.

Drew Angerer / Getty Images

Biotecnología

Tres preguntas sobre ómicron y por qué hace falta un mes para responderlas

1

¿Seguirán funcionando las vacunas? ¿Se propaga más rápido? ¿Provoca síntomas más graves? Estas son las cosas que necesitamos saber, pero, las respuestas requerirán tiempo y más datos. De hecho, podríamos tardar varios meses en descubrir la gravedad de la enfermedad de esta variante

  • por Antonio Regalado | traducido por Ana Milutinovic
  • 06 Diciembre, 2021

El descubrimiento de la variante ómicron del coronavirus (COVID-19) en el sur de África muestra cómo la secuenciación de los genes de un virus puede dar una alerta temprana sobre los cambios de aspecto peligroso en su genoma.

Ómicron tiene más de 30 mutaciones, algunas de las cuales se habían visto previamente en otras variantes y se cree que aceleran la transmisión viral. Otras resultan alarmantes porque los investigadores no tienen ni idea de qué significan. La preocupación es que ómicron podría contener un conjunto ideal de muy malas adaptaciones. Es por eso, distintos países están empezando a imponer barreras de viaje para evitar aviones de África.

A pesar de estas medidas, se necesitará algo de tiempo para poder afirmar si ómicron es un serio problema. "Algo realmente importante que debemos tener en cuenta ahora es que para la mayoría de las cosas que estamos tratando de averiguar, todavía no tenemos muchos datos", destaca la epidemióloga molecular de la Universidad de Berna (Suiza) Emma Hodcroft, que ayuda en la gestión de la base de datos de información genética Nextstrain.

A continuación, explicamos qué quieren descubrir los científicos y cuándo tendrán las respuestas. Teniendo en cuenta cómo se desarrollaron las cosas con variantes anteriores, como alfa y delta, se espera que ómicron tarde aproximadamente un mes en revelar sus propiedades.

Las perspectivas de investigación de este artículo proceden de un debate celebrado en Twitter Spaces el martes 30 de noviembre con expertos de la Universidad de Berna (Suiza).

¿Seguirán funcionando las vacunas?

La preocupación: el CEO de Moderna, Stéphane Bancel, sacudió el mercado de valores al confesar al Financial Times que las vacunas se verían afectadas por la nueva variante. Bancel anticipa una "caída sustancial" en la efectividad de la vacuna, y añade que los científicos le admitían: "Esto no es bueno".

El experimento: para averiguar realmente cómo funcionarán las vacunas actuales, investigadores de todo el mundo ya intentan aislar ómicron de los cuerpos de los viajeros infectados. Cultivarán el virus en células de laboratorio y luego lo expondrán a plasma sanguíneo de personas vacunadas. Después podrán medir lo bien que los anticuerpos de esa persona bloquean el virus. Otros laboratorios usarán la información genética sobre ómicron para crear "pseudovirus" que albergan solo el gen de la espiga de esta variante, para realizar otras pruebas similares.

El virólogo de la Universidad de Berna Volker Thiel resaltó: "Esto es importante para encontrar la respuesta que buscamos: ¿los anticuerpos todavía neutralizan [el virus]? En función del grado de ese bloqueo, se puede decir si esto sigue funcionando o no tan bien".

Cuándo se sabrá: estos tipos de pruebas suelen tardar un par de semanas en llevase a cabo. Para otras variantes anteriores, como alfa, Moderna y BioNTech publicaron los resultados de sus pruebas de laboratorio en un mes.

Próximos pasos: si ómicron esquiva las vacunas, eso podría significar que las empresas como Moderna y BioNTech tendrían que rediseñar sus productos de ARN mensajero por primera vez para reflejar la composición genética modificada de la nueva variante. Eso podría convertirse en algo común en los próximos años. En el futuro, lo más probable será recibir anualmente una vacuna de refuerzo antes de la llegada del invierno, al igual que con la gripe.

¿Se propaga ómicron con más facilidad?

La preocupación: la nueva variante se ha extendido ampliamente en la provincia sudafricana de Gauteng, donde se encuentra Johannesburgo (Sudáfrica), y ya ha aparecido en más de 20 países. Los investigadores no saben si se propaga más rápido o si tiene tanto éxito porque esquiva la inmunidad preexistente, ya sea la creada por las vacunas o por una infección previa.

El experimento: es difícil comprobar la propagación en un laboratorio, por lo que este experimento ocurre en el mundo real. Los investigadores utilizarán las pruebas de secuenciación para rastrear qué parte de los casos reales de COVID-19 detectados se deben a ómicron. Si ese porcentaje empieza a crecer, y si se observa un aumento similar en diferentes países, será una señal de que ómicron se propaga más rápido.

