.

Tecnología y Sociedad

China busca censurar los comentarios en webs para combatir la disidencia

1

Una propuesta de actualización de la normativa aumentaría drásticamente el poder de la máquina de censura de China, pero el precio lo pagarían las plataformas

  • por Zeyi Yang | traducido por Ana Milutinovic
  • 22 Junio, 2022

China está modificando su máquina de censura, esta vez propone cambios en la regulación de los miles de millones de comentarios online que se publican en el país todos los días.

El 17 de junio, la Administración del Ciberespacio de China (CAC por sus siglas en inglés de Cyberspace Administration of China), órgano regulador de internet, publicó una propuesta de actualización de las responsabilidades de las plataformas y los creadores de contenido en la gestión de los comentarios online. Se destaca una frase: todos los comentarios online se deberían revisar previamente antes de su publicación. Los usuarios y analistas están preocupados de que esta medida se pueda usar para controlar aún más la libertad de expresión en China.

Los nuevos cambios afectan a la normativa de las Disposiciones sobre la Gestión de los Servicios de Comentarios de las Publicaciones en Internet, que entró en vigor por primera vez en 2017. Cinco años después, la Administración del Ciberespacio quiere actualizarla.

"Las revisiones propuestas modifican la versión actual principalmente en cuanto a las reglas sobre los comentarios para alinearlas con el lenguaje y las políticas de la autoridad más reciente, como las nuevas leyes de protección de la información personal, seguridad de datos y las normas generales sobre el contenido", explica Jeremy Daum, profesor del Centro Paul Tsai China de la Facultad de Derecho de la Universidad de Yale (EE UU).

Las nuevas normas cubren muchos tipos de comentarios. Entre los que se incluyen las publicaciones en foros, respuestas, mensajes públicos y "chats de viñetas" o bullet chats (una forma innovadora que las plataformas de vídeo en China usan para mostrar comentarios en tiempo real encima de un vídeo). Todos los formatos, incluidos textos, símbolos, GIF, imágenes, audio y vídeos, se rigen por este reglamento.

Una regulación específica para los comentarios se considera necesaria, ya que su gran volumen hace que sea difícil censurarlos tan rigurosamente como otros contenidos, artículos o vídeos, señala Eric Liu, ex censor de Weibo, que investiga la censura china en China Digital Times.

"Una cosa que todos en la industria de la censura saben es que nadie presta atención a las respuestas y chats de viñetas. Se moderan sin mucho cuidado, con el mínimo esfuerzo", explica Liu.

Pero recientemente, ha habido varios casos extraños en los que los comentarios en las cuentas de Weibo del Gobierno se volvieron inapropiados. Estos comentarios señalaban las mentiras del Gobierno o el rechazo a la narrativa oficial. Eso podría ser lo que ha motivado la propuesta de actualización por parte del órgano regulador.

Las plataformas de redes sociales chinas se encuentran actualmente en la primera línea de trabajo de la censura, a menudo elimina activamente las publicaciones antes de que el Gobierno y otros usuarios puedan siquiera verlas. ByteDance emplea a miles de revisores de contenido, que constituyen la mayor cantidad de empleados de la empresa. Otras compañías subcontratan ese servicio a empresas de "censura por contrato", incluida una que es propiedad y portavoz del partido chino, People’s DailyLas plataformas son frecuentemente castigadas por dejar que algunas publicaciones se escapen de ese control.

Beijing (China) está perfeccionando constantemente su control de las redes sociales, reparando lagunas e introduciendo nuevas restricciones. Pero la falta de claridad de las últimas revisiones crea la preocupación de que el Gobierno pueda ignorar los desafíos prácticos. Por ejemplo, si la nueva norma sobre la obligatoriedad de revisiones previas a la publicación se aplica estrictamente, requeriría leer miles de millones de mensajes públicos que los usuarios chinos publican todos los días. Por tanto, obligará a las plataformas a aumentar drásticamente la cantidad de empleados para llevar a cabo la censura. La gran cuestión es que nadie sabe si el Gobierno tiene la intención de exigir el cumplimiento de este requerimiento de inmediato.

