.

Computación

Un televisión en 3-D de ultra-alta definición.

1

Unos nuevos componentes electrónicos permiten un incremento en el rendimiento de una pantalla prototipo fabricada por Samsung.

  • por Katherine Bourzac | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 03 Junio, 2011

Samsung ha mostrado un prototipo de televisión de ultra-alta definición en 3-D. El prototipo de 70 pulgadas utiliza un novedoso circuito electrónico para controlar ocho mil millones de píxeles. No es probable que en breve entre en un proceso de producción a grandes volúmenes, y aún no existe ningún contenido que mostrar en ella, señala Paul Semenza, analista de Display Search. Sin embargo, durante la conferencia de la Sociedad para la Visualización de la Información celebrada el mes pasado en Los Ángeles, la pantalla atrajo a las multitudes y obtuvo un premio al mejor producto.

Samsung es el más reciente fabricante de televisiones en demostrar una tecnología que utiliza un tipo de placa base—la matriz de transistores utilizados para hacer que los píxeles se enciendan y se apaguen—basada en semiconductores de óxido metálico. Estos materiales ofrecen un mayor rendimiento que el silicio amorfo utilizado hoy día, sin aumentar los costes. En abril, el fabricante Sharp anunció que comenzará la fabricación de pantallas basadas ​​en matrices de transistores de metal óxido a finales de año en su planta de Kameyana, Japón.

No habría sido posible crear la pantalla de ultra-alta definición con una placa base convencional, afirma Kenneth Sangheon Koo, director de marketing de LCD en Samsung Semiconductor. Esto se debe a que hacer que los píxeles sean más pequeños requiere la fabricación de cada uno de los transistores de control también más pequeños. Y el silicio amorfo utilizado en las placas madre convencionales no conduce electrones lo suficientemente rápido para este tipo de miniaturización.

Los semiconductores de óxido metálico conducen electrones muy rápidamente, y pueden ser depositados mediante métodos relativamente baratos. El obstáculo ha sido averiguar qué mezclas de metales usar y cómo hacerlo exactamente para que funcionen en los equipos de hoy día, afirma Randy Hoffman, ingeniero senior de HP. El material principal es ahora una mezcla de indio, galio y zinc llamado IGZO.

Semenza especula que Sharp podría estar planeando aprovechar las altas densidades de píxeles que permiten las placas base de óxido de metal para hacer pantallas móviles más nítidas. En base al tamaño de los equipos en la cadena de producción de la compañía en Kameyana, se especula que la empresa podría tener como objetivo proporcionar una pantalla de tableta de alta resolución, tal vez para la próxima generación del iPad de Apple. "La referencia es", afirma Semenza, "la pantalla retina" en el último iPhone, que utiliza una cara placa trasera basada en otra forma de transistor de silicio llamado polisilicio de baja temperatura. Las matrices de transistores de metal óxido son menos costosas de fabricar y ofrecen el rendimiento necesario. Sharp podría ser capaz de ofrecer una alternativa de muy buen rendimiento a la pantalla retina y a un precio menor, afirma Semenza.

La fabricación a un alto volumen de las placas base de óxido de metal también podría impulsar el uso de pantallas de diodos orgánicos emisores de luz (OLEDs) con alta eficiencia energética y ricos colores. Estas pantallas se han incorporado en algunos dispositivos móviles y televisores pequeños de gama alta, pero tienden a ser caras. Parte del problema es que no se pueden fabricar con las placas base convencionales: las altas corrientes necesarias para estos dispositivos queman los transistores de silicio amorfo. Por tanto, los fabricantes de OLEDs han estado utilizando placas base de polisilicio, un caro material. La sustitución de esas placas por placas base con óxido de metal podría hacer que los OLEDs fueran más competitivos.

Otras cualidades de los óxidos de metal también serán atractivas en tecnologías de pantalla futuras, asegura Hoffman desde HP. Cada capa en una pantalla tiende a absorber un poco de luz y a disminuir la eficiencia y el brillo globales. Sin embargo, los óxidos de metal son transparentes, por lo que las pantallas con estas placas deberían recibir más luz y operar de manera más eficiente. Hoffman espera que se trate de una ventaja particular en las pantallas reflectantes. HP está trabajando en una pantalla flexible que integra una placa base de óxido de metal con una pantalla reflectante a todo color.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Por qué Ripple no es el nuevo Bitcoin, ni se le parece

    Muchos inversores ansiosos por ver crecer sus beneficios en la industria de las criptomonedas han apostado por Ripple como si se tratara del nuevo Bitcoin. Lo que no sabían es que esta nueva red de cadena de bloques funciona de una forma muy diferente y podría ser una gran decepción para los que esperan una criptomoneda al uso. 

  2. Los retos que tendrán que afrontar las criptomonedas en 2018

    Si aún confía en el potencial de las criptomonedas, debe tener en cuenta todos los temas que le quedan por resolver a esta tecnología. El gasto energético que suponen y la privacidad son algunos de los más importantes. 

  3. Intel consigue incrustar una red neuronal en un chip de silicio

    Tras su tropiezo con el error de seguridad de sus procesadores, la compañía ha presentado un chip neuromórfico que simula el funcionamiento del cerebro humano utilizando una menor potencia computacional que la que se necesita para poner en marcha un ordenador.