.

Computación

Traducir la web mientras aprende

1

Un nuevo sitio web ofrece clases de idiomas gratuitas; y utiliza los resultados para crear páginas web en otras lenguas.

  • por Christopher Mims | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 02 Mayo, 2011

Los creadores de un sitio web llamado Duolingo desean traducir las páginas web del mundo a nuevos idiomas mediante el aprovechamiento de los esfuerzos de las personas que estén aprendiendo dichos nuevos idiomas.

Si el enfoque le suena familiar, es porque una idea similar es la base de algo conocido como reCAPTCHA, que fue inventado por el mismo profesor de ciencias de la Carnegie Mellon responsable del equipo del nuevo proyecto: Luis von Ahn.

Un recaptcha es una cadena de texto distorsionada mostrada a un usuario que intente registrar una cuenta nueva o hacer un comentario en una página web; el texto proviene de una impresión escaneada que no podría ser reconocida por un ordenador. Para obtener el permiso, el usuario debe volver a introducir las palabras correctamente. Más de cien millones de recaptchas se resuelven todos los días. Von Ahn afirma que si logra capturar incluso una pequeña porción de esa audiencia con Duolingo—digamos, un millón de usuarios—podría traducir todas las entradas de Wikipedia en Inglés al español en 80 horas.

A pesar de que el sitio de Duolingo aún no ha sido lanzado—von Ahn asegura que va a entrar en beta privada "en unas semanas" a partir de hoy—fue capaz de revelar algunos detalles acerca de cómo opera. La premisa básica es simple: los usuarios, incluso aquellos que nunca han hablado un idioma en particular con anterioridad, ven en pantalla frases cortas con las que practicar. El sistema les ayuda mediante la definición de algunas de las palabras en la frase.

Los intentos de los usuarios por traducir la frase son votados posteriormente por otros usuarios, y traducción más exacta "gana". En una charla dada en una reciente conferencia TEDx en Carnegie Mellon, señaló que los resultados "son tan precisos como las traducciones de traductores profesionales".

En cuanto a las capacidades de Duolingo como profesor de idiomas, Von Ahn aseguró que las pruebas hechas por su equipo indican que a los usuarios "se les da tan bien como con otros métodos".

Duolingo posee una gran ventaja sobre las herramientas de idiomas: es gratis. Esto significa que su audiencia potencial es enorme, abarcando a cualquier persona con un ordenador. Finalmente, afirma von Ahn, quiere que el sistema sea accesible mediante teléfonos móviles, lo que aumentaría su alcance en cientos de millones, si no miles de millones, de usuarios potenciales.

"Estos chicos son brillantes", afirma Christopher O'Donnell, ex jefe de producto de Transparent, un fabricante de software de aprendizaje de idiomas cuyos clientes incluyen el Departamento de Defensa de EE.UU.. "Pueden estar a punto de crear algo súper elegante y sorprendentemente perfecto, como lo fue recaptcha. Si crean el recaptcha del lenguaje, será algo enorme".

Sin embargo el éxito de Duolingo dependerá en gran medida de si el sitio logra hacer que los usuarios vuelvan. A tal efecto, el sistema ha sido probado y actualizado continuamente desde el otoño de 2010.

"Una gran parte (de hacer que tenga éxito) es que sólo hay que experimentar. No es más que una cuestión de ensayo y error", afirma Severin Hacker, estudiante de doctorado en Carnegie Mellon y arquitecto principal de Duolingo.

Inicialmente, Duolingo se pondrá en marcha con sólo tres idiomas: inglés, español y alemán. El equipo de ocho miembros que trabajan en el proyecto tenía la intención de incluir más, pero pronto descubrieron que el tiempo de desarrollo era muy lento para aquellos idiomas en los que al menos un miembro del equipo no era nativo.

Severin explica que el carácter multilingüe de Duolingo fue uno de los mayores retos de su desarrollo. Los usuarios con distribuciones de teclado destinadas al inglés, por ejemplo, no pueden generar fácilmente los caracteres especiales utilizados en otros idiomas, como la diéresis en alemán. Como resultado, los desarrolladores y el diseñador del equipo tuvieron que poner mucho esfuerzo en perfeccionar la interfaz, incluyendo el desarrollo de un teclado virtual rápido e intuitivo para la generación de estos caracteres.

Al margen de prometer la enseñanza de idiomas gratis, no está claro cómo Duolingo puede atraer a los usuarios. Sin embargo, muchos de los proyectos anteriores de von Ahn han consistido en juegos casuales diseñados para animarles a realizar tareas útiles que los ordenadores no pueden hacer por si mismos. (Uno de los juegos que desarrolló, que hace que etiquetar imágenes sea divertido para los usuarios, fue comprado más tarde por Google y en la actualidad aumenta la utilidad del servicio de Búsqueda de Imágenes de Google.)

"Algo difícil en el aprendizaje de un idioma es mantener la motivación", afirma von Ahn. "Una gran cantidad de gente quiere aprender un idioma, pero finalmente es difícil hacerlo. Teníamos que hacer frente a ese problema".

Otro obstáculo para el éxito de Duolingo es que, a diferencia de reCaptcha, que está incluido en innumerables sitios web, Duolingo requerirá que en primer lugar los usuarios accedan a él. Von Ahn señala que no tiene idea de si logrará generar la suficiente atención, aunque el interés ya es elevado. Ya se han inscrito tantas personas para la beta privada, afirma, que "si sólo tuviéramos esos usuarios, ya podríamos traducir un montón de cosas".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos

  2. Disfraces hacker y banderas falsas para camuflar ciberdelitos internacionales

    Muchos piratas informáticos intentan disfrazar sus ataques para que parezcan culpa de otros países, pero sus objetivos finales y técnicas siempre les acaban delatando. El último caso es el del grupo hacker chino que se hizo pasar por iraní para atacar al Gobierno de Israel y a sus empresas tecnológicas

  3. La doble moral de Apple con su tecnología contra la pornografía infantil

    Ante las críticas y preocupaciones sobre los malos usos que se podrían dar a la herramienta, el gigante afirma que el software puede ser analizado libremente por los investigadores. Sin embargo, ha invertido mucho para evitar justo eso y ha demandado a una empresa que ofrece un servicio para hacerlo