.

Tecnología y Sociedad

La era de Elon Musk en Twitter arranca con la fuga de más de un millón de usuarios

1

875.000 usuarios de la plataforma desactivaron sus cuentas entre el 27 de octubre y el 1 de noviembre, según datos de Bot Sentinel. Los expertos indican que esta fuga se debe a perfiles molestos por la compra de la plataforma por parte del magnate

  • por Chris Stokel-walker | traducido por Ana Milutinovic
  • 08 Noviembre, 2022

Los días posteriores al 27 de octubre, después de que Elon Musk confirmase la compra de Twitter a través de su tuit "el pájaro ha sido liberado", numerosos usuarios amenazaron con irse. Era la respuesta para mostrar su descontento por el nuevo propietario.

Muchas personas siempre amenazan con irse de Twitter, aunque a menudo no lo cumplen. Sin embargo, los nuevos datos sugieren que, esta vez, una cantidad significativa de usuarios está abandonando la plataforma.

La empresa Bot Sentinel, que detecta el comportamiento impropio en Twitter analizando más de 3,1 millones de cuentas y su actividad diariamente, sostiene que alrededor de 877.000 cuentas fueron desactivadas y otras 497.000 fueron suspendidas entre el 27 de octubre y el 1 de noviembre. Es más del doble del número habitual.

"Hemos observado un aumento en el número de personas que han desactivado sus cuentas y en la suspensión de otras por parte de Twitter", afirma el fundador de Bot Sentinel, Christopher Bouzy. 

Bouzy y Bot Sentinel llegaron a estas cifras tras observar la proporción de usuarios analizados que habían desactivado sus cuentas y las cuentas que habían sido suspendidas después de que Musk se hiciese cargo de Twitter. Más tarde aplicaron ese porcentaje a la base general de usuarios de Twitter, que actualmente es de alrededor de 237 millones de "usuarios activos diarios monetizables".

Desde el 27 de octubre hasta el 1 de noviembre, Bot Sentinel descubrió que 11.535 cuentas que supervisaron habían sido desactivadas, es decir alguien decidió cerrar una cuenta. Por otro lado, se suspendieron otras 6.824, un hecho que ocurre cuando Twitter elimina de manera proactiva algunas cuentas por inactividad, falta de autenticidad o violación de las normas del sitio. Eso es aproximadamente el 0,59% de las cuentas que controla Bot Sentinel. En la semana anterior a que Musk comprara Twitter, solo se desactivaron o suspendieron 5.958 cuentas, un dato que se traduce en un aumento del 208% en las cuentas perdidas en los días posteriores a la compra.

"Creemos que el aumento del número de personas que han desactivado su cuenta es la consecuencia de personas molestas con la compra de Twitter por parte de Elon Musk que decidieron cerrar sus cuentas en señal de protesta", explica Bouzy, señalando la evidencia anecdótica de personas que habían lanzado publicaciones sobre su intención de abandonar el sitio.

El investigador académico de EPFL Lausanne en Suiza Manoel Ribeiro, que estudia nichos de comunidades en internet, incluida la extrema derecha, y cómo se ven afectadas por las políticas de moderación y los algoritmos, certifica esta tendencia. "Parece haber un intento de muchos de pasar a otras plataformas, como Mastodon", indica.

Ni Twitter, ni Elon Musk han respondido de inmediato a una solicitud de comentarios.

Bouzy cree que el repunte en la cantidad de cuentas suspendidas se debe en parte al discurso de odio de una base de usuarios que prueban lo que pueden y no pueden publicar en el sitio ahora que está bajo el control de Musk. "También creemos que el incremento de las suspensiones se debe a que Twitter toma medidas en las cuentas que violan deliberadamente las normas de Twitter para ver si pueden superar los límites de la 'libertad de expresión'", resalta el experto. Se desconoce qué proporción de las cuentas suspendidas por Twitter han sido falsas (es decir, bots) en comparación con las que infringen las reglas de la plataforma sobre discursos permitidos.

Otro análisis diferente realizado por el grupo de investigación Network Contagion Research Institute, muestra que el uso de la palabra N (insulto racista contra la comunidad negra) en Twitter aumentó casi un 500% en las 12 horas posteriores a que Musk anunciase que había completado la compra. Simultáneamente, varios ejemplos de "copypaste" despectivo (bloques de textos copiados y pegados en las publicaciones, populares entre los usuarios de plataformas de imágenes como 4chan), se publican con impunidad.

Este aumento del discurso de odio se produce justo cuando la empresa ha congelado el acceso a las herramientas de moderación de contenido para gran parte de su equipo de confianza y seguridad. Solo 15 personas tienen acceso a las herramientas que les permiten eliminar publicaciones, según Bloomberg, cuando normalmente cientos suelen tener esa capacidad. El jefe de seguridad e integridad de Twitter, Yoel Roth, tuiteó que la medida se había planeado como parte de la transición corporativa, para "reducir las posibilidades de riesgo interno". La plataforma también cuenta con herramientas de moderación automatizadas que funcionan junto con los moderadores humanos, señala Ribeiro.

Para el profesor asistente en la Universidad Tecnológica de Delft (Holanda) y miembro principal del grupo de investigación de varias instituciones que analiza las comunidades marginales online iDRAMA Lab, Savvas Zannettou, se trata del primer indicio de un problema mayor para Twitter. "Creo que este es el primer capítulo del éxodo masivo de la plataforma", señala. "Pienso que a medida que el nuevo Twitter comience a implementar cambios, es probable que se produzcan nuevas oleadas de usuarios que abandonen Twitter".

Bouzy también considera que el ambiente hostil en Twitter promoverá el agotamiento de los usuarios a largo plazo. "Creo que, si los usuarios continúan desactivando sus cuentas en masa, eso se convertirá en un problema importante para la plataforma. Si las personas de tendencias políticas de izquierdas y marginadas abandonan la plataforma, Twitter no será diferente de Parler o Truth Social", concluye el profesor.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Hablan exempleados de Twitter: "Todas las señales apuntan a un fallo catastrófico del sistema"

    El ultimátum de Elon Musk exigiendo una cultura de trabajo "extremadamente dura" parece haber fracasado. Los expertos temen que esto podría significar el final de la plataforma, al no estar el personal técnico suficiente para mantener el sitio en funcionamiento 

  2. 'Domain fronting', la ayuda que las 'Big Tech' podrían dar a los manifestantes en Irán

    Hasta 2018, el 'domain fronting' habilitado por Google, Amazon y Microsoft permitía a los usuarios de la web esquivar las prohibiciones y la vigilancia de internet. Para los manifestantes iraníes restablecer este instrumento les permitiría estar conectados rápidamente y coordinarse para manifestarse

  3. "¿Cómo vamos a tener democracia si no aceptamos que la Tierra se calienta?"

    El profesor de la Universidad de Virginia Siva Vaidhyanathan alerta de los riesgos que conlleva la desinformación que circula por redes sociales y el excesivo poder de los gigantes tecnológicos. ¿Su solución? Elaborar legislaciones para controlarlos a escala global y recuperar las comunidades presenciales

    El director del Centro de Medios de Comunicación y Ciudadanía de la Universidad de Virginia, Siva Vaidhyanathan