.

Otros

Android se abre camino en África Oriental

1

Un teléfono inteligente chino de bajo coste está generando una onda de innovación de aplicaciones en Nairobi.

  • por David Talbot | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 23 Junio, 2011

Al alza repentina en la adopción de teléfonos inteligentes en Kenia le ha seguido una enorme oleada de desarrollo de aplicaciones, con objetivos que van desde proporcionar información de salud a los ciudadanos hasta consejos de agricultura orgánica.

Los teléfonos inteligentes aumentaron su popularidad en febrero después de que Safaricom, la empresa de telecomunicaciones dominante en Kenia, comenzase a ofrecer el teléfono inteligente más barato del mercado: un modelo Android llamado Ideos, del fabricante chino Huawei, que ha estado haciendo incursiones en el mundo en desarrollo. Su precio en Kenya, de aproximadamente 80 dólares, es lo suficientemente bajo como para haber conseguido más de 350.000 compradores hasta la fecha.

La industria de las telecomunicaciones de Kenia calcula que como resultado, el uso de Internet del país, que está prácticamente basado en los móviles, crecerá más de ocho veces desde septiembre de 2010 hasta septiembre de 2011. "En un año, creo que Android tendrá un efecto grande por aquí", afirma Erik Hersman, cofundador de Ushahidi, la plataforma de crisis móviles y mapeo de eventos que surgió tras los informes sobre el caos que siguió a unas elecciones en Kenia en 2008.

Durante el año pasado, Hersman ha estado desarrollando iHub, una organización dedicada a reunir a innovadores e inversores en Nairobi. A principios de este mes, un evento de aplicaciones móviles organizado por iHub consiguió 100 participantes y 25 finalistas para un premio de 25.000 dólares otorgado a la mejor aplicación móvil. La ganadora, Medkenya, desarrollada por dos emprendedores, ofrece consejos de salud y conecta a los pacientes con los médicos. Sus creadores también han formado una alianza con el Ministerio de Salud de Kenia, con el objetivo de hacer que la información sanitaria sea asequible y accesible para los kenianos.

En los últimos años, Kenia ha generado dos plataformas móviles de gran éxito. Una de ellas es Ushahidi, que desde entonces ha sido adoptada en todo el mundo. Otra es M-Pesa, una plataforma de banca móvil ofrecida por Safaricom. Más de 14 millones de kenianos utilizan M-Pesa para realizar transacciones a través de sus teléfonos móviles.

"Habrá muchas más que sigan los talones a M-Pesa y Ushahidi", afirma Juliana Rotich, directora ejecutiva de Ushahidi. "El arco de innovación en tecnología móvil es cada vez más largo e interesante".

Algunas otras aplicaciones populares pertenecen al campo del e-comercio, la educación y la agricultura. En el último grupo, una organización que se ha subido a la ola de los teléfonos inteligentes es Biovision, una organización suiza no lucrativa que educa a los agricultores en el este de África sobre técnicas de agricultura ecológica. Biovision está desarrollando una aplicación de Android para sus 200 trabajadores de extensión de campo en Kenia y otros países de África oriental. (Los teléfonos inteligentes reemplazarán a los ordenadores One Laptop per Child, que la organización consideró demasiado voluminosos y carentes de las características necesarias, como cámaras y tecnología de localización).

Al igual que con otros esfuerzos, la aplicación Android de Biovision aumentará los proyectos existentes basados en mensajes de texto. En la actualidad Biovision posee, por ejemplo, un sistema de mensajes de texto para las preguntas de los agricultores sobre el manejo de cultivos y ganado.

"El teléfono móvil está empezando a resolver muchos problemas en Kenia", afirma Christoph Hess, que está desarrollando la aplicación de Biovision. "Creemos que la accesibilidad de estos servicios debería ser y será mejorada, y nuestra aplicación Android es un primer paso. A corto plazo, no esperamos que los agricultores de Kenia posean dispositivos Android, pero a medida que el precio baje, esto podría ser posible". Otra aplicación agrícola emergente es MFarm, que difunde los precios actuales de mercado de los cultivos.

Algunas aplicaciones son extensiones del sistema de pago móvil M-Pesa. PesaPal, por ejemplo, ayuda a los consumidores a hacer un seguimiento de los pagos; KopoKopo permite a las empresas aceptar pagos móviles. Debido a que los kenianos ya están acostumbrados a usar teléfonos móviles para realizar transacciones, se espera que las aplicaciones más útiles se amplíen fácilmente. "La verdadera ventaja competitiva que Kenya posee está en el espacio de pagos", señaló Hersman. "Hay muchas personas haciendo cosas en el espacio del dinero, gracias a MPesa. Cuando mezclas esto con la cultura emprendedora natural en Kenia, empiezas a ver la formación de algunas startups de tecnología excitantes e innovadoras".

Otros

  1. Argentina rastrea a niños 'sospechosos' con reconocimiento facial

    El sistema para identificar a presuntos delincuentes en tiempo real, que se implantó sin ningún tipo de consulta pública, funciona con una base de datos que puede encontrarse fácilmente en internet y que incluye información privada de hasta 166 menores, algunos de ellos de entre uno y tres años de edad

  2. El peligro de que solo Microsoft pueda acceder a GPT-3

    Aunque OpenAI se fundó sin ánimo de lucro y bajo la premisa de desarrollar IA enfocada al bien de la humanidad, ha concedido acceso exclusivo a su herramienta de generación de lenguaje. La medida no hace más que concentrar el poder de la inteligencia artificial en manos de los gigantes tecnológicos

  3. ¿Qué se esconde tras el hackeo masivo a cuentas famosas de Twitter?

    A simple vista, el ataque parecía una simple estafa de Bitcoin. Pero la brecha de seguridad, provocada mediante engaños a los empleados de la red social, permitió a los ciberdelincuentes acceder a mensajes privados de personajes de gran relevancia como Joe Biden, Barack Obama, Elon Musk y Bill Gates