.

Computación

Por 35 euros, una cajita ofrece el anonimato en internet

1

Un dispositivo barato llamado Safeplug facilita el uso de la red de anonimato Tor en casa

  • por Tom Simonite | traducido por Lía Moya
  • 25 Noviembre, 2013

Foto: Si conectas esta cajita a tu router, puedes mantener tu navegación por la red en el anonimato

Tor, una herramienta de privacidad usada por activistas, criminales y los servicios de inteligencia de Estados Unidos para ocultar el rastro de su actividad en línea, está siendo empaquetada para el mercado de consumo masivo. Un dispositivo que se puso a la venta la semana pasada por 49 dólares (unos 36 euros) y que está dirigido a los consumidores domésticos, hace que resulte relativamente fácil dirigir una conexión a internet doméstica por la red de Tor. El Safeplug, así se llama el dispositivo, también puede bloquear la mayoría de los anuncios en línea.

"Se pretende que sea un producto de consumo masivo", afirma el director de producto de PogoPlug, Jed Putterman. Esta es la empresa que ha desarrollado Safeplug, y cuyo principal negocio es proporcionar almacenamiento en nube y backup para uso doméstico. "Queríamos hacer una forma fácil de práctica de conseguir la protección que ofrece Tor".

La forma más sencilla de usar Tor en la actualidad implica descargar un paquete de software, incluyendo un nuevo navegador web, en cada dispositivo que alguien quiera usar de forma anónima. Safeplug, por el contrario, es una pequeña caja que se enchufa al router doméstico para permitir que cualquier dispositivo que esté conectado a internet use Tor. Safeplug funciona como un servidor por poderes, lo que significa que los ordenadores de una misma red lo usan como intermediario para acceder a internet. El dispositivo también lleva un bloqueador de publicidad incorporado, que viene desactivado por defecto.

Putterman espera que el aparato atraiga a las familias que quieren impedir que sus proveedores de internet o las empresas en línea, como las redes de anuncios, conecten su dirección IP o su identidad con su actividad en línea. Las direcciones IP se pueden usar para revelar la localización de alguien (ver "Un truco de rastreo muestra a todo el web dónde usted está") y para enlazar distintos hilos de actividad en línea con perfiles de comportamiento y así recibir publicidad dirigida. Safeplug también puede atraer a quienes se sientan incómodos por las recientes revelaciones sobre la vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional (ver "La NSA tiene vía libre en línea").

Sin embargo, el profesor ayudante de la Universidad de Nevada (EEUU), Mehmet Güneş, que estudia las herramientas de anonimato, afirma que los usuarios de Safeplug sólo serán auténticamente anónimos si además cambian su comportamiento en línea de otras formas. "Tor proporciona la imposibilidad de ligar la fuente con el destino, y hay quien confunde eso con el anonimato", afirma. Gracias a Tor la gente puede filtrar fácilmente información que los identifique a través del plug-in de Flash, de otros añadidos, o a través de información que teclean o envían, explica Güneş.

La página de descarga del Proyecto Tor ya advierte de que "Tienes que cambiar algunas de tus costumbres" justamente por esos motivos, y recomienda deshabilitar todos los plug-ins del navegador.

Otro reto para Safeplug es que el diseño de Tor hace que se ralentice el tráfico web. Putterman sugiere que se instale su dispositivo para aplicar Tor solamente a las conexiones wifi, o para proteger teléfonos, tabletas y portátiles, dejando los dispositivos que usan conexiones por cable para labores intensivas en ancho de banda, como la televisión en streaming o los juegos en línea, para que funcionen de forma normal.

La red Tor consigue que el tráfico sea privado haciendo que coja una ruta indirecta a través de internet. El proceso oculta la dirección IP a los servicios a los que se accede e impide que el proveedor de internet u otras entidades que puedan estar vigilando la conexión, sepan cuáles son esos servicios. De camino a su destino, los datos de una persona que use Tor pasan por tres "relevos" ejecutados por voluntarios, un proceso mediado por tecnología de encriptado que impide que ninguno de los relevos conozca el origen o el destino final de los datos.

El dueño de un Safeplug también pueden hacer que éste funcione como relevo para ayudar a otros usuarios de Tor. En la actualidad hay más de 4.000 relevos Tor en todo el mundo, pero Putterman cree que su dispositivo llevará a la aparición de muchos más. "Esperamos poder sumar decenas de miles de relevos para Tor", afirma. "Los relevos no usan mucho ancho de banda y ayudan a la comunidad".

Güneş está de acuerdo en que la aparición de más relevos fortalecería la red Tor: "Un grupo mayor te permite anonimizar mejor". Añadir más relevos a Tor también podría mejorar el rendimiento de la red, reduciendo el consumo de ancho de banda para quienes lo usan.

Cuesta encontrar datos sobre cómo se usa Tor en la actualidad. Un estudio realizado por Güneş hace dos años halló que la inmensa mayoría del tráfico de Tor se dedica a navegar por internet normalmente, así que Safeplug quizá atraiga a quienes ya usan la red de esta manera.

En la actualidad hay más de tres millones de conexiones Tor en uso, aunque esa cifra mengua tras un pico este verano. Se cree que el descenso se debe a un paquete de software malicioso que usó la red para comunicarse con sus operadores.  

El desarrollo original de Tor recibió apoyo del Laboratorio de Investigaciones Navales de Estados Unidos. El Proyecto Tor, una organización sin ánimo de lucro que mantiene la herramienta en la actualidad recibe la mayor parte de su apoyo del Gobierno de Estados Unidos, principalmente del Departamento de Defensa y del Departamento de Estado.

A pesar de su relevancia, por ahora el diseño de Tor parece mantenerse a salvo de todos los ataques, excepto de los más sofisticados y con mayores recursos (ver "Tor necesita mejoras para proteger a sus usuarios del espionaje")

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. EE. UU. rechaza a Huawei pero Reino Unido le pide ayuda con el 5G

    Ambas potencias han adoptado una posición contraria en su relación con el gigante tecnológico chino. Mientras que Google acaba de anunciar que no licenciará Android en su móviles, Reino Unido ha pedido a la empresa que le suministre materiales "no esenciales" para su futura red 5G

  2. IA + 'blockchain' = un 5G más eficiente y potente

    Esta ecuación es la apuesta de EE. UU. para liderar las redes inalámbricas de próxima generación las redes inalámbricas de próxima generación. La inteligencia artificial hará que todo el proceso sea más eficiente y las cadenas de bloques ayudarán a controlar quién tiene acceso a qué 

  3. Una nueva cámara logra tomar fotografías a 45 kilómetros de distancia

    La técnica utiliza LIDAR y fotorreceptores de un único fotón para producir imágenes en 3D a unas distancias imposibles para cualquier otro sistema previo. Incluso puede atravesar el esmog de una ciudad, como puede apreciarse en la imagen superior