.

Andrea Daquino

Cadenas de bloques y aplicaciones

TR10: La prueba de participación

1

La prueba de participación puede reducir los costes de computación al sustituir los actuales algoritmos de prueba de trabajo

  • por Siobhan Roberts | traducido por Ana Milutinovic
  • 28 Febrero, 2022

¿Qué? Este método alternativo para asegurar la moneda digital podría acabar con los problemas de consumo de energía de las criptomonedas.

¿Quién? KEY Cardano, Solana, Algorand, Ethereum.

¿Cuándo? En 2022 para Ethereum.

Las criptomonedas como Bitcoin consumen grandes cantidades de electricidad. En 2021, la red Bitcoin consumió más de 100 teravatios hora, más que el balance energético anual típico de Finlandia.

La prueba de participación (proof of stake) ofrece una forma de configurar una red de este tipo sin requerir tanta energía. Si todo sale según lo planeado, Ethereum, que ejecuta todo tipo de aplicaciones además de ser la segunda criptomoneda más grande del mundo, hará esa transición en la primera mitad de 2022. Se ha previsto que el cambio reducirá el uso de energía en un 99,95 %.

Las criptomonedas funcionan con libros de contabilidad digitales de transacciones en blockchain (cadena de bloques) que deben estar protegidos ante trampas, estafas y hackeos. Bitcoin y Ethereum actualmente garantizan la seguridad gracias a algoritmos de prueba de trabajo: los "mineros" resuelven acertijos criptográficos, compitiendo por el derecho a verificar un nuevo bloque de transacciones. Los mineros exitosos son recompensados ​​​​por su trabajo con criptomonedas.

Encontrar soluciones a los acertijos de prueba de trabajo requiere cantidades masivas de potencia computacional y, por lo tanto, electricidad.

Con la prueba de participación, los validadores no tienen que competir entre sí, gastando tanto en energía y hardware informático. En cambio, su caché de criptomonedas, o la participación, les permite entrar. Los elegidos obtienen la autoridad para verificar un conjunto de transacciones y ganar así más criptomonedas. En algunas redes, los validadores que muestran un mal comportamiento son penalizados y pierden una parte de su participación.

Ethereum será la red más grande en usar la prueba de participación. Ha construido una nueva cadena de bloques para el sistema, que se ha estado ejecutando en paralelo. Ahora, todo lo que debe pasar es "La Fusión": transferir la capa que realmente ejecuta las transacciones y retiene los activos de los usuarios y eliminar la prueba de trabajo en el proceso.

Si tiene éxito, la cadena de bloques de la prueba de participación de Ethereum podría preparar el terreno para una adopción más amplia de esta tecnología que ahorra energía. Otras redes han contemplado ese cambio, pero parecen estar tomando el enfoque de observar y esperar.

Cadenas de bloques y aplicaciones

Qué significa estar constantemente contectados unos a otros y disponer de inmensas cantidades de información al instante.

  1. Bitcoin Cities, las repúblicas bananeras del siglo XXI

    Una nueva clase de cripto-inversores tiene planes audaces para reconstruir la sociedad desde cero, pero sus proyectos favoritos corren el riesgo de repetir el largo historial de colonialismo corporativo de la región latinoamericana

  2. Ethereum se desmarca de Bitcoin y planea adoptar la prueba de participación

    Una de las dos cadenas de bloques más grandes del mundo está probando una nueva forma de minería más respetuosa con el medio ambiente. El plan lleva muchos años en proceso, pero no está exento de riesgos

  3. El reto casi imposible de ofrecer seguridad y privacidad en el metaverso

    La ONG Oasis ha lanzado una serie de recomendaciones para que las empresas desarrollen espacios virtuales seguros. Los comportamientos tóxicos digitales podrían resultar aún más agresivos en estos entornos y necesitamos formas de proteger a los usuarios sin sacrificar su privacidad