.

Daniel Zender

Cadenas de bloques y aplicaciones

El impresionante sistema de Alibaba para 'perseguir' a sus repartidores

1

El servicio de reparto de alimentos Eleme, propiedad del gigante, construyó un sistema de rastreo Bluetooth para hacer realidad la entrega instantánea. Permite monitorizar el estado de los pedidos incluso en interiores, pero aumenta el estrés y la presión de los trabajadores, cuya privacidad queda en el aire

  • por Yuan Ren | traducido por Ana Milutinovic
  • 03 Noviembre, 2021

El conductor de Beijing (China) Sr. Fu, que reparte comida a domicilio de Eleme, realiza alrededor de una docena de entregas por turno. Pero podría conseguir más, y derramar menos, si no tuviera que sacar su teléfono constantemente para actualizar su estado. El trabajador cuenta: "Tengo que entrar cada pocos minutos en la app para evitar ser penalizado si la entrega se retrasa por culpa del restaurante".

En China, la competencia feroz y la promesa de la entrega instantánea impulsan las apps de reparto a buscar ventajas tecnológicas. Eleme, uno de los principales actores del sector, ha implementado un inmenso sistema de detección en espacios interiores para seguir a los repartidores y garantizar que los clientes reciban su comida a tiempo. Los avances inalámbricos y la explosión de dispositivos conectados, incluidos los teléfonos inteligentes, han hecho posible este sistema.

Eleme, que tiene 83 millones de usuarios activos cada mes, es propiedad del gigante tecnológico Alibaba, que también es dueño de Taobao, una de las mayores plataformas de comercio electrónico del mundo. Desde el lanzamiento de este nuevo sistema en centenares de ciudades chinas a partir de 2018, Eleme asegura que ha ahorrado a los vendedores ocho millones de dólares (6,85 millones de euros) en reembolsos a los clientes por problemas con sus entregas, incluida la demora.

Para construirlo, Eleme tuvo que encontrar un sistema rentable que funcionara en interiores. El GPS tiene una precisión de cinco metros en exteriores, pero las paredes, los muebles e incluso las personas interrumpen sus señales. "También funciona muy mal en las alturas", afirma el profesor de informática de la Universidad de California en San Diego (EE. UU.) Pat Pannuto. Eso es un problema porque la mayoría de vendedores al por menor de las urbes de China están en edificios de varios pisos.

Los sistemas de localización en interiores basados en wifi e identificación por radiofrecuencia funcionan, pero Bluetooth es la opción más barata y fiable, con diferencia. Su precisión es de aproximadamente 10 metros, lo suficientemente buena para detectar a las personas que entran en una tienda o restaurante.

A principios de 2018, Alibaba instaló más de 12.000 balizas Bluetooth en las tiendas de Shanghái (China), las cuales emiten señales captadas por los teléfonos de los repartidores en forma de "tuplas de identificación". La app sube cada tupla en los servidores de la plataforma, donde se compara con la identificación del vendedor, y el sistema registra dónde y cuándo se envió la señal.

A principios de 2018, Alibaba instaló más de 12.000 balizas Bluetooth en las tiendas de Shanghái.

Redes similares se utilizan ampliamente para realizar seguimiento de mercancías, personas y servicios. Una de las más grandes se encuentra en el aeropuerto de Gatwick en Londres (Reino Unido), con alrededor de 2.000 balizas Bluetooth. Pero la de Eleme es una de las primeras en construirse a escala de ciudad.

Para llevar su sistema a más ciudades del país, Alibaba aprovechó el que los teléfonos móviles también pueden actuar como balizas Bluetooth. Apple introdujo esta función para los dispositivos iOS en 2013, y actualmente hay funciones similares disponibles en otros teléfonos inteligentes.

Con esta tecnología, más de tres millones de vendedores y un millón de repartidores acordaron un programa piloto para usar sus teléfonos como balizas o receptores, repartiendo 3.900 millones de pedidos a 186 millones de clientes en 364 ciudades chinas.

Por ahora, el sistema sirve simplemente como mecanismo control en los registros del propio repartidor, y aún requiere que repartidores y vendedores tengan la app abierta en sus teléfonos para garantizar una conexión. Si los repartidores intentan informar su llegada antes de que su teléfono reciba la señal del teléfono del vendedor, la app envía un aviso de "demasiado pronto".

El sistema no es perfecto: los vendedores pueden engañarlo desactivando Bluetooth, por lo que las apps de mensajería no registran el tiempo que pasaron esperando para recoger un pedido. Además, las balizas virtuales son menos fiables que las físicas.

En teoría, tener datos más precisos sobre la ubicación de los repartidores significa que el sistema puede asignar mejor los próximos envíos y garantizar que los repartidores terminen sus entregas a tiempo. Alibaba cree que la automatización facilita el trabajo de los repartidores, pero también puede intensificar las presiones en el trabajo.

Alibaba espera que los teléfonos de los repartidores puedan convertirse algún día en balizas y receptores para que sus teléfonos puedan localizarse entre sí sin depender de las balizas virtuales de los vendedores. Las implicaciones de seguridad y privacidad de operar tantas balizas todavía no están claras.

Pannuto opina que la escala a la que Alibaba ha expandido su sistema es impresionante. No está convencido de que se repita en otros lugares, pero en China, donde el reparto sigue siendo barato y la demanda es alta, las empresas están ansiosas por encontrar alguna forma de eclipsar a la competencia.

*Yuan Ren es periodista de ciencia y tecnología en Londres.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. El nuevo riesgo del metaverso: la dismorfia y la autopercepción corporal

    El entorno requerirá avatares que nos representen virtualmente. Las opciones hiperrealistas podrían agravar trastornos sobre la propia imagen y la salud mental, y los más personalizables podrían reducir la diversidad y fomentar los estereotipos idealizados. Además, ¿qué pasará con los niños?

  2. Adiós, Tinder. Así son las nuevas estrategias para encontrar el amor 'online'

    Las 'apps' de citas como Bumble causaron furor, pero tienen sus desventajas y no son muy útiles para buscar pareja estable. Ante su propio hartazgo, varios usuarios han diseñado innovadoras formas de conectar a las personas a través de Twitter, TikTok y boletines de correo electrónico

  3. "Los ingenieros no están capacitados para saber cómo la gente usa las cosas"

    En su libro 'People Count', la experta en ciberseguridad Susan Landau reflexiona sobre los problemas que surgieron a raíz de que se apresuraran a crear aplicaciones de rastreo de contactos y notificaciones de exposición contra la COVID-19 sin contar con el asesoramiento y la infraestructura de las políticas de salud pública