.

Biotecnología

Atacando al VIH en pandilla

1

Un diverso grupo de anticuerpos pueden trabajar juntos para neutralizar el virus, lo que sugiere un nuevo enfoque para la vacunación.

  • por Lauren Gravitz | traducido por Rubén Oscar Diéguez (Opinno)
  • 17 Marzo, 2009

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) es tristemente célebre por ser un oponente astuto que evoluciona más rápido que el sistema inmune para lidiar con él. Incluso ahora, 25 años después de su descubrimiento, los esfuerzos para crear una vacuna en su contra no han dado resultado. Aunque los científicos han diseñado anticuerpos que proporcionan una amplia protección contra el virus, las vacunas destinadas a desencadenar la producción de estos anticuerpos funcionaron en monos, pero no logran obtener ningún tipo de inmunidad en los seres humanos. Ahora, una nueva investigación demuestra que a las vacunas les iría mejor si pudieran estimular al cuerpo para producir no uno de estos "super" anticuerpos, sino cientos más leves que actúen en masa para vencer el VIH.

Los investigadores de la Universidad Rockefeller examinaron la sangre de seis pacientes con VIH “con avance lento”, que pueden estar infectados durante un largo período de tiempo sin enfermarse, porque sus cuerpos son lo suficientemente capaces como para controlar el virus. Al utilizar una técnica nueva para detectar células productoras de anticuerpos de VIH en sangre junto con un novedoso método para aislar a los anticuerpos en sí, los investigadores encontraron 433 anticuerpos diferentes en estos pacientes que pueden unirse a una proteína determinada (llamada gp140) que el virus necesita para infectar las células inmunitarias. Muchos de estos anticuerpos humanos aislados fueron capaces de neutralizar algunas cepas de VIH en pruebas de laboratorio. Los esfuerzos previos para crear una vacuna contra el VIH se han centrado en esta proteína, pero han logrado estimular el sistema inmunitario humano para producir cualquiera de los cuatro anticuerpos neutralizantes ampliamente descritos hasta la fecha. El grupo de anticuerpos recién descubierto, sin embargo, da una idea de la respuesta natural del cuerpo al virus. A diferencia de los anticuerpos generados por el hombre, ninguno tiene un gran impacto individual. Pero juntos pueden mantener el virus bajo control con éxito. "Ninguno de ellos es como los 'cuatro fantásticos', pero el cuerpo no produce los cuatro fantásticos", afirma Michel Nussenzwaeig, profesor de inmunología molecular en la Universidad Rockefeller (Estados Unidos), que dirigió la investigación. "Así que tal vez lo que esto revela es que el tipo de vacuna que quieres es una que creará todos esos otros anticuerpos chiquititos que serán efectivos juntos", asegura Nussenzwaeig. La investigación se publicó online en la revista Nature el domingo.

"Lo que han hecho, esencialmente,  es rescatar la memoria inmune de seis personas infectadas con el VIH en un tubo de ensayo", comenta Dennis Burton, un profesor de inmunología en el Laboratorio de Investigación Scripps y director del Centro de Anticuerpos Neutralizantes del VIH, recientemente creado. "Es una gran hazaña de la inmunología". Pero Burton indica que, si bien el estudio es un gran salto hacia delante, aún hay cierto trecho por recorrer antes de que los investigadores comprendan completamente cómo el sistema inmunológico de la gente responde frente al VIH. "Todavía hay muchos problemas y temas pendientes. Tenemos algunas de las piezas del rompecabezas, pero hay muchas que faltan todavía", señala Burton.

Encontrar una gama tan amplia de anticuerpos ha sido una tarea enorme que requirió de un nuevo conjunto de técnicas. Primero, los investigadores tuvieron que identificar las células inmunitarias que se unieron al gp140 marcándolas con proteínas del VIH. Las células que resultaron positivos se separaron y los científicos crearon una "biblioteca" con los fragmentos de ADN de las células. A partir de estos fragmentos, clonaron todos los anticuerpos, los expresaron en nuevo un lote de células, extrajeron los anticuerpos secretados mediante purificación y luego probaron su capacidad para unirse al gp140 y para determinar si inhibían la duplicación del virus.

"Es una cantidad de trabajo impresionante", afirma David Montefiori, el director del Laboratorio de Investigación y Desarrollo de la vacuna contra el SIDA del Centro Médico de la Universidad de Duke. "Jamás se ha intentado antes algo de semejante magnitud."

Es poco probable que los anticuerpos nuevos recién aislados en sí sean un tratamiento o una terapia de protección eficaz. Si bien algunos de los 433 anticuerpos pueden neutralizar algunas cepas del VIH, en conjunto, no pueden neutralizar ampliamente todas las cepas importantes. Y el virus se seguiría mutando, probablemente logrando que los poderes neutralizantes de los anticuerpos sean  menos efectivos a través del tiempo.

Biotecnología

Nuevas tecnologías y conocimientos biológicos empiezan a ofrecer opciones sin precedentes para mejorar nuestra salud.

  1. EXCLUSIVA: la investigación inédita de las gemelas CRISPR de China

    Presentamos algunos extractos del manuscrito original de He Jiankui sobre su trabajo para crear a las gemelas editadas genéticamente Lulu y Nana. El texto, analizado por expertos, demuestra que el He ignoró las normas éticas y científicas y que puede haber puesto en riesgo la salud de las pequeñas

  2. La era Gattaca: así funciona el test de ADN para elegir el mejor embrión

    Calificado como un "23andMe, pero en embriones", afirma poder predecir qué sujetos de FIV tienen menos probabilidad de padecer varias enfermedades y rasgos como el nivel de inteligencia y la altura. Sin embargo, sus problemas éticos y su falta de fiabilidad han hecho saltar las alarmas de varios expertos

  3. Riesgos y beneficios de un IoT biológico basado en bacterias

    Estos organismos presentan muchas de las características típicas de los dispositivos de internet de las cosas. Un sistema de este tipo podría tratar enfermedades de forma localizada e identificar toxinas y contaminantes. Pero también sería susceptible a hackeos biológicos de pesadilla