.

AP / Thibault Camus

Biotecnología

La vacuna de Pfizer aún sirve contra ómicron, pero necesita un refuerzo

1

La buena noticia es que la variante todavía usa el mismo receptor para penetrar en las células, por lo que, aunque las pruebas de laboratorio indican que puede escapar de la protección de las dos dosis, la eficacia se recupera con una tercera dosis.

  • por Antonio Regalado | traducido por Ana Milutinovic
  • 10 Diciembre, 2021

Según pruebas de laboratorio realizadas en Sudáfrica y Alemania, dos dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus (COVID-19) no pueden detener la variante ómicron del virus y se necesitará una dosis de refuerzo o una nueva vacuna.

La variante ómicron se detectó en Sudáfrica el mes pasado y, dado que contiene una gran cantidad de cambios genéticos, los científicos ya predijeron que podría "escapar" de la protección creada por las vacunas actuales, todas basadas en la versión original del SARS-CoV-2.

Los primeros resultados de laboratorio, que acaban de hacerse públicos, apuntan a una fuerte disminución en la capacidad de los anticuerpos contra el virus original para bloquear la variante ómicron: las pruebas muestran que la eficacia se reduce en un factor de entre 25 a 40. 

Esos resultados reflejan una "reducción drástica" en la protección, afirmó el pasado miércoles el director ejecutivo de BioNTech, Uğur Şahin, en una rueda de prensa. Y añadió: "Estos datos sugieren que las personas que han recibido dos dosis de la vacuna probablemente no tendrán una protección importante contra la infección o contra cualquier tipo de enfermedad". En la actualidad, las personas que han recibido dos inyecciones de la vacuna se consideran "completamente vacunadas" en la mayoría de los países.

La nueva variante parece ser mejor que cualquier otra versión del virus encontrada hasta ahora para esquivar la protección de la vacuna. "Ómicron es una variante con un escape viral mucho más fuerte", destaca Şahin.

La buena noticia es que los resultados fueron mucho mejores entre las personas que con un refuerzo en forma de una tercera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech. En ese caso, básicamente se recuperó la capacidad de la vacuna para bloquear el coronavirus.

Estos hallazgos del laboratorio provocarán que los gobiernos se apresuren a ofrecer una dosis de refuerzo de la vacuna. En EE. UU., desde el 19 de noviembre todas las personas mayores de 18 años pueden recibirla, pero en otros países los suministros de vacunas siguen siendo limitados.

Si ómicron se propaga de forma muy amplia, gobiernos y empresas también tendrán que decidir si actualizar las vacunas de ARN mensajero como la de Pfizer para atacar a esta variante específica. Estas vacunas funcionan enviando copias del gen de "espiga" del virus a las células de una persona, creando así una respuesta inmunitaria.

Debido a que la espiga de ómicron es tan diferente, con más de 30 mutaciones, una nueva vacuna con su código genético específico funcionaría mejor contra él. BioNTech afirma que ya ha diseñado una vacuna contra ómicron y podría modificar todo su proceso de fabricación para marzo. Şahin afirma: "Lo único que cambia es la base de la nueva variante. Comenzaremos a producirla y luego decidiremos si la cambiamos".

Sin embargo, hasta ahora no está claro si se necesita una nueva vacuna o qué tipo de daño es capaz de causar ómicron. Las dos dosis todavía podrían evitar muertes causadas por esta variante. Esto se debe a que las vacunas crean inmunidad no solo a través de los anticuerpos, sino también a través de las células de memoria de larga duración, incluidas las células T. Las mutaciones de ómicron, en su mayor parte, no pertenecen a las áreas objetivo de las células T que ha estudiado BioNTech.

Por eso, Şahin señala que dos dosis de Pfizer aún pueden prevenir la enfermedad grave, aunque se necesitarán un mes o dos de datos para saberlo con certeza.

Otros laboratorios están llegando a conclusiones similares sobre el ciclo de dos dosis de la vacuna de Pfizer. El pasado martes, un laboratorio en Sudáfrica describió una caída "considerable" en la capacidad de los anticuerpos creados por la vacuna de Pfizer para bloquear la nueva variante. "Hay un descenso muy grande en la neutralización de ómicron", escribió en Twitter el virólogo de la Universidad de KwaZulu-Natal (Sudáfrica), Alex Sigal, donde también publicó un enlace al texto preliminar del estudio de ese grupo.

El equipo sudafricano utilizó muestras de ómicron para infectar células pulmonares humanas en su laboratorio. Luego agregaron suero sanguíneo de 12 personas vacunadas con Pfizer, incluidas algunas que también se habían contagiado previamente.

Al igual que BioNTech, encontraron que la capacidad de los anticuerpos de las personas vacunadas para "neutralizar" el virus se redujo bastante. Sin embargo, las personas previamente infectadas que también habían sido vacunadas tuvieron una caída mucho menor en la protección y su sangre aún podía combatir bien el virus. El equipo sudafricano y BioNTech no informaron sobre las personas que habían sido contagiadas, pero no vacunadas.

Para Sigal, los nuevos resultados son malos, pero no tanto como temía. Teniendo en cuenta que ómicron tiene una gran cantidad de mutaciones, algunos investigadores incluso se preguntaban si seguiría usando el mismo receptor, ACE-2, para entrar en las células. El equipo de Sigal descubrió que sí, y eso significa que las vacunas y los tratamientos existentes siguen siendo relevantes.

En Twitter, Sigal afirmó: "Esto fue mejor de lo que yo esperaba. El hecho de que todavía necesite el receptor ACE-2 y que el escape viral sea parcial significa que se trata de un problema manejable".

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. "El paciente, después de la pandemia es otro; un paciente más digital"

    Bayer México ha experimentado una evolución potenciada en los años de pandemia que le ha llevado a acelerar el lanzamiento de su Market Place y a introducir la analítica avanzada en sus procesos de escucha al consumidor

  2. Una prótesis de memoria para ayudar a las personas con daño cerebral

    Una investigación reciente señala que, de esta forma, es posible ayudar a formar recuerdos en el cerebro con mejoras de entre el 11 y el 54%. El estudio abre la posibilidad de imaginar un futuro en el que sea posible recuperar la memoria

  3. ¿Podrán las vacunas inhaladas acabar con la COVID-19?

    En China y la India ya se han aprobado vacunas que se inhalan por la nariz o por la boca. En teoría, ofrecen una respuesta más rápida a cualquier virus que entra al cuerpo por la nariz o por la boca y podrían evitar la propagación del virus, pero todavía existen algunas incógnitas por resolver

    Un centro de vacunación en Hong Kong. Una compañía farmacéutica de China es una de las primeras en tener aprobada una vacuna para inhalar. Créditos: GETTY