.

Un jurado de Boston (EE. UU.) decidirá si el reconocido experto en nanotecnología de la Universidad de Harvard (EE. UU.) es culpable de ocultar su empleo en una universidad china

Tecnología y Sociedad

El juicio de Charles Lieber también pone a prueba la Iniciativa China

1

Ha comenzado el proceso contra este especialista en nanocables, acusado de esconder su vinculación a una universidad de aquel país.

  • por Jess Aloe | traducido por Ana Milutinovic
  • 17 Diciembre, 2021

En enero de 2020, la policía apareció en la Universidad de Harvard (EE. UU.) en busca del renombrado investigador de nanotecnología y jefe del Departamento de Química y Biología Química Charles Lieber. Estaban allí para arrestarlo acusándolo de ocultar sus vínculos económicos con una universidad en China. Al arrestar a Lieber al lado de Harvard Yard, las autoridades enviaban un fuerte mensaje a la comunidad universitaria: no revelar tales vínculos representaba un delito grave.

El 14 de diciembre empezó el juicio de Lieber en un juzgado federal de Boston (EE. UU.). Lieber se ha declarado inocente, y cientos de investigadores universitarios han escrito cartas de apoyo a su colega. De hecho, algunos creen que no es Lieber el que debería ser juzgado sino la Iniciativa China del Departamento de Justicia de EE. UU. (DOJ, por sus siglas en inglés), el esfuerzo de gran alcance iniciado en 2018 para combatir el espionaje económico chino y el robo de secretos comerciales. Opinan que los enjuiciamientos resultan fundamentalmente defectuosos, una caza de brujas que malinterpreta la naturaleza libre de la ciencia básica y que está destruyendo selectivamente las carreras científicas por irregularidades financieras y errores de papeleo sin pruebas del verdadero espionaje o la tecnología robada.

Por su parte, los fiscales creen que tienen un caso firme. Alegan que Lieber había sido reclutado para el Plan de los Mil Talentos de China (el programa creado para atraer a los mejores científicos) y pagado generosamente para establecer un laboratorio de investigación en la Universidad Tecnológica de Wuhan (China), pero que ocultó esa colaboración de las agencias de subvenciones de EE. UU. cuando se le preguntó al respecto (la acusación se puede ver aquí). Lieber se enfrenta a seis cargos por delitos graves: dos por realizar afirmaciones falsas a los investigadores, otros dos por presentar una declaración de la renta incorrecta y dos por no informar sobre una cuenta bancaria en el extranjero.

"En pocas palabras, el Gobierno de EE. UU. demostrará que Lieber hizo declaraciones falsas deliberadamente […] para proteger su reputación y carrera en la Universidad de Harvard", escribieron los fiscales en el sumario del caso presentado la semana pasada.

En respuesta, el abogado defensor Marc Mukasey resaltó que el Gobierno no podría demostrar que Lieber "actuaba a sabiendas, con intención o voluntariamente, ni que hizo una declaración falsa sustancial".

Lieber es el profesor universitario de más alto nivel acusado en virtud de la Iniciativa China y uno de los pocos demandados que no son étnicamente chinos.

El juicio contra Lieber podría ser un referente para el Gobierno de EE. UU., que tiene pendientes varios casos similares contra otros profesores estadounidenses, alegando que no habían revelado sus vínculos con China a los organismos de subvenciones.

El exfiscal de EE. UU. para el distrito de Massachusetts (EE. UU.) que formó parte del comité directivo de la Iniciativa China antes de dejar el Gobierno federal para pasarse al sector privado, Andrew Lelling, no ha querido comentar sobre ningún caso concreto, pero esperaba que el Gobierno tuviera éxito en el enjuiciamiento de casos como el de Lieber en el futuro.

Campos de investigación con acusados de violar la integridad científica

Más de un tercio de los casos de la integridad científica de la Iniciativa China fueron presentados contra los investigadores de biomedicina.

Se presentó un caso contra una institución de investigación y no contra un investigador concreto. Los datos se han actualizado el 1 de diciembre de 2021.

