.

Computación

Hay más de un mapa para eso

1

Más allá de Apple y Google, una serie de empresas esperan alcanzar el éxito con nuevas tecnologías cartográficas.

  • por Rachel Metz | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 19 Junio, 2012

El comunicado de Apple, que anunciaba que su propia aplicación de mapas se incorporará en la próxima versión de su software móvil, sonaba a puñetazo en el estómago para Google Maps, que siempre ha estado presente en el iPhone desde que se lanzó el teléfono en 2007.

El vicepresidente sénior de software iOS de Apple, Scott Forstall, enseñó brevemente la aplicación Maps el lunes pasado en San Francisco (EE.UU.) en la Conferencia Mundial de Desarrolladores de la empresa, que se celebra anualmente. Forstall mostró mapas de países de todo el mundo, y presentó Flyover, una característica que usa imágenes tomadas desde aviones y helicópteros para proporcionar imágenes nítidas en 3D de edificios como la Pirámide Transamerica en San Francisco y la ópera de Sídney (Australia).

Este anuncio no pillaba por sorpresa a Google, que incluso había lanzado un ataque preventivo al mostrar varias innovaciones próximas para Google Maps en una rueda de prensa la semana anterior. Entre ellas hay mejoras parecidas en su propia tecnología de mapas en 3D. El cambio de rumbo de Apple tiene mucho sentido ya que dará a la empresa más poder sobre su cada vez mayor plataforma móvil ahora que el ecosistema Android de Google prolifera en aparatos móviles.

Pero además de animar la competencia entre gigante tecnológicos, la entrada de Apple en el mundo de los mapas también sirve como recordatorio a los consumidores de que éstas no son las únicas empresas dedicadas a crear aplicaciones de mapas para aparatos móviles.

Hay unas cuantas más, entre ellas Waze, una aplicación de GPS y de información sobre el tráfico, y la aplicación de mapas 3D de ciudades de UpNext. Es probable que Google Maps y la próxima aplicación Maps de Apple sean las más populares, pero ahora que crece el consumo de teléfonos inteligentes y tabletas a un ritmo vertiginoso, y se producen mejoras continuas en la potencia de procesado, la capacidad de memoria de los aparatos móviles y el acceso a redes inalámbricas de alta velocidad, estas empresas creen que también habrá sitio para ellas.

UpNext apuesta por los mapas 3D como forma de llamar la atención de los consumidores. La empresa ofrece una aplicación para iPhone y iPad que permite a los usuarios ver todo Estados Unidos y además amplias zonas de 25 ciudades disponibles en tres dimensiones. A diferencia de las últimas ofertas de Apple y Google, es una vista un poco caricaturesca, pero de eso se trata: Raj Advani, cofundador e ingeniero jefe de UpNext afirma que quería que la imagen de los mapas fuera más como un videojuego. 

Apple y Google “quieren hacer todo el mundo en 3D e hiperrealista”, sostiene Advani. “Nosotros queremos darle un enfoque mucho más cinematográfico y mejorar el mapa a la hora de presentar la información que quiere el usuario”.

Al igual que varios de sus competidores, UpNext usa cartografía basada en vectores, lo que significa que descarga datos que a continuación se usan para dibujar el mapa en un aparato móvil, lo que hace que el zum, el barrido y el desplazamiento hacia abajo por la pantalla sean más rápidos. En la práctica esto significa que entrar en UpNext en San Francisco fue como meterme en una versión digital de mi ciudad en la que puedo sobrevolar la ciudad, cambiar de dirección o bajar para acercarme más a los edificios. Una pestaña 'explora' difumina los edificios, destaca los negocios que hay cerca y te permite buscar comercios concretos o conseguir direcciones para llegar en coche hasta ellos. Es en esta especie de "cartografía dinámica", como la denomina Advani, en lo que se centra UpNext.

Con el tiempo, la empresa espera obtener ingresos ofreciendo una interfaz de programación de aplicaciones que permita a la gente crear mapas personalizados para sus propias aplicaciones, pero por el momento se concentra en su creciente base de usuarios. Por ahora las cosas van bien: Advani afirma que éstos han descargado un millón de copias de las distintas aplicaciones de UpNext hasta la fecha (incluyendo una aplicación más antigua y limitada).

UpNext no es la única empresa que está explorando las posibilidades del 3D. Hover, otra empresa de mapas centrada en este campo que aún no ha salido a la luz, también espera hacerse un hueco en el mercado de los aparatos móviles.

El objetivo inicial de Hover, que tiene sede en Los Altos, California (EE.UU.), era cumplir con las necesidades del mercado de defensa para obtener mapas del terreno en 3D rápidamente actualizables y que se pudieran crear con imágenes no clasificadas, explica Ed Lu, director de tecnología de la empresa y antiguo astronauta. Lu había trabajado anteriormente como director del grupo de proyectos avanzados de Google, que supervisó la creación de Google Maps, Google Earth y Google Street View.

