.

Biomedicina

Un coche que avisa cuando tu nivel de azúcar es bajo

1

Ford usa tecnología inalámbrica para conectar el ordenador de a bordo de un coche con aparatos médicos de seguimiento.

  • por Emily Singer | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 18 Octubre, 2011

Muy pronto tu coche podrá avisarte si te baja el nivel de azúcar en sangre o si hay niveles elevados de polen y podrá recordarte que te tomes la medicación. La empresa Ford ha presentado esta semana esta nueva tecnología para sus vehículos -en la actualidad es un proyecto de investigación- en la conferencia Salud Inalámbrica 2011 en La Jolla, California (EE.UU.).

Muchos fabricantes de coches ven una gran oportunidad en añadir nuevas funciones a los ordenadores de a bordo que ya llevan incorporados varios modelos. Ya hay coches que usan conexiones de Internet para avisar a los conductores de atascos. Ford ha desarrollado tres muestras de aplicaciones que combinan esta conectividad con el creciente número de aparatos médicos inalámbricos y aplicaciones de seguimiento de la salud para personas con enfermedades crónicas. Sus esfuerzos iniciales se centran en las personas con diabetes y asma; el coche se puede conectar a un aparato inalámbrico medidor de la glucosa de Medtronic, conseguir avisos para los alérgicos a través de pollen.com y sincronizarse con WellDoc, una plataforma de seguimiento médico móvil.

“La gente ya usa la activación por voz para sus teléfonos móviles y para elegir música”, afirma K. Venkatesh Prasad, el director técnico senior de Ford. “Lo que intentamos hacer es extender esa capacidad de la plataforma para incluir características relacionadas con la salud y el bienestar”.

El coche puede parecer un sitio raro para hacer seguimientos médicos, pero Anand Iyer, director ejecutivo de WellDoc, que ha trabajado con Ford en el proyecto, señala que tiene mucho sentido. “Los estadounidenses pasan unas 230 millones de horas a la semana en sus vehículos”, explica Iyer. “Es un entorno único porque es bastante íntimo”.

WellDoc ha desarrollado programas para ayudar a la gente con diabetes y otras enfermedades a hacer un seguimiento de su estado. Los programas proporcionan feedback basándose en las indicaciones de la Asociación Americana de Diabetes y otras organizaciones médicas y mantienen a los especialistas sanitarios al día sobre el historial del paciente.

Iyer, que sufre una diabetes tipo 2, explica que introducir la plataforma en el coche crea una experiencia sin fisuras para el paciente. Por ejemplo, un usuario se despierta, mide su nivel de azúcar en sangre y va a su perfil WellDoc en su ordenador o teléfono inteligente. El programa le informa de que su nivel de azúcar es bajo y le sugiere que desayune, algo que el paciente no hace. Cuando se sube al coche, le recuerda que el valor de la medición era muy bajo y le pregunta si ha tomado hidratos de carbono. “El coche funciona como otro aparato, ni más ni menos, a 100 kilómetros por hora”, sostiene Iyer.

Para los pacientes diabéticos que usan el monitor inalámbrico de glucosa de Medtronic, el coche podría ir aún más lejos, lanzando un aviso si el nivel de azúcar es bajo. Algo especialmente útil por ejemplo en el caso de un padre que conduce con un niño diabético en la parte de atrás, explica Prasad.

La aplicación para las alergias combina el sistema GPS del coche con mapas locales de recuento de polen. Podría incluso tomar decisiones basándose en esos datos, tales como subir las ventanas o cambiar el sistema de circulación de aire dentro del vehículo.

Ford tiene toda otra serie de proyectos relacionados con la salud en marcha, incluyendo asientos con sensores electrocardiográficos incorporados para hacer un seguimiento del corazón. Si bien están en las primeras fases de desarrollo, la idea es usar la tecnología para poder avisar a los conductores de que podrían estar teniendo un infarto u otro problema cardiovascular, evitando así accidentes.

Healthrageous, otro servicio de seguimiento de la salud, está trabajando con Ford para integrar tecnología parecida a la que usan los podómetros para seguir el nivel de actividad del usuario. El podómetro se podría incorporar en el mando a distancia del coche, algo que mucha gente ya lleva en los bolsillos.

¿Y esto no animaría a la gente a caminar en vez de a conducir? “Les interesa que la gente que conduce sus coches siga estando sana y que prospere, para que conduzcan más Fords en el futuro”, afirma el director general de Healthrageous, Rick Lee. “Si creas una relación con Ford que va más allá del vehículo, una relación en la que el vehículo se convierte en un aparato médico y en parte de tu vida, conseguirás una mayor fidelidad a la marca”, concluye Lee.

Biomedicina

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. Por primera vez, un paciente recibe edición genética directamente dentro de su cuerpo

    Brian Madeux es un experimento andante. La terapia intenta repararle un gen mutado causante del síndrome de Hunter. Aunque el trastorno acaba con los pacientes en entre 10 y 20 años, los niños de momento no pueden optar a participar en un ensayo clínico que podría salvarles la vida

  2. La historia recordará al medio millón de británicos que donó su ADN al mayor biobanco del mundo

    Su información genética junto a sus datos de salud ya está generando una oleada de nuevos descubrimientos médicos, desde quién padecerá de diabetes hasta a quién le gusta tomar una pinta de cerveza. Aunque el proyecto no ha hecho más que empezar

  3. Teclear con la mente, la gran apuesta para interactuar con la realidad aumentada

    El ordenador nos trajo el teclado y el ratón, y los 'smartphones' introdujeron las pantallas táctiles. Ahora, la realidad aumentada y virtual podría estar a punto de ofrecernos las interacciones por control mental, y una 'start-up' ya lleva un año trabajando para conseguirlo