.

Computación

Una caja que envía tus datos médicos directamente a la nube

1

Qualcomm aspira a formar parte de los aparatos domésticos de seguimiento sanitario y proporcionar a los médicos un acceso más sencillo.

  • por David Talbot | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 13 Diciembre, 2011

Aproximadamente 133 millones de estadounidenses sufre una enfermedad crónica y muchos de ellos podrían beneficiarse de mejores sistemas de seguimiento doméstico de su estado de salud. Sin embargo, la mayoría de los aparatos médicos que se usan en este entorno siguen sin estar conectados con los facultativos, que podrían utilizar los datos obtenidos a través de ellos entre visita y visita.

Una nueva plataforma de Qualcomm se propone resolver esta situación con una sencilla caja que detecta las señales de aparatos de decenas de fabricantes distintos y los envía mediante una conexión móvil a una base de datos en la nube que es accesible tanto para el personal sanitario como para los pacientes.

"La reforma de la sanidad pagará a las mutuas por mantenerte sano en vez de por tratarte cuando estés enfermo”, explica John Halamka, profesor de la facultad de medicina de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y director de información el hospital Beth Israel Deaconess. “En el futuro es probable que el seguimiento continuo en casa con intervenciones frecuentes del personal sanitario sustituya a muchas de las vistas hospitalarias. La tecnología de Qualcomm va dirigida en este sentido”.

Esta empresa ha creado una división llamada Qualcomm Life para vender su nuevo conector doméstico, gestionar las bases de datos finales y establecer alianzas con los fabricantes de aparatos. La plataforma cumple con todos los estándares médicos, es “agnóstica en lo referente a la tecnología y puede funcionar con casi cualquier cosa”, afirma Rick Valencia, vicepresidente de Qualcomm Life. Sin embargo, aún queda por establecer un sistema de pago entre los fabricantes de dispositivos médicos y las mutuas aseguradoras.

Andy Castonguay, analista de móviles y aparatos electrónicos en Informa, sostiene que si bien hay muchas empresas trabajando para producir soluciones inalámbricas, el sistema de Qualcomm “es el primer producto en el mercado que permite una solución inmediata en el hogar”. Tiene algunos peros -es necesario que se alineen los elementos de pago y el servicio- pero una vez resueltos, permite que los aparatos hagan un seguimiento de la salud desde casa y sirve como punto central de comunicación.

Los dispositivos de seguimiento incluyen tensiómetros para los hipertensos, análisis de los niveles de glucosa para los diabéticos, balanzas electrónicas sencillas que pueden avisar sobre la retención de líquidos (un indicador clave para detectar el fallo cardiaco) y pruebas de respiración para pacientes con enfermedades pulmonares y asma.

Más de la mitad de los pacientes con enfermedades crónicas podrían beneficiarse de una conexión inalámbrica de sus aparatos de seguimiento, afirma Valencia. Sin embargo, por cada aparato que envía información a las mutuas aseguradoras, cuatro no  lo hacen y esto se debe en parte a dificultades técnicas. La situación es tal que algunas personas con aparatos de seguimiento de la apnea del sueño deben apuntar las lecturas de sus aparatos en un papel y enviarlas por fax a sus mutuas para recibir el pago del tratamiento, afirma.

Halamka explica que el uso de estos aparatos aumentará con el envejecimiento de la población y con la reforma sanitaria, cuyo objetivo es, en parte, pagar a los médicos por mantener a los pacientes sanos. Esto probablemente signifique más seguimiento a distancia entre visita y visita a la consulta del especialista, según Halamka, que escribió en su blog sobre este tema hace unos meses.

Muchas empresas están trabajando sobre soluciones inalámbricas para el seguimiento de la salud, entre ellas, algunas que funcionan como aplicaciones de teléfonos inteligentes. En teoría, un teléfono inteligente podría hacer el mismo papel de “navaja suiza” que la tecnología Qualcomm. Pero Castonguay afirma que los teléfonos actuales no incluyen el tipo de receptores inalámbricos utilizados por numerosos aparatos médicos, que suelen usar los protocolos de baja energía Zigbee y Bluetooth. Ademas, no suelen cumplir con los estándares de fiabilidad y seguridad para aparatos médicos.

“Hay muchas aplicaciones que hacen un seguimiento de tu frecuencia cardíaca o tus niveles de glucosa, pero si esos datos tienen que usarse para tomar decisiones clínicas, tendrán que enviarse a través de canales seguros y tener capacidad de back-up, afirma Castonguay.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Este titular no es gracioso y la ciencia ya sabe por qué

    Para descubrir las raíces del humor, un equipo de investigación se dedicó a convertir en serios los titulares satíricos de la revista 'The Onion'. Según sus conclusiones, es más fácil quitarle la gracia a algo que añadírsela, y basta con hacer real algo irreal

  2. Solo harían falta tres hackers para destruir todo el internet cuántico

    Una investigación revela que si tres ciberdelincuentes se pusieran de acuerdo para infectar la infraestructura al mismo tiempo, toda la información sería irrecuperable. Antes de que esta tecnología se haga realidad es necesario entender las amenazas a las que se enfrenta y buscar soluciones

  3. La desprotección de la industria ante los ciberataques es "alarmante"

    Asi lo afirma un estudio que revela que el 96 % del tráfico nacional de los sistemas de control industrial viaja por internet sin ningún tipo de protección. Entre las empresas vulnerables figura una consultora de energía solar, una empresa de construcción y otra de comercio y transporte