Gráfico: Jess Aloe y Eileen Guo. Fuente: Base de datos de la Iniciativa China de MIT Technology Review. Creado con Datawrapper.

"Mi opinión es que los casos de integridad científica generalmente acaban con una victoria para el Gobierno. Se han ralentizado mucho debido a la COVID-19, por lo que quedan muchos sin resolver, pero creo que el Gobierno ganará la mayoría de ellos", señaló Lelling a MIT Technology Review.

La Iniciativa China

La Iniciativa China fue anunciada en 2018 por el entonces fiscal general de la administración de Trump, Jeff Sessions, como un componente central de la mano dura del Gobierno estadounidense contra China.

La investigación de MIT Technology Review publicada a principios de este mes ha descubierto que la Iniciativa China es un paraguas para varios tipos de enjuiciamientos relacionados de alguna manera con China, desde un ciudadano chino que dirigía una red de contrabando de tortugas hasta los hackers que supuestamente trabajaban para el Gobierno chino y de los que se cree que están detrás de algunas de las mayores filtraciones de datos de la historia. MIT Technology Review identificó un total de 77 casos presentados bajo la Iniciativa, de los cuales una cuarta parte ha dado lugar a declaraciones de culpabilidad o condenas, pero casi dos tercios siguen pendientes.

El procesamiento por parte del Gobierno de los investigadores como Lieber por supuestamente ocultar sus vínculos con las instituciones chinas ha sido el aspecto más controvertido y de mayor desarrollo de los esfuerzos del Gobierno. En 2020, la mitad de los 31 nuevos casos presentados bajo la Iniciativa China fueron casos contra científicos o investigadores. En su mayoría, estos casos no acusaron a los demandados de violar la Ley de Espionaje Económico.

El otoño pasado, cientos de investigadores académicos estadounidenses, de instituciones como la Universidad de Stanford y la Universidad de Princeton (ambas en EE. UU.), firmaron una carta en la que pedían al fiscal general Merrick Garland que pusiera fin a la Iniciativa China. La Iniciativa, escribieron, se ha desviado de su misión original de combatir el robo de propiedad intelectual en China y, en cambio, está dañando la competitividad de la investigación estadounidense desanimando a los investigadores académicos a ir o permanecer en EE. UU.

Los casos de la Iniciativa China en los que se alega la participación en el Plan de los Mil Talentos

Desglose de los casos presentados contra los investigadores estadounidenses que supuestamente infringieron la ley participando en un "plan de talento" chino. Los cargos de integridad científica incluyen las acusaciones de los académicos por haber realizado afirmaciones falsas a los organismos de subvenciones, por evasión de impuestos y por fraude electrónico. Algunos casos involucran a más de un demandado.

Los dos casos de "espionaje económico y robo de secretos comerciales" incluían ambas acusaciones, mientras que dos casos adicionales solo incluían denuncias de robo de secretos comerciales. Datos actualizados el 1 de diciembre de 2021.

Gráfico: Jess Aloe y Eileen Guo. Fuente: Base de datos de la Iniciativa China de MIT Technology Review. Creado con Datawrapper.

Algunos de los casos que han tenido como resultado declaraciones de culpabilidad:

  • El exprofesor de la Universidad de Emory (EE. UU.) y especialista en genética Xiao-Jiang Li se declaró culpable de un solo cargo por haber presentado una declaración de la renta falsa en mayo de 2020. Fue sentenciado a un año de libertad condicional y a pagar 30.000 dólares (26.724 euros) de indemnización. Actualmente es investigador de la Academia Nacional de Ciencias de China.
  • El exprofesor de la Universidad Estatal de Ohio (EE. UU.) Song Guo Zheng se declaró culpable en noviembre de 2020 de un solo cargo de haber realizado afirmaciones falsas a los investigadores sobre su conexión con una universidad china y con el Plan de los Mil Talentos. Zheng, especialista en trastornos autoinmunes, fue sentenciado el verano pasado a 37 meses de prisión y a pagar aproximadamente 4 millones de dólares (3,56 millones de euros) a los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. y a su antiguo empleador.

