.

Otros

Un diminuto transmisor de teléfono móvil se instala en el África rural

1

Las zonas rurales podrían beneficiarse enormemente de esta resistente estación base externa.

  • por David Talbot | traducido por Lía Moya (Opinno)
  • 06 Junio, 2013

Foto: Esta unidad de 50 vatios es la estación base externa de menor consumo energético del mundo, según un análisis llevado a cabo por su fabricante.

En el mundo, al menos mil millones de personas no tienen acceso a comunicaciones celulares porque les falta la electricidad que alimente los transmisores y receptores tradicionales. Una nueva estación base celular de baja potencia que se está probando en Zambia podría proporcionar conectividad a algunas de esas personas.

Con un peso de apenas cinco kilos y un consumo de apenas 50 vatios, el dispositivo proporciona conectividad a 1.000 personas y es "la estación base externa de menor consumo del mundo", según Vanu Bose, director ejecutivo de Vanu, la empresa de Cambridge, Massachusetts (EE.UU.) que lo ha creado.

Un destino de la miniestación base es Chaimiaka, un pueblo a 115 kilómetros de la capital de Zambia, Lusaka. Las unidades necesitan una segunda pieza de equipo, conocida como backhaul o red de retorno, para manejar la conexión a la red principal. En Chaimiaka esto se hace con un transmisor de microondas que consume 25 vatios; enlaza las comunicaciones del pueblo con una estación base tradicional situada a 17 kilómetros de distancia.

En otras circunstancias se puede usar una conexión por satélite o una red de retorno de fibra. La energía necesaria para activar las estaciones base y las conexiones de retorno se puede conseguir mediante energía solar, baterías, generadores o cualquier conexión a la red disponible.

La red de cobertura de Zambia sirve para ilustrar el problema global. De los 13 millones de residentes en el país centroafricano, 8,5 de ellos viven en zonas rurales y tienen una cobertura poco fiable o nula, algo que se puede observar en este mapa. En los países en vías de desarrollo, las redes se suelen construir en zonas urbanas y a lo largo de las vías de comunicación principales, pero eso deja a mucha gente sin acceso.

Foto: Entre los beneficiarios de la nueva estación base de baja potencia están los habitantes de las zonas rurales gobernadas por el Jefe Shakumbila, un líder tradicional de Zambia.

Para conseguir un bajo consumo, la principal estrategia de la empresa ha sido usar un único procesador controlado por software para manejar todas las tareas de procesado y trabajo en red. En las estaciones base convencionales este trabajo lo hacen dos o tres procesadores. "En cada punto del proceso de diseño nos preguntamos: ¿Cómo podemos hacer esto de forma diferente para reducir el consumo eléctrico?, lo que resulta en cambios en numerosos aspectos del diseño de una estación base tradicional, incluyendo el uso de la antena, el filtrado y el procesado de señales", explica Bose.

En el futuro, esta y otras estaciones base podrían ser aún más eficientes con los avances que se esperan en amplificadores supereficientes, los aparatos que transforman las señales eléctricas en ondas de radio. Estos aparatos son, con mucho, lo que más energía consume en todas las estaciones base.

La tecnología se está poniendo en marcha en conjunto con un socio de Zambia, Connect Africa. En el blog de la empresa se describe una reunión con un líder tradicional, el Jefe Shakumbila. En un principio el jefe expresó algunas reservas sobre la influencia de la tecnología, pero añadió: "Podemos usar la tecnología para preservar la cultura. Coexistiremos, no hay forma de pararlo porque tenemos que seguir el ritmo del mundo".

Y claramente la tecnología está marcando el ritmo del continente africano, sobre todo en los nodos principales, incluyendo Nairobi. El suministro eléctrico es un factor limitante clave. "Cuando los africanos tengan más ingresos disponibles y se acostumbren al influjo de Internet y la conectividad móvil, la necesidad de electricidad va a aumentar", afirma Erik Hersman, director de iHub, una incubadora de start-ups keniata (ver ""). "La idea occidental de la infraestructura eléctrica tampoco encaja en este continente, hay que repensarla. Y por eso creo que algunos de los mayores avances tecnológicos se darán en los próximos años en África, hay una demanda creciente y muy pocas soluciones que encajen".

Entre algunas de las otras soluciones que están apareciendo está un dispositivo llamado BRCK, un aparato capaz de conectar con cualquier red del mundo, proporcionar ocho horas de batería para conectividad inalámbrica y programarse para nuevas aplicaciones, como por ejemplo los sensores de movimiento a distancia (ver "Esta caja mantiene el flujo de información durante una crisis")

Otros

  1. El polémico plan de Harvard para llevar la geoingeniería al mundo real

    La universidad asegura que su enfoque servirá de guía para futuros experimentos. Mientras, los críticos advierten de que podría ser un truco para allanar el camino de esta tecnología y consideran que hace falta más investigación previa

  2. Este gel aislante podría cumplir el sueño de cultivar plantas en Marte

    Si se aplicara aerogel de sílice en determinadas regiones del planeta se podría aumentar su temperatura a niveles adecuados y fundir el hielo para disponer de agua líquida. Aunque la investigación es teórica, varios expertos coinciden en que podría funcionar

  3. Auge y caída del 'rock' espacial: de David Bowie a Radiohead

    El salto de la humanidad hacia los cielos fue el logro más impresionante de la segunda mitad del siglo XX, y coincidió con la transformación de la cultura juvenil a través del 'rock'. Este estilo musical y el auge de la carrera espacial han vivido en líneas de tiempo paralelas