Lu afirma que la tecnología de Hover puede sacar imágenes de distintas fuentes –fotografía por satélite o imágenes tomadas mediante cámaras montadas sobre los cascos de los soldados, por ejemplo- y procesarlas para producir modelos en 3D de edificios que pueden actualizarse si se obtienen más imágenes más adelante. Por ejemplo, si usases tu teléfono para sacar una foto de un edificio desde la acera, se podría usar para mejorar la precisión del modelo.

Lu cree que esa capacidad de colocar imágenes a nivel de calle que la gente puede generar por sí misma será lo que diferencie a Hover de Google y Apple.

En la actualidad la empresa vende su tecnología a clientes militares y está creando un producto para consumidores que espera tener disponible en fase beta pública –probablemente en forma de aplicación para teléfono inteligente- hacia finales de este año. “Ser capaz de avanzar por la calle para ver qué aspecto tiene lo que hay a la vuelta de la esquina es algo que la gente haría si tuvieran una forma intuitiva y rápida de hacerlo”,  afirma el director general de Hover, A.J. Altman.

Pero independientemente de lo atractiva que resulte la tecnología, encontrar (y conservar) un público suficiente para las aplicaciones es difícil. A pesar de la proliferación de aplicaciones de terceros, la mayoría no ganan demasiado dinero: Distimo, una empresa de investigación de mercados holandesa, calculó en mayo que una aplicación media en la tienda de aplicaciones de Apple ingresa solo 20 dólares al día (unos 15 euros), es decir, 7.300 dólares al año (unos 5.550 euros).

Y podría resultar aún más difícil para las aplicaciones de mapas. Como señala Ben Bajarin, analista principal en Creative Strategies, hace mucho que los mapas forman parte de los teléfonos inteligentes y los consumidores tienden a usar lo que viene cargado por defecto en su aparato. “A pesar de que hay innovaciones, es difícil que se hagan oír por encima del ruido”, sostiene.

Una empresa que ha tenido un éxito relativo a la hora de conseguirlo ha sido Waze, una aplicación que ofrece navegación y datos sobre tráfico recopilados gracias a la aportación de muchas personas. Se afirma que la empresa, con sede en Palo Alto, California (EE.UU.), aporta datos a Apple Maps, aunque desde la empresa no han querido comentar el asunto.

Desde que se lanzó a escala mundial en 2009, Waze ha alcanzado los 18,5 millones de usuarios, la mayoría de los cuales lo usan en sus iPhones o teléfonos inteligentes con sistema operativo Android, según el director general Noam Bardin. Los usuarios de Waze pueden aportar información a sus mapas en la Web, añadiendo especificaciones como cruces y giros permitidos y, cuando usas la aplicación, Waze automáticamente recoge datos sobre las condiciones locales de tráfico (los usuarios también pueden informar sobre el estado del tráfico: atascos, accidentes o errores en el mapa).

La empresa espera obtener ingresos gracias a una plataforma publicitaria basada en la localización de los usuarios que lanzará en septiembre y que puede mostrar los aparcamientos más cercanos a un destino o anuncios sobre negocios como las gasolineras y cafeterías que hay por el camino.

Esto quizá funcione para Waze, pero Bajarin cree que las empresas de mapas tendrán que especializarse mucho para prosperar. Quizá, por ejemplo, sacando una aplicación que ayude a la gente a encontrar los parques para perros más próximos, en vez de una aplicación centrada en el ámbito más amplio de las búsquedas y las instrucciones para llegar a sitios locales.

“Según va aumentando el número de aparatos inteligentes –teléfonos y tabletas- el contexto es importante, pero la clave va a ser si serán capaces de diferenciarse lo suficiente para que alguien elija utilizarlos a ellos en lugar de otras cosas", concluye Bajarin.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. 2021 bate el récord de ciberataques de día cero

    Ya se han identificado 66 'exploits' de vulnerabilidades en lo que va de año, casi el doble que en 2020. Afortunadamente, este aumento se debe, en parte, a la mayor capacidad de los expertos en ciberseguridad para detectarlos, por lo que son cada vez más caros y difíciles de detectar y usar

  2. Accuvant, la empresa que ayudó a los Emiratos Árabes a hackear iPhones

    Aprovechaba un error en iMessage de Apple para apoderarse del teléfono de la víctima y se utilizó contra cientos de personas en Karma, una gran campaña de vigilancia y espionaje entre cuyos objetivos figuran rivales geopolíticos, disidentes y activistas. El FBI acaba de multar a los responsables

  3. Starlink: la solución a la brecha digital que casi nadie podrá pagar

    Aunque la tarifa mensual para acceder a internet con sus satélites LEO resulta asequible, requiere un alto precio de instalación inalcanzable para muchos, a pesar de que SpaceX lo vende en pérdidas. Necesitará aumentar su base de clientes para ser rentable y económico, pero eso reducirá la velocidad para todos