.

Franziska Barczyk

Cadenas de bloques y aplicaciones

Ciberciclismo, el nuevo deporte de alto rendimiento desde casa

1

Gracias al auge de los 'eSports', las bicicletas estáticas sensorizadas han dado lugar a una competición ciclista de alto nivel a escala global. El próximo campeonato se celebrará el 26 de febrero en un entorno virtual. Los 200 corredores clasificados serán monitorizados de cerca para evitar fraudes

  • por Chris Baraniuk | traducido por Ana Milutinovic
  • 13 Enero, 2022

A finales del próximo mes, Maeghan Easler tendrá un ventilador en su ventana que introducirá el frío aire de febrero en su apartamento en Des Moines (EE. UU.). También tendrá bolsas refrigerantes (medias llenas de cubitos de hielo) en su kit de ciclismo. Y estará pedaleando como loca.

El 26 de febrero, Easler competirá con docenas de otros ciclistas virtuales de todo el mundo en el Campeonato Mundial de eSports de Ciclismo de la Unión Ciclista Internacional (UCI). Será el segundo concurso de este tipo (el primero se organizó en 2020) y se llevará a cabo íntegramente en un entorno similar a un videojuego, que representa la ciudad de Manhattan (EE. UU.) futurista, en la plataforma de ciclismo virtual o e-cycling Zwift. Un total de 100 mujeres y 100 hombres competirán uniéndose a las carreras de forma remota, pedaleando con fuerza en una bicicleta estática mientras sus avatares en pantalla siguen los giros y curvas de la pista especialmente diseñada.

Easler, que trabaja como técnico de laboratorio, se encuentra entre los mejores ciclistas virtuales de Estados Unidos y recientemente se clasificó online para el equipo del campeonato mundial de USA Cycling. Aún no ha decidido si invitará a sus amigos y familiares para que la acompañen y animen durante la carrera. Y cuenta: "Podría estar yo sola en mi apartamento pedaleando muy duro".

Los confinamientos y las restricciones de viajes durante la pandemia han impulsado la popularidad del ciclismo virtual. Las plataformas de fitness como Peloton y Wahoo han experimentado grandes aumentos en sus números de usuarios, y Zwift no es una excepción. La empresa mantiene en secreto la cantidad actual de usuarios activos, pero asegura que, hasta la fecha, ha registrado la activación de aproximadamente cuatro millones de cuentas de Zwift. Su base de usuarios se duplicó con creces el año pasado, afirma la compañía.

Los fundadores de Zwift esperan que esta nueva forma de ciclismo de competición aparezca algún día en los Juegos Olímpicos, lo que podría suceder si el organismo ciclista olímpico, la UCI, prestara su respaldo. Se podría decir que las cosas ya se están moviendo en esta dirección. En junio pasado, Zwift tuvo su debut en un nuevo evento denominado Olympic Virtual Series, creado por el Comité Olímpico Internacional. 

Una de las diferencias entre el ciclismo virtual y los eventos de pista de élite es que resulta relativamente fácil participar en el primero. "Cualquier persona, en cualquier parte del mundo, puede pasar por el proceso de admisión desde la comodidad de su casa", resalta el director de estrategia de Zwift, Sean Parry.

Cómo subir en la clasificación

Así fue como lo hizo Easler. Aunque no tuvo éxito en una ronda de clasificación abierta a todos los usuarios del continente americano, logró entrar a la selección nacional de EE. UU. a través de un proceso de clasificación independiente. Easler no es una completa novata, ya que participó en triatlones cuando era estudiante. Pero las carreras virtuales no son menos emocionantes que los eventos al aire libre. La atleta detalla: "Se siente la adrenalina. Sabes que te enfrentas a personas reales que son muy fuertes".

Easler y sus compañeros competidores en el campeonato mundial recibirán el mismo entrenador inteligente, un dispositivo que sustituye la rueda trasera en una bicicleta estática, para que puedan competir en igualdad de condiciones virtuales. Los entrenadores inteligentes aumentan o disminuyen automáticamente la resistencia para crear la misma sensación de la superficie de la carretera virtual en Zwift. Incluso es posible simular adoquines.

