.

AP

Tecnología y Sociedad

La caída de Facebook: cuestión de vida o muerte para millones de personas

1

En muchas partes del mundo, Facebook es sinónimo de internet. Más de 100 millones de personas dependen de su servicio de acceso a la red, principalmente en África, y WhatsApp es la única vía de comunicación con el exterior para muchos afganos que aun intentan huir del régimen talibán

  • por Eileen Guo | traducido por Editores de MIT Technology Review en español
  • 07 Octubre, 2021

Uno de los últimos mensajes que Vaiva Bezhan pudo enviar a través de Facebook Messenger el lunes por la tarde en horario central europeo de verano (CEST) fue un tanto espeluznante e increíblemente sensible al tiempo.

Este fotoperiodista lituano es coorganizador del Grupo de Apoyo Afgano, una de las muchas iniciativas voluntarias que intentan ayudar a evacuar a los afganos vulnerables por todos los medios posibles tras la toma de poder de los talibanes. Escribía para preguntar si podía añadir a alguien a un manifiesto de vuelo para uno de los pocos vuelos de evacuación coordinados por voluntarios que aún salen del país.

Pero esta crucial pregunta quedaría sin respuesta durante horas, después de que todos los servicios de Facebook, incluidos Facebook.com, WhatsApp, Messenger e Instagram, de repente dejaran de estar disponibles alrededor de las 17:40 CEST. La interrupción se debió a cambios en los enrutadores troncales de Facebook, según afirmó la compañía en una publicación de blog. Esos cambios significaron que el sistema de nombres de dominio (DNS), una herramienta que dirige el tráfico y rastrea direcciones a través de internet, no podía manejar adecuadamente el tráfico. En total, las aplicaciones y páginas de Facebook estuvieron inactivos durante casi seis horas.

Para los millones de personas en todo el mundo que dependen de los productos de Facebook para acceder a internet, incluidos los afganos que ya se sienten abandonados por la retirada de la comunidad internacional a mediados de agosto, el repentino período de inactividad tuvo consecuencias graves.

Para gran parte del mundo, Facebook se ha convertido en "sinónimo de internet", dice la vicepresidenta de Seguridad de Open Technology Fund, Sarah Aoun, cuya organización sin ánimo de lucro apoya proyectos tecnológicos como el navegador privado Tor y el servicio de mensajes cifrados Signal. En su opinión, eso hizo que la interrupción fuera el equivalente a nada menos que "un gran colapso de la infraestructura".

La interrupción también se produjo en un momento desfavorable para Facebook. El domingo, pocas horas antes del apagón, el programa de televisión de CBS 60 Minutes emitió una muy esperada entrevista con la denunciante de Facebook Frances Haugen, quien filtró una serie de documentos que sugerían que la firma sabía que sus productos eran malos para las adolescentes, entre otras. revelaciones, y sobre lo que también testificó esta semana en el Senado de Estados Unidos. Y, por si fuera poco, Facebook también está luchando contra una investigación antimonopolio en Estados Unidos que podría obligarlo a vender Instagram y WhatsApp.

Cuando Facebook equivale a internet

Más de 3.500 millones de personas en todo el mundo utilizan el conjunto de aplicaciones y redes sociales de Facebook, incluidas Facebook.com, la aplicación Messenger, Instagram y WhatsApp, entre otras. El país con la mayor población de usuarios de Facebook es la India, con un estimado de 340 millones de usuarios. (Estados Unidos, por el contrario, tiene un estimado de 200 millones de usuarios).

Estas cifras se deben al propio diseño de Facebook. Durante años, la compañía ha estado trabajando para expandir el acceso a internet en el mundo en desarrollo, lo que también aumentaría su propia base de usuarios. Para lograrlo, ha explorado el uso de satélites, drones y redes inalámbricas con enlaces por radio. Se ha asociado con empresas de telecomunicaciones locales para mejorar la infraestructura física de internet .

En 2013, Facebook lanzó Internet.org, una iniciativa que permitía a los usuarios acceder a Facebook y a otros sitios web sin incurrir en cargos por datos. Esto era parte del gran plan de su CEO, Mark Zuckerberg, para poner el mundo en línea proporcionando acceso a al 85 % de la población (en ese momento) que tenía acceso a datos móviles.

