudio y actores, excepto unos pocos minutos, la tecnología de Hour One es una gran oportunidad para las empresas que desean ampliar la producción de vídeos, y también ofrece un poco de dinero fácil a un puñado de gente como Liri. Pero a algunas personas les preocupan las consecuencias para el futuro del empleo.

Cambio de roles

"Este parece un caso bastante extremo de tecnología que reduce el papel del ser humano en un proceso de trabajo concreto", opina la investigadora del impacto de las nuevas tecnologías en el empleo del Centro de Investigación y Educación Laboral de la Universidad de California en Berkeley (EE. UU.) Jessie Hammerling. La automatización no siempre elimina los puestos de trabajo humanos por completo, pero los cambia de tal manera que afecta a la capacidad de las personas de ganar un salario justo o convertir un trabajo en una carrera a largo plazo, explica Hammerling.

Hammerling señala que, al permitir que las empresas reutilicen imágenes únicas de actores para múltiples proyectos de vídeo, se reducirá la disponibilidad de este tipo de trabajo de actuación. Según SAG-AFTRA, el sindicato de actores de cine, televisión y radio de EE. UU., muchos actores realizan trabajos de promoción y marketing para clientes como los que ahora trabajan con Hour One.

SAG-AFTRA destaca que es importante que las personas que venden su imagen a las empresas como Hour One puedan mantener el control sobre cómo se usa esa imagen.

"Para muchos artistas, su imagen es un activo valioso que se merece una adecuada protección y compensación por su uso", afirma el portavoz del sindicato. "Existe el riesgo de que se incluya en algún contenido al que puedan oponerse o que pueda entrar en conflicto con otro trabajo".

Hour One parece que entiende bien este tema. La empresa no permite que las personas opinen sobre cómo se usará su imagen o qué palabras se pondrán en su boca, pero tiene una política de ética que especifica que no trabajará con ciertas industrias. Monbiot admite: "Somos bastante conservadores sobre los tipos de negocios con los que trabajamos". Eso significa que no hay juegos de azar, sexo ni política.

Liri no se preocupa demasiado por eso; confía en Hour One y en que no usará su rostro para nada que pueda hacerla sentirse incómoda. Incluso recomendó ese trabajo a sus amigos. Recuerda: "Algunos me enviaron vídeos en los que vieron mi cara, lo cual les pareció muy extraño. De repente, me di cuenta de que esto era real".

Otros

  1. Perseverance ha recogido por fin un trozo de Marte

    El róver se recuperó de un intento fallido y ha conseguido una muestra de roca y suelo que podría revelar los secretos de la vida antigua en el planeta rojo. El objetivo es llenar con muestras más de 40 tubos para traer algún día a la Tierra

  2. Dónuts gratis y 20 euros: incentivos para animar a la gente a vacunarse

    Sin una directriz clara ni apoyo de los empresarios, muchos trabajadores precarios de EEUU afirman tener miedo de faltar al trabajo o estar demasiado ocupados, y desconocen sus derechos. Expertos y algunas empresas intentan animarles con tiempo libre remunerado para acudir y recuperarse de los efectos secundarios

  3. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar