.

GEMMA SHEPPARD/LOVESPUN

Tecnología y Sociedad

Antes muerta que sencilla, incluso en el metaverso

1

"Se nos impone vestir de cierta manera, pero en el metaverso podemos ser cualquier cosa"

  • por Tanya Basu | traducido por Ana Milutinovic
  • 23 Enero, 2023

Cuando conocí a Jenni Svoboda, ella estaba diseñando un gorro con un cupcake derretido en la parte superior, virutas de azúcar y dónuts para las orejas.

"Es algo que probablemente nunca usarías en la vida real", admitió con una sonrisa. Pero Svoboda no diseña para el mundo físico, ella diseña para el metaverso. Svoboda trabaja en un nuevo nicho floreciente, aunque extraño: estilistas de moda que crean o combinan prendas para personas en espacios virtuales.

Los tejidos digitales no se pueden tocar y, si no estamos en plataformas virtuales como Decentraland y Roblox, ni siquiera podemos ver estos outfits. Sin embargo, los estilistas del metaverso son cada vez más demandados, ya que los usuarios habituales buscan ayuda para vestir a sus avatares, a menudo con looks experimentales y creativos que desafían las expectativas personales, los estándares sociales y, a veces, incluso los físicos.

La mayoría de los estilistas digitales combinan el trabajo (real) con esos clientes del metaverso. Michaela Leitz-Aslaksen, por ejemplo, dirige un negocio de moda de tallas grandes en el mundo físico, aunque decidió ofrecer sus servicios como estilista de moda en el metaverso tras pasar por Decentraland, el mundo 3D donde sus conjuntos recibieron elogios de desconocidos.

Gemma Sheppard, la bitánica experta en moda para los realities, también dio el salto al crear looks para espacios digitales después de que su ahijada le pidiera un par de zapatos brillantes de 60 dólares (57 euros) para su avatar de Roblox hace tres Navidades.

Sin embargo, no todos los estilistas del metaverso empezaron trabajando en una versión física. Svoboda pasa sus días diseñando ropa y accesorios digitales en Roblox, donde su sentido del estilo es tan único le ha convertido en una chica popular. Los clientes hacen cola para aprender de ella.

Actualmente, ser estilista en el metaverso no es un trabajo que pague las facturas. Leitz-Aslaksen afirma que como estilista del metaverso factura el 20% de sus ingresos en un buen mes, y tanto ella como Sheppard hacen malabarismos con varios trabajos en la vida real.

Aun así, ambas opinan que vale la pena porque el trabajo ofrece la oportunidad única de trabajar en un nuevo medio y aprender nuevas habilidades. Hace un par de años, Leitz-Aslaksen lanzó su negocio de estilismo del metaverso, reuniéndose con clientes en Discord, plataforma popular entre los gamers. Diseñó lookbooks para vestir a sus avatares en plataformas como Decentraland, DressX y Auroboros.

Sus clientes obtienen un outfit completo y pagan 49 dólares (46 euros) en criptomonedas. Para los clientes de Leitz-Aslaksen, lo vale. "La gente dice: 'Quiero probar cosas locas. Y eso me encanta", señala.

Svoboda es, sobre todo, una creadora que diseña ropa y accesorios para los avatares de Roblox.También ha comenzado con el estilismo de los avatares de sus clientes, y es meticulosa a la hora de averiguar cómo llevarlo a cabo.

"Tenemos que hacer muchas pruebas", explica. A menudo, Svoboda revisa el historial de looks de los usuarios, pregunta quiénes son sus artistas e influencers favoritos y luego crea nuevos looks que se ajustan a su estética.

"La gente me da indicaciones, yo entro en el catálogo [de Roblox] y escojo estilismos que los representan", añade. Svoboda también ayuda a los usuariosa copiar los atuendos de sus influencers favoritos, creando páginas detalladas de "lo que usaron" con enlaces a distintos productos.

Nadie lo reconoce abiertamente, pero es probable que algunos estilistas se sientan atraídos, al menos en parte, por el potencial de saltar al que probablemente es un mercado muy lucrativo en fase temprana.

La industria de la moda del metaverso está creciendo rápidamente y empresas como Roblox ya están recaudando cientos de millones de euros en ropa digital. En 2022, más de 11,5 millones de creadores idearon 62 millones de prendas y accesorios solo en Roblox. DressX, un mercado de moda digital onlineha recaudado 4,2 millones de dólares (4 millones de euros) en fondos iniciales desde su lanzamiento en 2020 y es una de las pocas marcas con las que Meta está trabajando para lanzar su propio mercado de moda de avatares para su plataforma virtual, Horizon Worlds. El mundo de la alta costura está experimentando con proyectos del metaverso independientes después de las exitosas experiencias en otras plataformas, como la "bóveda" de Gucci, donde las personas pueden buscar moda digital exclusiva y jugar.