Después de la sentencia de Zheng, los fiscales estadounidenses esperaban que su caso sirviera de mensaje a otros investigadores universitarios. "Esperamos que la sentencia de prisión de Zheng disuada a otros de tener algo que ver con el llamado Plan de los Mil Talentos de China o cualquiera de sus variaciones", resaltó el fiscal estadounidense interino para el Distrito Sur de Ohio, Vipal J. Patel.

Ciencia a prueba

El caso de Lieber es el segundo enjuiciamiento de un investigador universitario por parte de la Iniciativa China que termina en un juzgado. La única persona que se enfrentaba antes a un juicio por cargos de integridad científica, el profesor de la Universidad de Tennessee-Knoxville (EE. UU.) Anming Hu, fue absuelto de todos los cargos por un juez en junio de este año, después de que un jurado anulara el juicio.

En nuestra base de datos hay otros cinco casos pendientes relacionados con los cargos de integridad científica contra profesores universitarios de EE. UU. (Para ver la lista de los casos de integridad científica, haga clic aquí. Para ver la base de datos completa de la Iniciativa China, haga clic aquí).

Entre ellos está el caso del profesor del MIT arrestado en 2020 en el aeropuerto Logan de Boston Gang Chen, que también está acusado de engañar a los organismos de subvenciones y no informar sobre una cuenta bancaria extranjera. (El MIT, que financia la defensa de Chen, asegura que la principal colaboración en cuestión fue, en efecto, un acuerdo formal de la institución).

Nanocables

Lieber, actualmente de baja administrativa pagada por la Universidad de Harvard, dirigía un conocido laboratorio que se especializaba en construir nanocables de silicio en dispositivos electrónicos, láseres e incluso una malla neuronal que se podía introducir en el cerebro como una interfaz cerebro-máquina.

Distribución geográfica de los enjuiciamientos por la Iniciativa China

Los estados de Nueva York, California (ambos en EE. UU.) y Massachusetts, donde Lieber será juzgado, tuvieron el mayor número de enjuiciamientos por la Iniciativa China. Aproximadamente la mitad de los estados no tuvieron casos presentados por la Iniciativa China.

Gráfico: Jess Aloe y Eileen Guo. Fuente: Base de datos de la Iniciativa China de MIT Technology Review. Creado con Datawrapper.

El artículo de Lieber publicado en 2015 que presenta la malla neural era típico de la producción de su laboratorio, en el sentido de que casi todos los que participaron (10 de 13 autores) tenían nombre chino. Eran estudiantes de doctorado y posdoctorado de la Universidad de Harvard, muchos de los cuales acabaron reclutados en China continental para ocupar puestos importantes como químicos de vanguardia y se formaban como la próxima generación de científicos.

El especialista en edición de genes que también es profesor en el Departamento de Química de la Universidad de Harvard, David Liu, admitió que no seguía con mucho detalle la situación legal de Lieber. Y señaló: "Pero lo que sí puedo asegurar es que, además de ser un científico de clase mundial, Charlie fue un mentor amable y devoto para los estudiantes y colegas jóvenes, y alguien que trabajó incansable y desinteresadamente para ayudar a los demás".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Apostar por lo local: la única receta contra el mal de la economía global

    La desregulación financiera, el antisindicalismo, el valor accionista como mayor objetivo de los negocios y la globalización de las cadenas de suministro han dejado atrás a pequeñas ciudades que fueron prósperos centros de fabricación, con igualdad y empleos de calidad. Alguien tiene que arreglarlo

  2. Cinco poemas sobre la mente

    Cinco poetas nos abren su corazón, su alma y su cerebro en estas cinco composiciones sobre la complejidad del cerebro, la razón y la conciencia

  3. Cómo medir el agua dulce del mundo (y mejorar así su gestión)

    La teledetección ha facilitado a los científicos la supervisión de los ríos, lagos y embalses, cuando la construcción y el desarrollo urbano masivos llevan años alterando las reservas de agua dulce