.

Tecnología y Sociedad

Business Impact: Las interfaces gestuales llegan al gran público

1

Tomar el control de los ordenadores con las manos y el cuerpo se convertirá en algo común.

  • por Tom Simonite | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 09 Noviembre, 2011

Empezando por los controladores de mano introducidos por la consola Wii de Nintendo en 2006, los jugadores han sido capaces de controlar los ordenadores haciendo gestos en el aire en lugar de con joysticks, gamepads o teclados. Microsoft llevó la tecnología aún más lejos en 2010 con el lanzamiento del Kinect, permitiendo que las consolas Xbox pudieran ser operadas sin ningún tipo de controladores en absoluto: los movimientos de brazos y el cuerpo son suficientes. En la actualidad, las interfaces gestuales están empezando a extenderse a otras áreas. En particular, tienen el potencial de cambiar la forma en que los consumidores interactúan con sus televisores.

Las primeras demostraciones de lo que las interfaces gestuales podrían ofrecer más allá de los juegos provinieron de varios hackers emprendedores, que llevaron a cabo hazañas como usar un controlador de Wii para dirigir una aspiradora Roomba robótica, y de diversos investigadores académicos, como los de los laboratorios de Microsoft, que adaptaron el Kinect para por ejemplo crear un modelo 3D de todo el cuerpo del usuario. La firma analista Markets and Markets estima que el mercado de componentes de hardware y software necesario para permitir el reconocimiento de gestos en productos como el Kinect alcanzó un valor de 200 millones de dólares (145 millones de euros) en 2010 y tendrá un valor de 625 millones (453 millones de euros) para el año 2015.

Maizels Aviad, fundador de PrimeSense, la empresa israelí que suministra el hardware de detección de gestos del Kinect, afirma que está más entusiasmado con el potencial para el control de tecnología no relacionada con juegos en la sala de estar."Estamos muy centrados en la sala de estar, ya que realmente tiene que cambiar", asegura. Maizels señala que los intentos previos por integrar la informática en el hecho de ver la televisión, tales como Google TV, se han paralizado por la necesidad de utilizar complicados mandos a distancia que a menudo incorporan un teclado.

A principios de este año PrimeSense anunció una alianza con el fabricante de ordenadores chino Asus para fabricar un producto llamado WAVI Xtion, un dispositivo similar al Kinect y que está pensado para controlar un PC que envía contenido multimedia a un televisor. Maizels indica que PrimeSense también está trabajando en la próxima generación de su hardware, que se está desarrollando teniendo en cuenta aplicaciones digitales no relacionadas con los juegos y dará soporte a nuevos tipos de controles gestuales adaptados específicamente para ese propósito.

Daniel Simpkins, fundador y director general de Hillcrest Labs, encargada de desarrollar la tecnología de detección de movimiento utilizada por empresas como LG, Broadcom y Logitech, cita LG como el fabricante que está realizando los mayores avances por llevar el control por gestos a la sala de estar. El control remoto Magic Motion de LG es compatible con los últimos televisores de la compañía y, gracias a la tecnología de sensor de Hillcrest, tiene solo una fracción los botones que poseen la mayoría de mandos a distancia. Un usuario puede controlar el televisor usando gestos para interactuar con una interfaz en pantalla, moviendo el mando como si fuera un mando de Wii. Simpkins afirma que su tecnología ofrece un sencillo primer acercamiento al control por gestos, tanto para consumidores como para fabricantes de televisores que estén tratando de incorporar la tecnología: "Proporciona familiaridad a la gente a medida que pasan de un mundo donde simplemente pulsan botones en un mando a distancia", afirma, "y también permite pasar el testigo para que otra persona tome el control". Nadie ha diseñado aún un método intuitivo para que un sistema del estilo de PrimeSense pueda saber qué movimientos seguir cuando, por ejemplo, una familia ve la televisión junta.

De cara al futuro, este método sin controlador tiene el potencial de llevar el control por gestos mucho más allá de la sala de estar. La compañía belga Softkinetic ofrece cámaras 3D con capacidades similares a las de la Kinect; Disney y otras compañías las han utilizado para crear anuncios interactivos que permiten a los transeúntes explorar clips de vídeo y juegos. La start-up israelí EyeSight crea aplicaciones que integran el reconocimiento de gestos simples en teléfonos inteligentes y tabletas con cámaras frontales, por lo que es posible ignorar una llamada no deseada con solo pasar la mano.

Maizels afirma que la tecnología de PrimeSense podría aplicarse también en coches, proporcionando una forma sencilla de controlar el entretenimiento o gestionar las llamadas telefónicas entrantes. Las mejoras en el software que procesa los datos del hardware de detección de gestos harán posible que se pueda hacer un seguimiento muy preciso, o incluso inconsciente, del lenguaje corporal. "Podemos extraer mucho más de los datos que recogemos", asegura.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "Cada vez más gobiernos restringen internet para influir en los ciudadanos"

    El director de Operaciones del proyecto Jigsaw de Google, Dan Keyserling, advierte sobre las conclusiones de su último informe sobre la censura 'online' en el mundo, que no solo está aumentando, sino que cada vez es más sutil. En algunos casos, puede convertirse en una cuestión de vida o muerte

  2. El viaje de China para convertirse en superpotencia científica y tecnológica

    Varias generaciones de intelectuales chinos impulsaron la ciencia y la tecnología occidentales para construir una patria fuerte. En una nueva era de rivalidad entre Estados Unidos y China, cada vez más tensa, cabe preguntarse si su sueño se ha hecho realidad

  3. "Los MOOC no brindan capacitación práctica para el mundo real"

    La educación del futuro será híbrida e inclusiva y personalizada gracias a tecnologías como la inteligencia artificial, afirma el vicepresidente de Udacity, Sam Schofield. Además, asegura que aquellos trabajadores con formación en ciberseguridad y ciencia de datos estarán especialmente valorados.