.

Computación

El lenguaje de programación de Apple atraerá nuevos desarrolladores

1

Los expertos ya han podido echar un primer vistazo a Swift y les gusta lo que han visto

  • por Rachel Metz | traducido por Lía Moya
  • 05 Junio, 2014

Puede que Apple no deslumbrase a los consumidores con sus últimas ofertas de software en la Conferencia Anual Mundial de Desarrolladores de este año, celebrada en San Francisco (EE.UU). Pero ha desvelado algo que podría tener un impacto mucho mayor que una nueva versión del software iOS móvil o incluso que un nuevo iPhone: un nuevo lenguaje de programación.

Se llama Swift y pretende ofrecer una forma más rápida y fácil de construir software para los productos de Apple que su lenguaje de programación actual, Objective-C. Y, por el momento, parece que a los desarrolladores les gusta lo que ven y afirman que será especialmente útil para programadores sin experiencia que hasta ahora pueden haber evitado desarrollar aplicaciones para iPhone.

Objective-C tiene un largo historial en Apple. Se concibió en la década de 1980 como una extensión del lenguaje de programación C, se vendía bajo licencia de NeXT Computer, la empresa fundada por Steve Jobs después de que le echaran de Apple en 1985, y se usaba para su sistema operativo. Después de que Apple comprara NeXT en 1996 y Jobs regresara a la empresa, Objective-C se usó en el sistema operativo Apple OS X y finalmente también en el sistema operativo móvil iOS.

Pero Objective-C puede resultar complicado y confuso, sobre todo para nuevos programadores, y se considera más burdo que otros lenguajes de programación más modernos. Swift es más sencillo que Objective-C y permite a los usuarios ver el código en acción al tiempo que lo escriben, en vez de tener que pasarlo por un compilador antes de comprobarlo cada vez. Además es compatible con el código Objective-C, lo que significa que funcionará con las aplicaciones que Apple ya tiene en la App Store. Y el objetivo es que también pueda usarse para el desarrollo de aplicaciones para Mac.

Apple presentó una versión beta de Swift este lunes para los miembros de su programa de desarrolladores. La versión final saldrá este otoño.

Al presentar Swift al público asistente a la conferencia de desarrolladores de Apple, el vicepresidente senior de ingeniería de software de la empresa, Craig Federighi, afirmó que el nuevo lenguaje "es como Objective-C, pero sin la aparatosidad de C".

El adjunto de investigación de Yahoo Labs que estudia el futuro del móvil y enseña programación móvil en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), Frank Bentley, espera que Swift facilite mucho el trabajo a sus alumnos para poner en marcha aplicaciones para iOS.

Históricamente, iOS tiende a "confundir a algunos estudiantes", explica, debido a algunas de sus funciones más complejas, relacionadas con aspectos como la gestión de memoria y la notación de Dirac. Con el primer vistazo que echó a Swift, le bastó para darse cuenta de que esas barreras habían desaparecido.

Bentley también cree que a los estudiantes les gustará la opción de depuración automática que permite Swift, y la posibilidad de probar técnicas como la animación al mismo tiempo que escriben código (algo que Apple demostró el lunes creando un juego sencillo con Swift y Xcode de Apple).

"Proporciona una nueva manera de operar de una forma más interactiva, de probar distintas opciones", afirma. "Puedes cambiar un par de constantes y ver cómo queda de forma diferente. Te permite jugar un poco más sin tener que cargarlo en el teléfono, y probar algo nuevo cada vez".

Los desarrolladores explican que la similitud de Swift con otros lenguajes de programación modernos también puede animar a nuevos desarrolladores a construir software para iOS, según el presidente y socio fundador de la desarrolladora de aplicaciones móviles Yeti, Tony Scherba. "Conozco a gente, incluso en nuestra empresa, que está poniéndose al día con iOS, viniendo de un entorno de Ruby, JavaScript o Python; todo el aparato de Objective-C resulta bastante confuso", afirma. "Creo que Swift hará que sea mucho más sencillo".

Scherba sostiene que Swift está mucho mejor adaptado para desarrollar juegos y aplicaciones con gráficos tridimensionales y en general hará que el código sea más claro y conciso de lo que era con Objective-C.

"Imagina que hubiera un lenguaje extraño y arcaico con nombres muy largos, daría un poco más de miedo aprender a leerlo y escribirlo que un lenguaje claro y conciso que tuviera más sentido y fuera más legible", afirma.

Sin embargo, Swift puede tener una consecuencia no prevista: si atrae a muchos más desarrolladores de iOS, Scherba cree que también podría hacer bajar las elevadas tarifas que cobran los desarrolladores para iOS, cuyas habilidades de programación se consideran un bien escaso.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Por qué Ripple no es el nuevo Bitcoin, ni se le parece

    Muchos inversores ansiosos por ver crecer sus beneficios en la industria de las criptomonedas han apostado por Ripple como si se tratara del nuevo Bitcoin. Lo que no sabían es que esta nueva red de cadena de bloques funciona de una forma muy diferente y podría ser una gran decepción para los que esperan una criptomoneda al uso. 

  2. Los retos que tendrán que afrontar las criptomonedas en 2018

    Si aún confía en el potencial de las criptomonedas, debe tener en cuenta todos los temas que le quedan por resolver a esta tecnología. El gasto energético que suponen y la privacidad son algunos de los más importantes. 

  3. Intel consigue incrustar una red neuronal en un chip de silicio

    Tras su tropiezo con el error de seguridad de sus procesadores, la compañía ha presentado un chip neuromórfico que simula el funcionamiento del cerebro humano utilizando una menor potencia computacional que la que se necesita para poner en marcha un ordenador.