.

Negocios

Business Impact: OnLive lleva su tecnología de juegos a los trabajadores móviles

1

Un sistema basado en la nube y desarrollado para satisfacer las demandas de los jugadores más asiduos también se usará en escritorios virtuales.

  • por Stephen Cass | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 22 Noviembre, 2011

Los jugadores más frecuentes suelen jugar a títulos de acción trepidante ambientados en entornos 3D realistas que requieren un hardware de gráficos de gran potencia. Tradicionalmente, estos juegos requerían poseer o bien una consola de juegos o un ordenador personal de gama alta. Sin embargo, una start-up llamada OnLive ha creado un sistema que permite incluso a los jugadores con sistemas menos sofisticados disfrutar de los últimos lanzamientos de acción a través de una conexión de red. En la actualidad, la compañía tiene previsto lanzar la misma tecnología entre empresas para que los trabajadores remotos puedan utilizar aplicaciones profesionales exigentes como si estuvieran sentados en una potente estación de trabajo en la oficina.

OnLive ha desarrollado una tecnología de streaming de video que no se basa en el tipo de buffering con tendencia al retardo empleado por sitios web de vídeo bajo demanda como Netflix y Hulu. Esto hace que sea posible ejecutar los juegos en servidores de alto rendimiento en nube y de forma casi instantánea mostrar las respuestas a las entradas de los jugadores. También permite a OnLive dar a los usuarios de negocios acceso a un escritorio virtual en cualquier hardware que pueda mostrar una secuencia de vídeo: pueden lanzar aplicaciones y guardar archivos, tal como lo harían con un ordenador de escritorio. Esta tecnología no solo puede proporcionar a los trabajadores acceso remoto a aplicaciones de oficina, sino que incluso puede permitirles utilizar los programas en teléfonos inteligentes y tabletas, que son más baratos y fáciles de transportar que los ordenadores portátiles más potentes que los trabajadores suelen utilizar.

"Estamos viendo surgir un nuevo mercado al que denominamos 'escritorios como servicio'", afirma David Johnson, analista de Forrester Research. Start-ups como Desktone se especializan en la oferta de escritorios virtuales basados en nube, y compañías más grandes como Rackspace están empezando a prestar estos servicios junto con sus ofertas de nube establecidas. Con tantos competidores en el mercado, Johnson cree que los proveedores deben diferenciarse para tener éxito. OnLive, con sede en Silicon Valley, cree que destaca por la velocidad ofrecida y el hecho de que su sistema puede funcionar con una amplia gama de hardware de usuario, tal y como demuestra el éxito de su servicio de juegos, que permite a los jugadores elegir entre una selección de títulos populares y reproducirlos directamente desde el sitio web de la compañía. OnLive lanzó el servicio en Estados Unidos a principios de 2009 y lo amplió al Reino Unido en septiembre. Los acuerdos con las casas de juegos le prohíben dar una cifra exacta, pero el director general y fundador de OnLive, Steve Perlman, afirma que el servicio tiene millones de usuarios y está agregando más rápidamente: el número se duplicó entre julio y septiembre.

Así como el servicio de juegos libera a los jugadores de la necesidad de comprar hardware caro, Perlman cree que los usuarios de negocios, especialmente aquellos que deseen ejecutar ​​aplicaciones para la edición de vídeo profesional o de diseño asistido por ordenador, con grandes necesidades de cómputo y gráficos, encontrarán gran valor en la oferta de OnLive. De hecho, estarían alquilando el software de la compañía, que a su vez compra la licencia de los creadores del programa.

Incluso aquellos con software menos exigente se beneficiarán de la velocidad que ofrece la tecnología de OnLive. Los usuarios finales no se darán cuenta de que el programa se está ejecutando en un servidor remoto. Esto significa que, por ejemplo, el departamento de TI de un hospital puede ejecutar su software de historiales médicos en la nube. Cualquier actualización del software se reflejará inmediatamente en todo el hospital, sin necesidad de instalarlo en cada equipo. Y si un ordenador fuera robado, la privacidad del paciente no se vería comprometida porque los datos no se almacenan de forma local.

Sin embargo el método de OnLive para permitir la colaboración entre trabajadores dispersos en diferentes plataformas podría llegar a ser su característica más significativa. Puesto que la salida de cualquier aplicación que se ejecute en la nube de OnLive es una secuencia de vídeo, la transmisión puede ser fácilmente enviada a múltiples dispositivos, permitiendo a los trabajadores mirar virtualmente la pantalla del compañero.

OnLive está trabajando con fabricantes de televisores en aparatos que puedan acceder a su sistema directamente (Vizio, un fabricante de televisores LCD en EE.UU. anunció el primero de estos dispositivos en enero). Imaginemos "un arquitecto que visite a un cliente con una tableta", asegura Perlman. "El cliente tiene una gran televisión en la sala de conferencias. El arquitecto puede controlar la presentación de los planos de construcción en la tableta, su apariencia en la TV, y tal vez haya un especialista en la oficina del arquitecto con un Mac o PC". Ese especialista podría ajustar los planos sobre la marcha cuando el cliente solicite cambios. OnLive planea lanzar su producto de escritorio como servicio en algún momento durante 2012.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Un experto en IA da las claves para que cualquier empresa la incorpore

    El fundador de Google Brain, Andrew Ng, está centrado en ayudar a las pequeñas compañías a iniciar su propio viaje en el océano de la inteligencia artificial. En su opinión, empezar con proyectos pequeños que no requieran muchos recursos y generen resultados a corto plazo para seducir a los ejecutivos

  2. Un material con propiedades antinaturales podría acabar con el vaho

    Esta nueva metasuperficie aprovecha el calor del Sol para reducir significativamente el nivel de condensación y aumentar la evaporación en comparación con otros materiales, una propiedad que no se encuentra en la naturaleza. Además es relativamente fácil de fabricar

  3. El problema legal de la IA: cómo regular algo que no deja de cambiar

    La inteligencia artificial cada vez tiene más peso en la vida de la gente, pero sus constantes avances nos impiden comprender su impacto en profundidad. Por eso, un grupo de expertos cree que los gigantes tecnológicos y los científicos responsables deben tener un papel más activo en su regulación