Eso es lo que pasó con la variante alfa, que apareció en Reino Unido en 2020. En diciembre de ese año, la variante representaba una proporción creciente de los casos de los británicos contagiados y, en unos pocos meses, también llegó a dominar los casos en el resto de Europa y en Estados Unidos. Más tarde, la variante alfa fue sustituida por la variante delta. Con estas dos cepas, alfa y delta, pasaron aproximadamente cuatro meses desde que aparecieron hasta convertirse en la responsable de la mayoría de los casos. Si ómicron sigue su ejemplo, será la cepa dominante en marzo o abril de 2022.

Thiel señaló: "Cuando vemos un sustituto, es un rotundo indicador de una ventaja en la propagación. Pero si solo ocurre en un lugar, podría ser casualidad". Aseguró que el auge de ómicron en Sudáfrica, por sí solo, no demuestra que esta variante sea más transmisible.

Cuándo se sabrá: la evidencia firme de una mayor transmisibilidad podría tardar un mes o más. Esto se debe a que se necesitan entre cinco y seis días para que una persona recién infectada desarrolle suficiente carga viral para contagiar a otras personas. Para concluir si ómicron se propaga más rápido, los investigadores deberán observar múltiples rondas de contagio y propagación.

Esta investigación se puede acelerar si los investigadores amplían la línea de tiempo hacia atrás secuenciando algunas muestras antiguas. Los médicos de Nigeria ya han afirmado que han encontrado ómicron en una muestra de COVID-19 almacenada en el país. Las autoridades holandesas también encontraron casos de ómicron en su territorio a mediados de noviembre. Esto podría ofrecer puntos de datos adicionales.

Los próximos pasos: el virus SARS-CoV-2 no es lo único que está cambiando; también lo ha hecho el escenario en el que se desarrolla la pandemia. Ómicron se enfrentará a condiciones más diversas que cualquier variante anterior, incluidos los países donde casi todos están vacunados, otros que usan diferentes vacunas, lugares donde la mayoría de las personas ya habían tenido la COVID-19 y naciones con "cero COVID-19" como China y Nueva Zelanda. Eso significa que ómicron podría quedarse en algunas áreas, pero desaparecer en otras.

¿Ómicron causa una enfermedad más grave?

La preocupación: al principio, algunos médicos sudafricanos aseguraron que los síntomas causados por la nueva variante parecían más leves, pero luego llegaron las noticias de que se estaban llenando más camas de hospitales. En estos momentos, nadie sabe si ómicron causa peores síntomas o no.

El problema consiste en que ómicron es tan nuevo que la mayoría de los casos tienen solo una o dos semanas, mientras que, a menudo, la COVID-19 tarda varias semanas en causar síntomas graves o muerte. "Es demasiado pronto para decir algo sobre la gravedad de la enfermedad. Por ahora, realmente no podemos decir nada", admite el epidemiólogo de la Universidad de Berna Christian Althaus.

El experimento: para medir la gravedad de la enfermedad, los investigadores pueden exponer a ómicron a algunos animales de laboratorio como ratones o monos, pero las respuestas definitivas provendrán de los datos del mundo real sobre las personas, incluidas las observaciones de los médicos, los informes hospitalarios y los recuentos de muertes.

Cuándo se sabrá: si ómicron causa una enfermedad peor u otros síntomas diferentes, es probablemente la pregunta cuya respuesta tardará más tiempo, quizás un par de meses.

Con toda la incertidumbre en torno a ómicron y la posibilidad de que las vacunas no funcionen tan bien, los investigadores recuerdan a la sociedad las tácticas que, según ellos, impedirán la propagación de cualquier variante, como el confinamiento, el distanciamiento social y el uso de mascarillas. "No existe ninguna variante contra la cual estas medidas no funcionen", asegura Thiel.

Thiel también destaca que ómicron es una señal de lo que vendrá. Y concluye: "En los próximos meses o años, será difícil. Habrá nuevas variantes; hemos de esperar eso. Pero los mercados de valores no deberían responder a todas las variantes con miedo. Ese es el futuro y tendremos que afrontarlo".

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Esta 'start-up' quiere reactivar la electrónica molecular

    Veinte años después de que este campo viviese un intenso 'hype', Roswell Biotechnologies ha empezado a utilizar moléculas individuales para fabricar mejores chips biosensores

  2. Para qué sirven realmente los relojes del envejecimiento

    Estos relojes prometen medir la edad biológica y ayudar en el desarrollo de medicamentos antienvejecimiento, pero existen dudas sobre su precisión

  3. De estar encerrado en su cuerpo a ser capaz de comunicarse con la mente

    Por primera vez en el mundo, un hombre con síndrome de enclaustramiento ha sido capaz de comunicarse mediante frases utillizando solo el pensamiento