Un cambio específico sobre la práctica de censura "先审后发" que utilizan algunas plataformas de redes sociales chinas para revisar el contenido incluso antes de que se publique, ha llamado particularmente la atención de la sociedad. En Weibo, el popular servicio parecido a Twitter, estas medidas de control más estrictas se aplican actualmente solo a cuentas que han violado antes las reglas de censura de contenido o cuando hay un gran debate sobre un tema delicado. La versión de 2017 limitó tales acciones a "comentarios en información de noticias", por lo que no era necesario que se aplicara a nivel global. Pero la nueva actualización elimina esa restricción.

En redes sociales, a algunos usuarios chinos les preocupa que esto signifique que esta práctica se pueda ampliar para cubrir todos los comentarios online. En una publicación en Weibo sobre el cambio, la respuesta con más "me gusta" dice: "¿Es necesaria esta restricción? Si solo hubiera una garantía de que no se abusará de ella…".

Esa es una interpretación extrema del cambio propuesto, según Liu, porque censurar cada comentario incurriría en costes astronómicos para las plataformas de redes sociales. Es poco probable que Beijing vaya tan lejos para imponer una censura general previa a la publicación, pero Liu cree que es más probable que las revisiones tengan la intención de obligar a las plataformas a asumir una mayor responsabilidad en la moderación de la sección de comentarios, que habitualmente ha sido ignorada.

La existencia de un sistema de censura previa a la publicación podría determinar dónde estallan las protestas sociales online. En abril, un vídeo sobre el confinamiento por la covid-19 en Shanghái (China) se volvió viral en canales de WeChat, pero no en Douyin, la versión china de TikTok. La razón, en parte, pudo deberse a esta última plataforma revisa cada vídeo antes de publicarlo, mientras que la primera no lo hacía en ese momento.

El organismo regulador chino está buscando la opinión pública sobre las revisiones propuestas hasta el 1 de julio de 2022 y es posible que no entren en vigor durante muchos meses. En estos momentos, las discusiones sobre si se tendrían que cumplir tan estrictamente son solo especulaciones. Pero está claro que China está proceso de identificación de lagunas del Gran Cortafuegos y actualización de sus regulaciones para abordarlas. Los cambios más recientes son "sin lugar a dudas parte de la continua expansión de las regulaciones de contenido de China más allá de los medios principales para controlar el contenido del usuario generado a través de los comentarios y otras funciones interactivas", asegura Daum.

Los cambios también ampliarán quién puede censurar los comentarios online. CAC pide que las plataformas compartan el poder de censura de los comentarios con los creadores de contenido que en la jerga china de internet son "operadores de cuentas públicas". Actualmente, las cuentas afiliadas al Gobierno ya están habilitadas para hacer esto en sitios como Weibo. Si esta revisión de la normativa se convierte en ley, los creadores también pasarían a formar parte de la máquina de censura, responsables de identificar el contenido "ilegal o negativo" y denunciarlo.

"Aunque el internet de China es uno de los más censurados del mundo, todavía hay espacio para discutir algunos temas delicados. Las personas pueden jugar un ingenioso juego del gato y el ratón con los censores y realizar cambios creativos una vez que se censuran las publicaciones", resalta William Nee, coordinador de investigación y defensa de Chinese Human Rights Defenders.

"Sin embargo, el nuevo sistema podría hacer que eso sea casi imposible y restringir aún más el ya limitado espacio para la libertad de expresión sobre temas delicados".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. En busca de un modelo que regule los daños de las redes sociales

    Las empresas ya cuentan con los instrumentos necesarios para evaluar sus impactos más profundos en el tejido social y podrían usarlos para mitigar los efectos nocivos

  2. La realidad virtual es tan buena como el LSD para tener experiencias místicas

    Una experiencia de realidad virtual provocó una respuesta indistinguible a las de los sujetos que tomaron dosis medias de LSD u hongos alucinógenos

  3. El incalculable valor de adaptar la infraestructura viaria a los animales

    Los pasos de fauna silvestre reducen el número de animales atropellados. Pero, ¿son realmente una solución para la conservación de las especies?