Pero en 2016, el programa (ahora rebautizado como Free Basics) fue prohibido por la Autoridad Reguladora de Telecomunicaciones de la India, alegando que violaba la neutralidad de la red. A pesar de ese revés, ha seguido extendiéndose, aunque con menos bombo y platillo, por otros países del mundo en desarrollo. En 2018, Facebook dijo que Internet.org había logrado conectar a 100 millones de personas. En 2019, FreeBasics estaba disponible en 65 países, alrededor de 30 de ellos en África. El año pasado, la empresa comenzó a implementar Facebook Discover, que permite acceder a tráfico de bajo ancho de banda a todos los sitios web (no solo a las propiedades de Facebook), incluso si se han quedado sin datos.

También existen versiones de estos programas en Afganistán, donde muchos nuevos usuarios de internet equiparan Facebook, Facebook Messenger y WhatsApp con toda la red. Incluso entre aquellos que tienen un acceso más amplio a la web completa, el conjunto de productos de Facebook juega un papel vital. Las llamadas de WhatsApp, por ejemplo, han reemplazado desde hace mucho tiempo a las llamadas telefónicas más caras y menos seguras en todo el mundo. En todo el mundo, muchas pequeñas empresas confían en las herramientas de Facebook para vender y publicitar sus productos.

Todo esto significa que incluso las interrupciones temporales tienen un gran efecto, tanto para las organizaciones de defensa, como los grupos ad hoc que ayudan a los afganos a escapar del país, como para las personas vulnerables que ya están aisladas, como los afganos escondidos, temerosos de las represalias de los talibanes y esperando noticias, a menudo a través de Whatsapp, para recibir actualizaciones.

"Ellos ya están increíblemente cansados y nerviosos. Perder la conexión con en el mundo exterior es ... devastador. Algunos están al borde del suicidio, dadas las muertes y la violencia que han presenciado el mes pasado", advierte el periodista indio y colaborador de MIT Technology Review con sede en Turquía Ruchi Kumar, que también participa en los esfuerzos de evacuación afganos. La inexplicable interrupción de su canal principal de comunicación con el mundo exterior agravó la desesperación, la incertidumbre y los sentimientos de abandono. Mientras tanto, perder una oportunidad de evacuación "es literalmente una cuestión de vida o muerte", añade.

Era pasada la medianoche para Kumar y Bezhan cuando Facebook comenzó a volver a la vida, pero incluso entonces, algunas de sus funcionalidades, incluidas la búsqueda y las notificaciones, aún no estaban disponibles. Bezhan aún no había recibido respuesta sobre si podía agregar ese nombre adicional para la evacuación.

Pero también le preocupaba que sus amigos afganos pudieran sacar conclusiones precipitadas sobre la causa del apagón. Durante semanas desde el alzamiento de los talibanes se han oído rumores de que habían cortado el acceso a internet. Bezhan añade: "Apuesto a que están creando rumores y contando historias sobre cómo el nuevo gobierno está bloqueando los medios de comunicación". No estarían solos. En respuesta a preocupaciones similares, un portavoz del Ministerio de Comunicaciones de la República Democrática del Congo, un país conocido por ejecutar apagones de internet inducidos por parte del Gobierno, recurrió a Twitter para dejar las cosas claras: "La conexión a internet no se ha cortado". Es un apagón global que paraliza a WhatsApp, Facebook e Instagram. Otras aplicaciones como Twitter funcionan con normalidad. Lo mismo ocurre con el resto de la web".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Steve Kirsch, el filántropo del coronavirus que acabó como antivacunas

    Este polifacético empresario lleva toda la vida intentando ayudar a la humanidad. Al principio de la pandemia invirtió millones en encontrar fármacos contra la COVID-19, pero acabó difundiendo desinformación sobre las vacunas y siendo rechazado por el comité científico que él mismo creó

  2. Tras 20 años de ataques con drones, es hora de admitir que han fallado

    El primer ataque, de EE.UU. sobre Afganistán, falló su objetivo, e incluso hoy los talibanes creen en su efectividad. Sin embargo, dos décadas después aún siguen matando a civiles

  3. Historia del urbanismo y el diseño de ciudades a lo largo de las décadas

    ¿Cuál es el entorno urbano ideal? A lo largo de los años, la idea ha demostrado ser un terreno fértil para la imaginación. Recuperamos tres enfoques de distintas décadas que no se alejan tanto de nuestra visión actual