.

STEPHANIE ARNETT/MITTR | ENVATO

Tecnología y Sociedad

"La autosuficiencia de minerales críticos en China y EE UU no es más que una fantasía"

1

China está aumentando la producción nacional de cuarzo ultrapuro, que en la actualidad se produce sobre todo en Carolina del Norte

  • por Zeyi Yang | traducido por
  • 19 Septiembre, 2023

Cuando China anunció en julio que restringía las exportaciones de germanio y galio, recordó la influencia que ejerce en la cadena mundial de suministro de minerales críticos. Este es un grupo de 50 materiales que el gobierno estadounidense considera de gran importancia estratégica.

Estos minerales se utilizan en chips informáticos y armas de precisión, también son importantes en la tecnología limpia, las tecnologías que ayudarán al mundo en la transición a las energías renovables para combatir el cambio climático. Para saber más sobre el papel que desempeñan los minerales críticos conversé hace poco con Seaver Wang, codirector del equipo de Clima y Energía del Breakthrough Institute, un think tank medioambiental con sede en California (EE UU) que financia investigaciones sobre política energética.

A continuación, cinco grandes cuestiones que pregunté a Wang sobre la política china en materia de minerales críticos. La conversación ha sido editada para por su longitud y para su claridad.

¿China depende de la cadena mundial de suministro de minerales esenciales?

Cuando hablamos del dominio chino de los minerales críticos, este suele darse en la fase de procesamiento. Pero China importa mineral en bruto para procesarlo.

Los minerales más importantes e interesantes desde el punto de vista de las tecnologías limpias son los metales del grupo del platino [que se utilizan en tecnologías que transforman el hidrógeno en energía]. Metales como el iridio, el platino, el paladio y el circonio se utilizan en diversas tecnologías de pilas de combustible y en los propios electrolizadores. Una gran parte de esa producción procede de Sudáfrica.

El 75% del cobalto procede de la República Democrática del Congo (RDC). El cuarzo de gran pureza [que se utiliza en el sector de la fabricación de energía solar y de chips informáticos] procede en su mayor parte de EE UU. Una fuente interesante para las centrales nucleares es el torio, ya que China está experimentando con reactores rápidos alimentados con torio como parte de los proyectos de demostración nuclear. Y el níquel procede, en gran parte, de Indonesia.

¿El gobierno chino considera tener que importar muchos minerales como una vulnerabilidad?

El liderazgo de China en el desarrollo de nuevas tecnologías de baterías, como las de iones de sodio, se debe a sus esfuerzos por garantizar la resistencia de la cadena de suministro. Una batería de iones de sodio te aísla de la incertidumbre de la cadena de suministro del litio, y de la del níquel y el cobalto. Muchos de los esfuerzos de I+D recibieron un fuerte apoyo porque tienen ventajas en la cadena de suministro.

De hecho, [el cuarzo ultrapuro] es un ejemplo de múltiples esfuerzos públicos y privados para desarrollar una mayor capacidad de cuarzo ultrapuro en China. Invierten en la producción nacional porque es un sector donde EE UU domina la producción actual. Dos empresas estadounidenses de Carolina del Norte (EE UU) producen unas 180.000 toneladas de cuarzo ultrapuro al año. Mientras Jiangsu Pacific Quartz Products, una empresa china, está aumentando su capacidad este año de 5.000 a 20.000 toneladas.

EE UU no impone restricciones a la exportación de cuarzo ultrapuro a China, [pero] China aplica un arancel del 16% a la importación de cuarzo ultrapuro estadounidense para fomentar una mayor dependencia interna.

¿China quiere construir una cadena autosuficiente de suministro nacional de tecnologías limpias?

Tanto para EE UU como para China, aunque ambos son países grandes, cualquier fantasía de autosuficiencia total solo es una fantasía.

Creo que los inteligentes responsables políticos de ambos países piensan más en prepararse para algún desacoplamiento o guerra comercial, pero no tratan de diseñar la política industrial en torno a una ruptura total. Intentan contar con conocimientos técnicos, capacidad y otras fuentes de suministro nacionales, de modo que, si se restringiera la exportación de un material, continuaría un repunte de los precios. Y esa industria podría pasar por momentos difíciles, pero sobreviviría.

