.

Computación

Una pantalla de lector electrónico muestra vídeo con brillantes colores

1

Los fabricantes de dispositivos ya están probando la pantalla reflectante de Mirasol, que podría llegar a las tiendas el próximo año.

  • por Tom Simonite | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 16 Noviembre, 2011

A pesar de que la potencia de procesamiento y las velocidades de descarga de los dispositivos móviles aumentan vertiginosamente, uno de sus componentes sigue a la zaga: la pantalla. Los paneles LCD utilizan mucha más energía que cualquier otra pieza de un teléfono o tableta, debido a su necesidad de emitir una luz brillante para formar una imagen.

La única alternativa práctica es la tinta electrónica, la tecnología utilizada por el Kindle de Amazon, que consume muchísima menos energía pero sacrifica el color y la capacidad de cambiar las imágenes lo suficientemente rápido como para reproducir vídeo o jugar sin problemas.

En la actualidad, después de años de espera, una tecnología alternativa promete lo mejor de ambos mundos y finalmente está acercándose al punto de su comercialización. Durante una reciente visita al fabricante de chips para móviles Qualcomm, con sede en San Diego (EE.UU.), Technology Review puso a prueba una tableta Android en color de 5,7 pulgadas capaz de mantener la intensidad de los colores bajo una luz brillante, de forma parecida a un LCD y no muy diferente de las páginas de una revista. La pantalla prototipo también es lo suficientemente sensible como para la reproducción de vídeo y una partida de Angry Birds, siendo capaz de generar hasta 30 fotogramas por segundo.

Puesto que la pantalla del dispositivo utiliza la luz ambiente, al igual que una página impresa o de tinta electrónica, el consumo de energía es una décima parte, o menos, que el de una pantalla LCD, aunque esta pantalla también cuenta con una luz incorporada para su uso en la oscuridad. Conocida como Mirasol, la tecnología fue creada por una start-up, Iridigm, adquirida por Qualcomm en 2004.

"En el mercado actual, tenemos el iPad por un lado y  la tinta electrónica por el otro. Esto está realmente pensando para unir esos dos mundos", afirmó Clarence Chui, líder del grupo que desarrolla la nueva tecnología en Qualcomm. "Consume una cantidad de energía extremadamente baja, es a todo color y se puede usar dondequiera que vayas".

La pantalla Mirasol crea el color de la misma manera que lo hacen las alas de las mariposas iridiscentes o las plumas de pavo real: a través de un espejo imperfecto que ajusta el color de la luz entrante antes de reflejarla de nuevo al espectador.

En una pantalla Mirasol, esto se hace a través de pequeñas cavidades conocidas como 'moduladores de interferometría', de decenas de micras de diámetro y unos pocos cientos de nanómetros de profundidad, situadas debajo de la superficie de vidrio de la pantalla. "Es el espacio de aire entre la parte posterior del vidrio y una membrana de espejo en la parte inferior del modulador lo que establece el color", señala Chui. Cada membrana de espejo de los moduladores puede moverse hacia arriba contra el cristal cuando se le aplica un pequeño voltaje, cerrando la cavidad y mostrando un color negro a ojos del espectador. Los moduladores de Mirasol se crean utilizando técnicas similares a las utilizadas para el patrón de metales y materiales de depósito en la fabricación de chips informáticos.

Los moduladores son de tres tipos: rojo, verde y azul. Cada píxel en una pantalla Mirasol es en realidad un conjunto de varios moduladores que muestran los tres colores básicos a diferentes niveles de brillo. Encender y apagar estos moduladores siguiendo la combinación correcta da como resultado imágenes a todo color con diferentes intensidades de brillo. En condiciones de oscuridad, la luz es dirigida a los moduladores del panel a partir de luces LED situadas en el borde del panel.

Un estudio realizado por Pike Research publicado el año pasado estimó que una pantalla Mirasol de 5,7 pulgadas como la utilizada por Technology Review permitiría por lo menos el doble de navegación web que un dispositivo equivalente con una pantalla LCD. Qualcomm planea vender la pantalla a los mismos fabricantes de dispositivos, entre ellos HTC, LG y Samsung, que ya compran sus chips móviles.

Chui asegura que las pantallas se fabricarán tanto para tabletas de tamaño completo como para teléfonos, y que ya se han entregado pantallas y componentes de demostración a varias empresas asociadas.

Sin embargo, Qualcomm está muy por detrás de sus propias predicciones anteriores en cuanto a la fecha de inclusión en productos. El año pasado, Technology Review y otras publicaciones tuvieron acceso a un lector electrónico, y se nos aseguró que los dispositivos estarían a la venta en 2011. Chui indicó que la tecnología de Mirasol necesitaba modificaciones significativas antes de que su fabricación tuviera sentido económico.

El dispositivo visto por Technology Review se desarrolló en una fábrica piloto en Taiwán que, mayoritariamente, ha producido pantallas de muestra distribuidas entre socios y clientes potenciales, aunque una cantidad relativamente pequeña de pantallas comerciales serán fabricadas allí. Chui indica que una segunda fábrica más grande en Taiwan, lo suficientemente grande para una producción más económica a gran escala, está en construcción y comenzará a funcionar a mediados de 2012. Puesto que la fábrica de mayor tamaño está incompleta, los dispositivos de mercado masivo con pantallas Mirasol solo podrían aparecer en la segunda mitad del próximo año. Qualcomm planea invertir hasta 975 millones de dólares (720 millones de euros) en la nueva fábrica.

Jennifer Colegrove, dedicada al seguimiento de nuevas tecnologías de visualización para la compañía de análisis DisplaySearch, señala que a pesar de los retrasos en la producción en masa, la tecnología de Mirasol se enfrenta a poca competencia de relevancia. "Es realmente un tipo muy particular de pantalla", afirma. Además, cita su capacidad de igualarse a las LCD en cuanto a la experiencia de uso y una utilización de energía mucho menor.

Un posible rival es una tecnología de pantalla por electrohumectación que está siendo desarrollada por Samsung. Utiliza voltaje para mover líquidos de diferentes colores. Sin embargo, las pantallas de demostración de esta tecnología han presentado hasta ahora un menor grado de acabado, en comparación con las mostradas por Qualcomm, indica Colegrove.

Colegrove cree que el debut de Mirasol en productos se ha visto obstaculizado por el reto de asegurar un "rendimiento" casi perfecto de los moduladores que componen la pantalla. Puesto que deben utilizarse millones para fabricar cada pantalla, incluso una tasa de error muy baja podría ser problemática. "La industria del LCD pasó por este mismo problema con el rendimiento, y tardó años en resolverlo", afirma Colegrove.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Advertencia: este algoritmo se autodestruirá y nadie podrá acceder a la información

    Los programas de un solo uso podrían ser claves para garantizar la seguridad de algunos procesos, pero hasta ahora había sido imposible construirlos. La computación cuántica lo ha conseguido, aunque el enfoque obliga a aceptar una pequeña probabilidad de que el resultado sea incorrecto

  2. Quantum Inside: Intel ya está fabricando un chip de 17 cúbits superconductores

    Aunque la compañía ha llegado tarde a la carrera por la supremacía cuántica, confía en que su experiencia en fabricación le ayude a superar a sus rivales. Google, por ejemplo, acaba de demostrar una prueba de concepto de nueve cúbits superconductores

  3. 'Blockchain', la tecnología estrella para gestionar los datos sanitarios

    Los gestores de salud pública de EEUU ya están trabajando en herramientas para utilizar la cadena de bloques para agilizar la transferencia de información entre centros y asegurar que los datos se usan de forma correcta