.

Tecnología y Sociedad

Business Impact: Un algoritmo para escoger 'start-ups' ganadoras

1

Una empresa de capital riesgo prescinde de la intuición y usa modelos informáticos para decidir sus inversiones.

  • por Jessica Leber | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 11 Julio, 2012

A David Coats, inversor de capital riesgo, Aldea Pharmaceuticals, una start-up de biotecnología que desarrolla un tratamiento de emergencia para casos de envenenamiento por alcohol, le parece una oportunidad de inversión atractiva. Pero no porque se fie de su instinto, antes ha consultado el modelo informático que él mismo ha creado.

Dos semanas y algunas llamadas de teléfono después, escribió un cheque por valor de 1,25 millones de dólares (aproximadamente un millón de euros) para la empresa, que tiene su sede en Westport, Connecticut (EE.UU.). “Una decisión de este tipo normalmente habría llevado al menos tres meses”, explica Tim Shannon, socio de Canaan Partners, la empresa encargada de dirigir la ronda de financiación para Aldea por valor de 7 millones de dólares (unos 5,7 millones de euros).

Los 1,25 millones de dólares son una inversión de Correlation Ventures, que se denomina a sí misma como “una nueva raza de empresas de capital riesgo”, una guidada por un programa de software de análisis predictivo creado a lo largo de los últimos seis años por Coats y su socio Trevor Kienzle. Este método hace que el proceso de inversión sea más eficiente. Y para los emprendedores significa respuestas mucho más rápidas: los rechazos pueden llegar en apenas dos días. Para poner en marcha su modelo, Correlation Ventures, que tiene sedes en San Diego y Palo Alto, California (EE.UU.), pide a las start-ups que les envíen cinco documentos básicos respecto a la planificación, financiación y cuestiones legales de la empresa. Después, introduce los datos en un programa parecido a los que se dedican a decidir calificaciones de crédito.

Una puntuación alta conduce a una entrevista de 30 minutos con el director general de la start-up y la empresa de capital riesgo externa que dirige la inversión, además de un repaso legal rápido y una comprobación de antecedentes. Como con-inversor, Correlation Ventures siempre depende de la investigación llevada a cabo por el inversor principal.

Después, Correlation Ventures suele hacer entrega de un  cheque de su fondo de 165 millones de dólares (unos 135 millones de euros), cerrado en noviembre del año pasado, en menos de dos semanas. “Algo impensable hasta ahora en la industria del capital riesgo”, afirma Coats.

Una vez hecha la inversión, Correlation da un paso atrás y no acepta un puesto en la junta. Esa política también está definida por los datos: los análisis de la empresa demuestran que las empresas con más de dos vicepresidentes en la junta tienen menos probabilidades de éxito.

Lo que aún no está claro es si este sistema funciona. Por ahora Correlation Ventures ha invertido en 26 empresas de distintos sectores, pero afirma que es demasiado pronto para hablar de éxitos o fracasos.

Nada de esto hubiera sido posible hace tan solo una década. Matthew Rhodes-Kropf, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard (EE.UU.), que aconseja a Correlation Ventures y ahora tiene dinero invertido en el fondo, afirma que hace muy poco tiempo que la industria del capital riesgo ha vivido una cantidad suficiente de ciclos de negocios como para poder buscar tendencias sutiles.

Tampoco existía un compendio completo, preciso y público de datos sobre el capital riesgo, así que Correlation Ventures se buscó la vida para conseguirlo, asociándose con Dow Jones, buscando en Internet, firmando acuerdos de confidencialidad con más de 20 fondos de capital riesgo para poder analizar sus estadísticas internas y llamando a cientos de empresas.

Las empresas denominadas de “Grandes Datos” han atraído a muchos inversores, pero la industria del capital riesgo, que suele moverse por la reputación, aún tiene que empezar a usar este tipo de herramientas. (Existen excepciones, como Google Ventures, que  usa el análisis cuantitativo para tomar decisiones).

Rhodes-Kropf afirma que a los inversores de capital riesgo se les da bien identificar las empresas que tienen mayores probabilidades de éxito, pero no son tan buenos prediciendo cuál será el próximo Facebook. Y uno de los descubrimientos de las investigaciones de Coats es que aunque las principales firmas inversoras sí que invierten en una cantidad desproporcionada de empresas “ganadoras”, la mayoría de las inversiones de éxito están dirigidas por empresas que no entran ni en el top 50. Así pues, según Coats, tiene sentido que Correlation Ventures dedique la misma cantidad de tiempo y energía en muchas empresas y con-invertir con una combinación variada de empresas de capital riesgo.

Para explicar su proyecto, Coats cita Moneyball, el libro y la película sobre cómo Billy Beane, mánager de los Oakland Athletics rechazó las prácticas estándar a la hora de evaluar a los jugadores de béisbol y creó un equipo ganador dejando que un ordenador midiera variables que los demás pasaban por alto. Cree que las medias funcionan. “No decimos que tengamos una bola de cristal mágica”, afirma. “Hacemos que las probabilidades caigan un poco a nuestro favor con cada inversión”.

Tecnología y Sociedad

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. "Cada vez más gobiernos restringen internet para influir en los ciudadanos"

    El director de Operaciones del proyecto Jigsaw de Google, Dan Keyserling, advierte sobre las conclusiones de su último informe sobre la censura 'online' en el mundo, que no solo está aumentando, sino que cada vez es más sutil. En algunos casos, puede convertirse en una cuestión de vida o muerte

  2. El viaje de China para convertirse en superpotencia científica y tecnológica

    Varias generaciones de intelectuales chinos impulsaron la ciencia y la tecnología occidentales para construir una patria fuerte. En una nueva era de rivalidad entre Estados Unidos y China, cada vez más tensa, cabe preguntarse si su sueño se ha hecho realidad

  3. "Los MOOC no brindan capacitación práctica para el mundo real"

    La educación del futuro será híbrida e inclusiva y personalizada gracias a tecnologías como la inteligencia artificial, afirma el vicepresidente de Udacity, Sam Schofield. Además, asegura que aquellos trabajadores con formación en ciberseguridad y ciencia de datos estarán especialmente valorados.