.

Tecnología y Sociedad

YouTube contra TikTok: una promesa y una pregunta clave sin respuesta

1

Recientemente, la plataforma anunció que compartirá los ingresos con los creadores de vídeos cortos, conocidos como Shorts. Sin embargo, no aclara qué porcentaje de los ingresos publicitarios irán destinados a estos miembros

  • por Hana Kiros | traducido por Ana Milutinovic
  • 29 Septiembre, 2022

En 2007, YouTube tomó una decisión que creó una carrera de lo que antes era solo un pasatiempo: la compañía anunció que daría a los creadores de contenido más de la mitad de los ingresos que obtenía al publicar anuncios en sus vídeos. Quince años después, esa parte de ingresos para el autor (55%) sustenta a las casi 400.000 personas en EE UU que trabajan 40 horas a la semana como youtubers.

Ahora, YouTube intenta llevar a cabo una revolución similar en la forma en la que se les paga a las personas por hacer vídeos de formato corto que, a pesar de su gran popularidad, nunca les ha valido a sus creadores una parte de los lucrativos ingresos publicitarios de la plataforma. El 20 de septiembre, la empresa anunció que por primera vez compartirá los ingresos publicitarios con los creadores de YouTube Shorts, los vídeos de menos de 60 segundos que la compañía lanzó en 2020 para competir con TikTok.

Se trata de una gran estrategia para alejar aún más a los creadores de vídeos de esa plataforma rival. En TikTok, los creadores ganan, de media,  menos de un céntimo por cada mil visualizaciones a través de un sistema de monetización que ha frustrado bastante a los propios creadores. La promesa de YouTube es que, a partir de 2023, dividirá los ingresos publicitarios de Shorts en dos grupos separados: uno para pagar a los creadores de vídeos y otro para las discográficas por usar su música, porque gran parte de los vídeos cortos se basan en su melodía pegadiza con derechos de autor. Las personas que crean Shorts obtendrán el 45% de esa parte destinada para los creadores.

Después de este anuncio, los creadores de vídeos parecían entusiasmados con esta nueva forma de convertir las visualizaciones en ingresos. Los medios de comunicación, que destacaban la cifra del 45%, hablaban de la presión para que TikTok respondiera.

Sin embargo, una pregunta clave sigue sin respuesta: los creadores obtendrán el 45% de... ¿qué exactamente? Como señaló el veterano youtuber Hank Green en un hilo de Twitter, YouTube no ha sido claro sobre qué porcentaje de los ingresos publicitarios de Shorts utilizará para crear estos grupos. Por eso, a pesar de la envergadura del anuncio, aún no sabemos cuánto podrían ganar las personas con este nuevo sistema.

El gigante del vídeo ha rechazado las repetidas solicitudes de MIT Technology Review para aclarar esta cuestión.

 

 

Cuando se le preguntó qué porcentaje de los ingresos por publicidad de Shorts correspondería a este grupo de creadores, el portavoz de YouTube no respondió a la pregunta. Cuando se le presionó en un siguiente correo electrónico, el portavoz respondió: "No tenemos más detalles para compartir más allá de lo que aparece aquí", refiriéndose a una publicación de blog de YouTube que anuncia el nuevo plan, que tampoco revela esa información.

En resumen, resulta difícil evaluar cómo de revolucionaria es la oferta de YouTube y lo atractiva que será para los tiktoker.

Sin duda, la decisión de la empresa seguramente seguirá siendo una mejora con respecto a lo que se ha ofrecido durante mucho tiempo a los creadores de Shorts, y lo que se ofrece actualmente a los tiktokers. En los últimos años, las dos plataformas han utilizado el mismo modelo de pago: los fondos para creadores, al margen de los ingresos publicitarios, y depósitos fijos de dinero proporcionados por la plataforma para ser distribuidos entre las personas que crean contenido especialmente llamativo. No obstante, a medida que la plataforma crece, esa cantidad de dinero no necesariamente mantiene ese ritmo de crecimiento, ni siquiera cuando más ojos están mirando y una mayor cantidad de nuevos creadores reclaman una porción del pastel. Eso significa que, mientras prospera una plataforma como TikTok, los creadores que impulsan ese éxito en realidad ganan menos. (Los representantes de TikTok no respondieron a una solicitud de comentarios de MIT Technology Review).

A principios de este año, por ejemplo, Green reveló que pasó de ganar 5 céntimos por cada mil visualizaciones en 2020 en TikTok a ganar 2,5 céntimos por cada mil visualizaciones en 2022, a pesar de que aumentó el número de sus seguidores. A medida que la plataforma se vuelve más popular, las ganancias de los creadores podrían disminuir aún más.

TikTok dice que estableció su fondo para los creadores de contenido para ayudar a las personas a "convertir su pasión en un medio de vida". Pero los rendimientos decrecientes de estos fondos lo vuelven imposible. En cambio, los creadores de vídeos de formato corto han aprendido a buscar ofertas de marcas en lugar de depender de los escasos ingresos de las plataformas. Vincular estos pagos a los ingresos reales que generan los vídeos cortos podría significar dinero más estable para las personas que, de esta manera, han logrado desarrollar una audiencia.

En un intento de establecer un contraste, el portavoz de YouTube escribió en un correo electrónico que la empresa "se estaba alejando de un fondo fijo y duplicando el modelo de reparto de ingresos porque hemos visto que eso funciona bien y es la única forma de garantizar que los creadores continúan beneficiándose a medida que crece la plataforma y la comunidad".

Sin embargo, por ahora, lo único que tienen los creadores de YouTube es la promesa de que obtendrán un poco menos de la mitad.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Ya podemos ‘hablar’ con nuestros familiares tras su muerte, pero ¿queremos?

    Los clones digitales de las personas queridas podrían cambiar para siempre la forma en la que pasamos el duelo

  2. Hablan exempleados de Twitter: "Todas las señales apuntan a un fallo catastrófico del sistema"

    El ultimátum de Elon Musk exigiendo una cultura de trabajo "extremadamente dura" parece haber fracasado. Los expertos temen que esto podría significar el final de la plataforma, al no estar el personal técnico suficiente para mantener el sitio en funcionamiento 

  3. 'Domain fronting', la ayuda que las 'Big Tech' podrían dar a los manifestantes en Irán

    Hasta 2018, el 'domain fronting' habilitado por Google, Amazon y Microsoft permitía a los usuarios de la web esquivar las prohibiciones y la vigilancia de internet. Para los manifestantes iraníes restablecer este instrumento les permitiría estar conectados rápidamente y coordinarse para manifestarse