Los datos tienen un papel importante en las plataformas como Zwift, y los ciclistas tienden a monitorizar su desempeño constantemente. Su frecuencia cardíaca, la velocidad y la potencia de salida en vatios, entre otras estadísticas, son visibles en la pantalla en todo momento durante la carrera. Los comentaristas pueden seleccionar algunas de estas estadísticas en directo, para mostrar a los espectadores lo mucho que se está esforzando un competidor.

Easler, por ejemplo, sabe que debe mantener su frecuencia cardíaca (medida en latidos por minuto) por debajo de cierto nivel para evitar desmayarse. Afirma: "Puedo recuperarme si mi frecuencia cardíaca llega a 185, pero si llega a 195, no soy capaz". El seguimiento de sus constantes en la pantalla le permite acercarse a su límite sin sobrepasarlo, y es algo en lo que afirma que ha mejorado con el tiempo.

Los datos en tiempo real sobre el rendimiento de cada ciclista también permitirán a los responsables de Zwift y de la UCI detectar a posibles tramposos en los campeonatos. Los competidores antideportivos pueden usar una variedad de trucos, desde mentir sobre su peso, lo que podría darles una ventaja de poder, hasta tratar de amañar el juego.

En 2019, se prohibió temporalmente a un usuario de Zwift el uso de un programa informático para acceder a una bicicleta virtual más poderosa que luego utilizó en las carreras. En el Campeonato Mundial, la potencia de salida de los ciclistas se controlará a través de los entrenadores inteligentes y un dispositivo independiente, como un medidor de potencia integrado en los pedales de la bicicleta. Cualquier discrepancia debe ser fácil de detectar, y el rendimiento de los competidores también debe estar en línea con los datos registrados de las anteriores carreras virtuales y al aire libre en las que hayan participado.

El portavoz de Zwift, Chris Snook, explica: "Tenemos información muy precisa sobre sus capacidades físicas. Cualquier cosa que se salga de ese rango se detectaría de inmediato". La Agencia Mundial Antidopaje, que realiza programas contra el dopaje para los Juegos Olímpicos, también llevará a cabo controles a los ciclistas durante los campeonatos.

Todo esto supone un alto nivel de supervisión, opina el director técnico de Belgian Cycling, Frederik Broché, que dirige los equipos de ciclismo tradicional de Bélgica. Él y sus colegas seleccionaron recientemente a los competidores para representar a Bélgica en los campeonatos mundiales de ciclismo virtual después de recibir alrededor de 50 solicitudes de todo el país.

Aproximadamente la mitad de esos solicitantes son ciclistas que dan prioridad a Zwift sobre otras formas de ciclismo. Broché asegura que el e-cycling se ha convertido en un deporte de "especialidad" muy rápidamente. Los mejores zwifters no necesariamente tienen mucha experiencia en ciclismo tradicional al aire libre y es posible que no sean muy competitivos en ese entorno. Algunos, por ejemplo, no están familiarizados con cómo poner los brazos, con la postura y, en general, con cómo colocar el cuerpo de una manera concreta para reducir la resistencia.

"No hay viento, así que la postura no importa en absoluto. Sobre la pista real, eso sí que es importante y mucho", explica Broché.

Además de seleccionar el equipo en función de su estado físico general y las estadísticas de Zwift, Broché también tiene un enfoque táctico, naturalmente. Revisa el rendimiento y las estadísticas anteriores de los ciclistas, y busca a competidores cuya experiencia en la plataforma sugiera que abordarían bien el recorrido.

Los campeonatos mundiales de este año se llevarán a cabo en Knickerbocker, una de las rutas de fantasía de Zwift en Nueva York (EE. UU.). Es una visión de la ciudad dentro de 100 años, con carriles bici de vidrio elevados que serpentean entre los rascacielos. Los competidores completarán dos vueltas del recorrido, equivalentes a algo menos de 55 kilómetros de ciclismo al aire libre.

'Mario Kart' más 'Pelotón'

"Hay posibilidades de atacar por todas partes", afirma Parry, y añade que Zwift pone un gran énfasis en diseñar carreras por su valor como contenido de entretenimiento. Los espectadores podrán ver el pelotón de ciclistas virtuales a lo largo del recorrido, pero también obtendrán imágenes en directo de los rostros de los participantes desde su casa o centro de entrenamiento.

