.

Biotecnología

TR35 Álvaro Rojas-Peña

1

Hablamos con este cirujano de 32 años que desarrollado un sistema de conservación extracorpórea de órganos para trasplante que mantiene vivos los órganos durante 36 horas.

  • por Redacción | traducido por
  • 14 Septiembre, 2012

Rojas-Peña considera que su trabajo tiene un impacto clínico y social muy grande: “No solo revolucionaría la forma en la que se hacen los trasplantes, sino que podríamos en cuestión de años eliminar las listas de espera y evitar que pacientes mueran esperando el 'anhelado' donante. El impacto económico también es muy grande, pues los pacientes con enfermedades crónicas terminales son los que más costes generan al sistema”, explica.

Pensando en los próximos 10 a 15 años, Rojas-Peña pretende poder ofrecer este sistema de preservación de órganos como una alternativa clínica exitosa y disponible, pero además busca desarrollar la idea de tratar fuera del cuerpo [por medio del mismo sistema] órganos que han desarrollado enfermedades locales o pequeños cánceres para evitar los efectos adversos del tratamiento actual en pacientes. Durante EmTech Colombia, el joven cirujano compartió estas y otras impresiones con MIT Technology Review en español. Haz clic en el vídeo para conocerlas.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. CRISPR 3.0 o cómo llevar la edición genética más allá de las enfermedades raras

    El año pasado, Verve Therapeutics inició el primer ensayo en humanos de un tratamiento CRISPR que podría beneficiar a una mayoría de personas. La edición de genes podría estar lista para la sociedad en general

  2. La emprendedora que quiere fabricar órganos para salvar a su hija y otras muchas vidas

    Martine Rothblatt cree que llegará el día en el que los órganos trasplantables y los impresos en 3D estarán fácilmente disponibles, salvando innumerables vidas, incluida la de su hija

  3. Los nuevos retos de las vacunas de ARN mensajero tras el COVID

    Las vacunas de ARNm nos ayudaron durante la pandemia de COVID-19, pero también podrían ayudar a defendernos contra otras enfermedades infecciosas y ofrecer protección general contra la gripe, e incluso tratar el cáncer