.

Biomedicina

La placa de Petri se reinventa

Una membrana con nanoporos crea cultivos más rápidos y fiables para todo tipo de uso: desde análisis hospitalarios hasta controles de calidad del agua.

  • por Lauren Gravitz | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 25 Agosto, 2011

Un nuevo tipo de análisis podría permitir a los laboratorios de los hospitales identificar la presencia de baterias peligrosas hasta cinco veces más rápido que usando métodos convencionales. Esta prueba podría reducir el número de casos en los que se hace un uso innecesario de los antibióticos y proporcionar resultados más fiables de análisis de la calidad del agua. La clave para el proceso es una membrana con nanoporos que permiten un crecimiento e identificación de organismos vivos más rápido de lo habitual.

Los métodos actuales para identificar infecciones bacterianas en hospitales parecen casi anticuados: recoger una muestra, frotar sobre una placa de Petri llena de agar y esperar. Algunas bacterias tardan más de 48 horas en desarrollarse hasta crear colonias visibles. Pero la nueva tecnología, desarrollada por  Nanologix, con sede en Hubbard, Ohio (Estados Unidos, EE.UU.), acelera el proceso filtrando bacterias y virus por los poros de su membrana, potenciando su crecimiento. Luego la membrana se separa del agar y se coloca sobre una placa de tinción.

“Desde hace décadas se sabe que hay microcolonias en los cultivos, pero no había forma de transferirlas o tintarlas para que resultaran visibles”, explica el director general de Nanologix, Bret Barnhizer. Pero la tecnología de la empresa -membranas de “bionanoporos” y “bionanofiltros”- es lo suficientemente sensible como para detectar células únicas. Y cuando el nanofiltro está saturado con anticuerpos específicos de una bacteria en particular, puede indicar rápidamente si un culpable concreto está presente.

La primera prueba del sistema Nanologix la ha llevado a cabo un grupo de investigadores en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas (EE.UU.) sobre una bacteria denominada estreptococo grupo B. Conocida también como EGB, puede provocar problemas de alimentación, respiración y otros en recién nacidos si su madre está infectada en el momento del parto. Por este motivo a la mayoría de las mujeres se les hace un análisis para detectar si tienen EGB un mes antes de la fecha prevista de parto, con un cultivo que da resultados en dos o tres días. Si los resultados son positivos, los antibióticos pueden encargarse de la infección antes de que nazca el niño.

Pero si una mujer llega de parto a un hospital y nunca le han realizado un análisis para detectar EGB, se considera que es una paciente de riesgo y se le suelen administrar grandes cantidades de antibióticos de amplio espectro por si acaso. Puesto que la evaluación del riesgo consiste básicamente en la opinión del médico, algunas pacientes que necesitan los antibióticos no los reciben y otras que no los necesitan sí lo hacen.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Texas publicado este mes en la revista Americana de Perinatlología demuestra que el análisis de Nanologix puede dar resultados fiables en cuatro horas. No es bastante para prevenir la administración de antibióticos a mujeres que no se habían hecho el análisis previo y ya están de parto, pero es lo suficientemente rápido como para saber si hay que observar a sus hijos recién nacidos para buscar síntomas de la infección. “Sería fantástico tener un análisis más veloz” afirma Kristin Bigger, obstetra y ginecóloga privada de Houston que no ha participado en la investigación. “Para pacientes en el marco académico, sin buenos cuidados prenatales y con alto riesgo de partos prematuros, sería algo muy bueno”, sostiene Bigger.

Otras tecnologías más avanzadas ya ofrecen resultados mucho más rápidos que las placas de Nanologix. Las máquinas de reacción en cadena de la polimerasa pueden detectar una infección en tan solo 30 minutos, el tiempo suficiente para usarse desde que empieza el parto hasta que se produce el alumbramiento. Pero tanto estas máquinas resultan como los análisis individuales resultan caros y la tecnología no siempre está disponible en los hospitales comunitarios. Por el contrario, los kits de análisis de Nanologix cuestan entre 5 y 10 dólares (entre 3,5 y 7 euros), muy poco más que el análisis habitual y se pueden realizar en cualquier laboratorio de hospital. Barnhizer comenta que la empresa también ha desarrollado kits que detectan E. coli, salmonella, listeria y más tipos de bacterias. Nanologix pretende presentar el primer test (para EGB y otras bacterias gram positivas) a la Agencia Estadounidense del Medicamento más adelante este mismo año y espera que ésta los apruebe para el primer trimestre de 2012.

Nanologix también está trabajando con la Agencia Estadounidense de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) para desarrollar kits que se puedan usar durante brotes de infecciones para una detección más rápida y fiable de microorganismos en el agua como E. coli y cryptosporidium. “Es una técnica muy buena, porque acorta un proceso que antes llevaba de 12 a 18 horas a 5 o 6 horas, así que podemos tener una respuesta a si las bacterias a identificar están presentes o no en el mismo día”, afirma Gerard Stelma Jr., microbiólogo senior de la EPA en Cincinnati (EE.UU.). Asegura que los test actuales no solo son lentos, sino que su efectividad varía dependiendo del día. “Cuando me enteré de lo que estaban haciendo, pensé que era el método más novedoso que había visto en muchos años”, confiesa Stelma Jr.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Una partícula del prepucio modificada detiene el cáncer de páncreas en ratones

    Los exosomas son saquitos presentes en todo el cuerpo que llevan material de una célula a otra. Modificarlos para que porten ARN y se dirijan a células tumorales pancreaticas ha conseguido alargar la vida de los animales. El ensayo en humanos podría llegar el año que viene

  2. ¿Quiere saber si su hijo recién nacido se va a quedar calvo? En China ya se puede

    A falta de aprobación en su país de origen, Veritas Medicine ha decidido ofrecer el servicio en el país asiático, envuelta en críticas sobre las dudas de cuánta información deben tener los padres sobre sus bebés

  3. Una polémica terapia intenta que las mujeres infértiles tengan hijos propios

    El procedimiento, conocido como 'el bebé de tres padres', está prohibido o limitado a casos extremos en muchos países, así que la 'start-up' Darwin Life tendrá que hacerlo en su clínica de México. Su próximo paso será combinarlo con edición genética para crear niños de diseño