La emoción crece gracias a otra posibilidad. En Zwift, a diferencia de una carrera de ciclismo tradicional, los competidores pueden incrementar brevemente su rendimiento con potenciadores o power-ups, como una mejora aerodinámica de 15 segundos o un aumento de peso virtual de 30 segundos que permite que su avatar ciclista descienda una colina más rápido. Entre las funciones que Zwift está desarrollando actualmente para la plataforma se encuentran las "boost cells" que ofrecerán un aumento de potencia por un corto período de tiempo. Es como una mezcla de Mario Kart y Peloton.

A pesar de esto, y del fantástico diseño de la ruta de la carrera, Zwift tiene como objetivo mantener el terreno razonablemente realista como una superficie de ciclismo. No hay pendientes superiores al 20 %, por ejemplo

A medida que la popularidad de este deporte aumenta, los entrenadores de ciclismo tradicional también incorporan cada vez más el ciclismo virtual en sus entrenamientos. Algunas personas piden su ayuda para prepararse para las carreras virtuales y también para las del aire libre.

El entrenador de ciclismo Ric Stern lleva participando en carreras de ciclismo todos los años desde 1984. También ha sido entrenador profesional desde 1998. Las plataformas de e-cycling y los simuladores de ciclismo como RGT Cycling hacen que montar en bicicleta indoor sea mucho más divertido de lo que era antes, opina Stern.

Pero los ciclistas al aire libre deben desarrollar cierta valentía para tomar las curvas rápidamente o correr cerca de otros ciclistas en un pelotón, lo que puede ser estresante en la vida real. Zwift no ayuda a las personas a crear ese tipo de habilidad, argumenta el entrenador.

La ciclista de montaña y entrenadora en Ride Ottawa (Canadá) Sandra Beaubien disfruta usando Zwift como herramienta para mejorar su estado físico. A sus clientes y a ella les resulta más fácil concentrarse sin tener que estar atentos a las ramas de los árboles o las rocas sueltas en el descenso de una colina empinada. Por otro lado, pierden la experiencia de ir sobre terreno irregular y montañoso, algo que solo se puede conseguir al aire libre.

Actualmente, Zwift está probando la compatibilidad con la placa de dirección Elite Sterzo Smart habilitada para Bluetooth, una especie de pedestal giratorio colocado debajo de la rueda delantera de la bicicleta, para capturar los datos de dirección que permitirán al ciclista controlar su avatar digital con mayor precisión y manejarlo de verdad durante la carrera. En la actualidad, los campeonatos mundiales se basan en la velocidad y la potencia, y la posición de un competidor en el pelotón se asigna automáticamente.

Beaubien disfruta compitiendo en Zwift, pero le gustaría ver un mayor número de mujeres en la plataforma para poder participar en más carreras solo para mujeres. Easler y otras competidoras están en igualdad de condiciones con los hombres en el campeonato mundial. Hay el mismo número de hombres y mujeres participantes en las carreras, recorrerán la misma distancia de la ruta y los ganadores recibirán el mismo premio: 8.000 euros para el primer puesto.

"Enfrentarse a los mejores e-racers del mundo, al menos en lo que respecta a Zwift, da un poco de miedo", confiesa Easler, destacando que es feliz simplemente por haberse clasificado. Pero la posibilidad de alcanzar nuevos niveles está innegablemente más cerca. Y como una verdadera competidora, concluye: "Acabar entre los primeros 10 sería genial".

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. La cripto-revolución se vende bien, pero no tienes por qué participar

    La cripto-industria está invirtiendo mucho para que cada vez más personas participen en ella. Eso no significa que haya que hacerlo

  2. Bitcoin Cities, las repúblicas bananeras del siglo XXI

    Una nueva clase de cripto-inversores tiene planes audaces para reconstruir la sociedad desde cero, pero sus proyectos favoritos corren el riesgo de repetir el largo historial de colonialismo corporativo de la región latinoamericana

  3. Ethereum se desmarca de Bitcoin y planea adoptar la prueba de participación

    Una de las dos cadenas de bloques más grandes del mundo está probando una nueva forma de minería más respetuosa con el medio ambiente. El plan lleva muchos años en proceso, pero no está exento de riesgos