Sin embargo, EE UU y China siguen hablando sobre cómo colaborar en materia climática. ¿Esto no es incoherente con la planificación del desacoplamiento?

Los defensores y activistas del clima pueden tener una expectativa poco realista de que ambas partes puedan perseguir un final propio de Hollywood, donde todos trabajamos juntos para luchar contra el desafío global del cambio climático.

Puede que sea poco realista, ya que EE UU y China tienen muchas áreas políticas donde hay fuertes desacuerdos. Así que tenemos que aceptar que no estamos de acuerdo, y el mejor camino a seguir sería establecer buenos límites a la competencia.

Muchos responsables políticos estadounidenses son reacios a ser demasiado enérgicos con la tecnología limpia, al menos en el bando demócrata, ya que consideran que los objetivos climáticos de EE UU están muy ligados a las importaciones de tecnología limpia china y no quieren poner en peligro esas importaciones. Me pregunto si  hay cierta reticencia a ser demasiado competitivos por parte de China, ya que se trata de industrias de exportación muy lucrativas para China. Me quedé alucinado cuando me enteré de ello, pero los productos fotovoltaicos representan una gran parte: el 7%, del superávit comercial de China.

Aparte de EE UU y China, ¿qué papel desempeñan otros países en la cadena mundial de suministro de tecnologías limpias?

Hay que tener en cuenta a los países pobres y de renta media que ahora exportan mucho mineral, pero no se benefician de ninguna de las industrias transformadoras de valor añadido.

Zimbabue instituyó algunas restricciones a la exportación de mineral sin refinar. Querían fomentar la inversión financiera internacional en refinerías del país para exportar productos que beneficiaran más a su población. E Indonesia hizo lo mismo con el níquel.

En las economías emergentes hay mucho interés por entrar en estos sectores industriales y subirse a la transición hacia la energía limpia y beneficiarse económicamente. Como en India, Indonesia, Zambia, la República Democrática del Congo y Zimbabue. A veces me pregunto si dentro de cinco o diez años recordaremos este debate con ansiedad o paranoia sobre la cadena de suministro entre EE UU y China, y todo parecerá una tontería, porque las cadenas de suministro serán completamente diferentes.

Ponte al día con China

Un año después de que He Jiankui, el científico del "bebé CRISPR", saliera de la cárcel, vuelve discretamente a sus funciones académicas. Mientras tanto, las tecnologías de edición genética en Occidente han evolucionado más allá de lo que hizo He y suscita nuevas preguntas. (New Yorker)

  • En 2008 mi colega Antonio Regalado destapó por primera vez la historia del experimento de He Jiankui con bebés editados genéticamente. (MIT Technology Review)

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. La 'start-up' española Invopop se proclama ganadora de South Summit Madrid 2024

    En la 13.ª edición de South Summit Madrid también han sido reconocidas las 'start-ups' Sicay, Shakers, Navilens y Embat

    Juan Moliner, cofundador de Invopop, recoge el premio a la mejor start-up en South Summit Madrid 2024
  2. Meta dice que los contenidos electorales creados por IA no se producen a un «nivel sistémico»

    En su intervención en la conferencia EmTech Digital de ‘MIT Technology Review’, Nick Clegg, jefe de asuntos globales de Meta, habló de los esfuerzos de la empresa por combatir la desinformación, etiquetar los contenidos generados por IA y mucho más

    Nick Clegg en una entrevista en el escenario de EmTech Digital
  3. Lo que dice el último paquete militar de EE UU para Ucrania e Israel sobre el futuro de la guerra

    Esto es lo que nos dicen las prioridades del paquete de gastos de más de 88.000 millones de euros sobre cuatro tecnologías militares y el modo en que están remodelando la forma de hacer la guerra.

    Un Sistema de Misiles Tácticos del Ejército es disparado durante una prueba cerca de Fort Bragg, N.C.