.

Cambio Climático

TR 10: Bombas de calor

1

Las bombas de calor son una tecnología consolidada. Ahora empiezan a hacer verdaderos progresos en la descarbonización de los hogares, edificios e incluso la industria manufacturera.  

  • por Casey Crownhart | traducido por
  • 08 Enero, 2024

¿Quiénes? Daikin, Mitsubishi y Viessmann.

¿Cuándo? Ahora.

Hemos entrado en la era de la bomba de calor, unos aparatos que pueden enfriar y calentar espacios con electricidad. En la actualidad, muchos edificios todavía se calientan con combustibles fósiles, en concreto, gas natural. La transición a bombas de calor eléctricas que funcionan con energías renovables podría ayudar a los hogares, las oficinas e incluso las fábricas a reducir sus emisiones de manera drástica.

Aunque las bombas de calor llevan utilizándose en edificios desde mediados del siglo XX, la tecnología se abre paso de una nueva forma. Las ventas mundiales de bombas de calor crecieron un 11% en 2022, por segundo año consecutivo creció la cifra en dos dígitos, aunque ese ritmo puede haberse ralentizado en 2023. Europa experimentó el cambio más drástico, con un crecimiento del 40% en las instalaciones de bombas de calor hasta 2022, impulsado en gran medida por la crisis energética derivada de la guerra entre Rusia y Ucrania, así como los esfuerzos para abandonar el gas natural.

Asia es otro punto caliente, con China a la cabeza de las instalaciones mundiales. Además, China y Japón juntos representan más de la mitad de las nuevas patentes presentadas sobre tecnología de bombas de calor desde 2010. Los nuevos enfoques permiten que las bombas de calor alcancen temperaturas más altas, lo que permitiría que la tecnología ayude a limpiar la fabricación industrial mediante el suministro de energía para generar vapor utilizado en el procesamiento de alimentos y la fabricación de papel.

En total, las bombas de calor tienen el potencial de reducir las emisiones mundiales de CO2 en 500 millones de toneladas para 2030, y retirar de las carreteras todos los coches que circulan por Europa en la actualidad. Para ello, sería necesario que el número total de bombas de calor instaladas alcance los 600 millones al final de la década. Esto equivale al 20% de las necesidades de calefacción de todos los edificios del mundo.

Las bombas de calor aún tienen por delante grandes retos, como aumentar la producción para satisfacer la creciente demanda y garantizar que la red eléctrica sea lo bastante robusta para suministrar electricidad a estas y otras tecnologías orientadas al clima. Pero todo indica que las bombas de calor están en auge.

Vuelve a la lista de las 10 Tecnologías Emergentes 2024

Cambio Climático

  1. Los planes de Trump para acabar con la ambición climática de Biden

    El apoyo a los vehículos eléctricos y la energía limpia podría finalizar si el favorito de los republicanos regresa a la Casa Blanca.

  2. Respuestas para las tres dudas más frecuentes sobre los vehículos eléctricos

    Desde cargadores hasta híbridos, esto es lo principal que hay que saber sobre el futuro de la movilidad

  3. IA de Google para poner coto a las emisiones de metano desde el espacio

    El artefacto ayudará a elaborar el retrato más detallado hasta la fecha de las emisiones de metano, pero las empresas y los países tendrán que actuar en función de los datos