.

Negocios

Nanotecnología para ahorrar costes a los agricultores

1

La joven empresa colombiana SAS ha desarrollado una tecnología que mejora la efectividad de los fertilizantes utilizados en la agricultura y el aprovechamiento de los recursos.

  • por Verónica Ramírez | traducido por
  • 06 Agosto, 2012

SAS (Sustainable Agriculture Solutions) es un equipo de seis personas que definen su trabajo como agricultura de precisión. El Sistema de Transporte Coloidal (STC) que han creado consiste en unos nanoglóbulos que encapsulan y protegen los nutrientes que usan los fertilizantes hasta que entran en contacto con la raíz o las hojas de la planta. Su objetivo es utilizar los recursos disponibles en la agricultura de la manera más eficiente para incrementar la productividad.

Héctor Acuna y Juan David Rivera, dos de los socios de la empresa, asistieron a EmTech Colombia para participar en el foro de inversión. También reservaron un espacio en sus agendas para charlar con MIT Technology Review en español.

TR.es: ¿Por qué comenzar con los fertilizantes para solucionar el problema de la agricultura?

Juan David Rivera: Del treina al cincuenta por ciento de lo que se aplica al suelo no es consumido por la planta. Esto es un gran desperdicio y hace que la agricultura tenga unos costes muy altos. Empezamos con fertilizantes porque es lo que más volumen tiene en la agricultura, aunque la tecnología también es aplicable a insecticidas, fungicidas y otro tipo de agroquímicos.

¿Cuánto tiempo os ha llevado desarrollar vuestro producto?

J.D.R.: En cuatro años de trabajo de campo hemos estado probando diferentes prototipos de fertilizantes agroquímicos en diferentes países y cultivos: maíz en Estados Unidos y arroz en Colombia, en República Dominicana y en España.

¿Qué coste tendrá para el agricultor con respecto a otros fertilizantes?

Héctor Acuna: Nuestro fertilizante permite un ahorro neto de un 20 por ciento por área. Esto aportará no solo beneficios financieros sino también ambientales y sociales a los consumidores finales de los fertilizantes, en este caso los agricultores.

¿Cómo habéis financiado el proyecto?

J.D.R.: Hasta este momento, con financiación de los socios. Ahora estamos preparados para dar el siguiente paso y comenzar a comercializar, y para ello sí necesitamos apoyo financiero tanto en infraestructura como en materia prima.

¿Es fácil introducir nuevos productos en el sector agrícola?

H.A.: Ese ha sido uno de los grandes retos de este proyecto. La clave ha sido asociarnos con cooperativas de agricultores y con grandes distribuidores agrícolas y utilizar los canales y buenas relaciones ya existentes. Buscar el ahorro y beneficios para los asociados es la razón de ser de las cooperativas. Ellos están listos, esperando que podamos comercializar el producto.

¿Cómo valoráis vuestra participación en EmTech Colombia?

J.D.R: Eventos como EmTech Colombia son a la vez una vitrina y un punto de encuentro entre proyectos, tecnología, inversores y academia, en el que todos comparten el mismo objetivo de impulsar y proyectar beneficios al mercado.

¿Qué será lo siguiente en soluciones para la agricultura?

J.D.R: Queremos seguir buscando la reducción de agroquímicos y también proporcionar servicios de información para poder formular correctamente los fertilizantes y continuar ofreciendo más ahorro. Este es el primer paso, pero no nos queremos quedar ni en fertilizantes ni en agroquímicos.

¿Cómo hacer frente al problema mundial de abastecimiento de alimentos?

H.A.: Se calcula que hay un siete por ciento más de tierra que podría usarse sin destruir nuestra selvas, no podemos buscar más. Además, hay una brecha de productividad tremenda: en Estados Unidos, por cada hectárea que se cultivan de maíz se generan diez toneladas. En países en vías de desarrollo se producen 2,7 toneladas en la misma hectárea. Hay muchas posibilidades de cerrar la brecha existente en países con poca tecnología y ahí está la clave del proceso: ser mucho más productivos en la tierra que ya tenemos y utilizar mejor los recursos.

¿Y a la cuestión medioambiental?

J.D.R: Los fertilizantes son una de las grandes fuentes de gases de efecto invernadero, solo el hecho de reducir un 40 por ciento su uso pesaría mucho ambientalmente.

Negocios

Los avances tecnológicos están cambiando la economía y proporcionando nuevas oportunidades en muchas industrias.

  1. Los dos ritmos de la IA: la mayoría de empresas sigue sin revolución

    Mientras los gigantes de internet han introducido la inteligencia artificial en casi todo su negocio, a la mayor parte de la industria le está costando mucho aprovecharse de su potencial. La falta de homogeneidad en los datos y el escaso conocimiento de los empleados son los principales lastres

  2. Las IA de la policía de EEUU están entrenadas con datos falsos

    Una investigación revela que la mayoría de estos algoritmos funciona con información sesgada hacia las minorías a causa de los comportamientos corruptos de los propios cuerpos de seguridad. Se trata de un lavado de cara tecnológico que hace creer que las decisiones algorítmicas son justas

  3. Una criptomoneda inspirada en Harry Potter intenta embrujar a Bitcoin

    Grin se postula como alternativa casi mágica capaz de garantizar el anonimato de las transacciones y aumentar la eficiencia de la cadena de bloques gracias a una nueva técnica llamada Mimble Wimble. La mayoría de la comunidad se ha rendido a su hechizo, pero aún tiene mucho que demostrar