No todos estos conjuntos son caros; de hecho, muchos se pueden conseguir de forma gratuita. Pero hay un mercado creciente de looks únicos lanzados en colaboración con diseñadores que cuestan cientos e incluso miles de euros en Roblox, cuyo grupo demográfico parece joven pero es cada vez más diverso en cuanto a edad y nivel socioeconómico, según las tres estilistas con las que he hablado.

Si los usuarios no pueden pagar por la ropa que quieren, existe un vibrante mercado de segunda mano: "En el metaverso, se pueden vender artículos más caros del precio inicial de compra", indica Sheppard quien, además de estilista, es también directora creativa de moda internacional en Dubit Studio, que está desarrollando experiencias del metaverso en Roblox y colabora con numerosas marcas y artistas como Charli XCX y los Grammy.

Un ejemplo perfecto es un vestido de Carolina Herrera Primavera/Verano 2023. Karlie Kloss llevó el vestido floral en la muestra de la diseñadora en la Semana de la Moda de Nueva York (EE UU). Svoboda creó una versión digital del vestido con el apoyo de Herrera y Kloss lo promocionó, lanzando el diseño por 500 Robux, o 5 dólares (4,7 euros). Las 432 unidades se agotaron en cuatro horas y, actualmente, el vestido vale más de 5.000 dólares (4.730 euros).

Para un simple observador, puede parecer extravagante e incluso obsceno gastar tanto dinero en ropa virtual, pero hay razones más profundas por las que las personas contratan a los profesionales para seleccionar sus looks en el metaverso, resalta Sheppard. Todo tiene relación con experimentar en un espacio online social y seguro.

Leitz-Aslaksen está de acuerdo: el metaverso ofrece una oportunidad para que las personas se vuelvan totalmente locas con los atuendos de sus avatares. "La sociedad nos impone ir vestidos de una cierta manera, pero en el metaverso podemos ser cualquier cosa", subraya. Sus clientes están dispuestos a probar modas excéntricas y vanguardistas que podrían considerar demasiado arriesgadas o inverosímiles para vestir en la vida real, añade. Como estilista, a Leitz-Aslaksen le encanta esa libertad y no puede evitar compararla con las experiencias que tiene en el mundo físico, donde la moda es mucho más limitada y moderada.

Las personas utilizan la ropa virtual para jugar y desdibujar los límites de género o explorar un lado de sí mismas que sentían inaccesible antes. Hace unas semanas, Leitz-Aslaksen se reunió con un cliente en Discord que le dio libertad para vestirlo como quisiera, sin importar el género y las normas. El resultado fue un iridiscente vestido de hada con alas azules, mangas de red, una corona de rosas entrelazadas con enredaderas azules y tacones bajos de color lavanda. Su cliente no lo esperaba, y le encantó.

atuendo digital inspirado en el hada azul con alas, zapatos a juego y collar

Svoboda es una persona trans y considera que explorar la moda digital también puede ayudar a las personas a escapar de la dismorfia corporal y los sentimientos de incomodidad en torno a su apariencia. Así permite a las personas centrarse exclusivamente en la ropa y en cómo se ven en una plataforma virtual.

"Cuando trabajo en un vestido, sé que va a encajar en el cuerpo [del avatar], independientemente de si es hombre o mujer, y eso es maravilloso", afirma. "Puede ser un hombre, una mujer, antes de la operación, después de la operación, lo que sea; seguirá siendo un vestido y les quedará bien de todas formas". De eso se hace eco Leitz-Aslaksen, quien a menudo trabaja con personas más corpulentas o grandes que pueden tener inseguridades sobre la imagen corporal impulsada por la sociedad.

En teoría, cualquiera puede llevar cualquier cosa en el metaverso. El Yo digital de alguien no tiene que tomar forma humana, ni siquiera tener un cuerpo, lo que permite una expresión que no puede existir en el mundo físico. Tanto Svodoba como Leitz-Aslaksen han diseñado avatares no humanos, y es un área de experimentación que las ilusiona a ambas. El público se está dando cuenta de que, en el metaverso, la ropa no tiene que seguir las reglas. ¿Quieres ser un centauro? Por supuesto. ¿Qué tal un vampiro con piernas de araña? ¡Por qué no!

Esa falta de límites es lo que Svoboda disfruta especialmente y describe su estilo característico como Barbie-core, Y2K, "fantasy pink". Pero cuando la llamé, trabajaba en un look completamente diferente para una clienta: "Una especie de Zoe Saldana en Avatar, con piel azul de ciencia ficción".

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. ChatGPT puede planear tus entrenamientos, pero no conoce el cuerpo humano

    Los consejos 'fitness' del gran modelo de lenguaje de OpenAI llaman la atención, pero no deberían tomarse demasiado en serio

  2. El directivo que dejó Tesla para "trabajar con la basura"

    JB Straubel habla sobre su empresa, Redwood Materials, y los desafíos que se avecinan para las baterías

  3. Baterías eléctricas del pasado para los vehículos del futuro

    El reciclaje de baterías de iones de litio está despegando gracias a empresas como Redwood Materials y podría contribuir a la transición a las energías renovables