.

Computación

¿Podrían las "ilusiones de fuerza" ayudar a que los portables ganen popularidad?

1

Varias interfaces táctiles dan la sensación de ser empujado o tirado por una fuerza invisible

  • por John Pavlus | traducido por Francisco Reyes
  • 28 Julio, 2014

¿Qué pasaría si la aplicación de la brújula en el teléfono no se limitara a apuntar al norte visualmente sino que en realidad pareciera tirarte de la mano en esa dirección?

Dos investigadores japoneses presentarán unos diminutos dispositivos portables capaces de generar este tipo de ilusión durante la conferencia anual de tecnología SIGGRAPH el próximo mes en Vancouver, en la Columbia Británica (Canadá). Los dispositivos de "visualización de fuerza", Traxion y Buru-Navi3, aprovechan el hecho de que, al sostener un objeto que vibra, tienes la percepción es que está tirando de ti o empujándote. El efecto podría aplicarse en aplicaciones de navegación y juego, y también sugiere posibilidades en la tecnología móvil y portable.

El científico cognitivo de NTT Communication Science Laboratories, Tomohiro Amemiya, comenzó el proyecto de Buru-Navi en 2004, originalmente como forma de investigar el modo en que el cerebro maneja las ilusiones sensoriales. Su prototipo inicial era aproximadamente del tamaño de una novela de bolsillo y contenía un mecanismo de cigüeñal para generar vibraciones, similar al movimiento de una rueda de locomotora. Amemiya descubrió que cuando las vibraciones se producían asimétricamente a una frecuencia de 10 hercios, acelerando bruscamente el cigüeñal en una dirección y luego retrocediendo más lentamente, se producía una sensación de tirantez reconocible en la dirección de la aceleración.

Con su colaborador Hiroaki Gomi, Amemiya siguió modificando y miniaturizando el dispositivo hasta llegar a su forma actual, que es aproximadamente del tamaño de un corcho de vino y se basa en un actuador electromagnético de 40 hercios similar a los de los teléfonos inteligentes. Cuando se pellizca entre el pulgar y el índice, Buru-Navi3 crea una ilusión de fuerza continua en una dirección (hacia o desde el usuario, dependiendo de la orientación del dispositivo).

El segundo dispositivo, llamado Traxion, fue desarrollado durante el último año en la Universidad de Tokio (Japón) por un equipo dirigido por el investigador de ciencias informáticas Jun Rekimoto. Traxion también genera una ilusión de fuerza usando un actuador con vibración asimétrica sostenido entre los dedos. "Hemos hecho pruebas con muchos usuarios, y nos han dicho que sienten como si hubiera alguna cadena invisible tirando o empujando el dispositivo", explica Rekimoto. "La sensación de fuerza es fuerte".

Ambos dispositivos crean una fuerza de tracción lo suficientemente significativa como para guiar a un usuario con los ojos vendados a través de un camino o por esquinas. Esta aplicación para encontrar lugares podría ser un complemento perfecto para los relojes inteligentes que Samsung, Google y quizás Apple están preparándose para vender.

La háptica, es decir, la tecnología responsable de las interfaces táctiles, se ha estado explorado durante años en aplicaciones limitadas o de mercado específico. Sin embargo, el investigador de háptica en la Universidad Pierre y Marie Curie de París (Francia), Vincent Hayward, afirma que la tecnología está "alcanzando una masa crítica". Y añade: "Hay bastante gente intentando probar varias ideas, y el equilibrio entre novedad y utilidad empieza a cambiar".

Sin embargo, aprovechar estos efectos cenestésicos para uso corriente no es tan fácil como parece. Amemiya admite que aunque su dispositivo genera fuertes ilusiones de fuerza al pellizcarlo con un dedo y el pulgar, el efecto es mucho más débil si el dispositivo se coloca simplemente sobre la piel (como en el caso de un reloj).

Sin embargo, el auge de dispositivos portables hápticos incluso en fase inicial podría acelerar este tipo de investigación científica. "Un sistema portable siempre está encendido, así que registra datos constantemente", explica Amemiya. "Esto puede ser muy útil para entender la percepción humana".

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Cómo el 'phishing' explota nuestro cerebro para engañarnos

    La autoridad del supuesto emisor del mensaje, su carga emotiva e incluso la propia felicidad del internauta disminuyen su capacidad de alerta ante este tipo de ciberataque, que cada vez resulta más efectivo y popular. Pero para solucionarlo hace falta implantar una doble autenticación 

  2. El telescopio de mejor calidad-precio usaría la atmósfera como lente

    Bautizado como "terrascopio", este dispositivo teórico podría equiparar la potencia de un telescopio terrestre de 150 metros de diámetro por una fracción de su coste. Con el planeta actuando como lente, la luz enfocada se amplificaría por un factor de 45.000 durante un tiempo de exposición de 20 horas

  3. La diminuta empresa de cohetes que inspiró a Elon Musk

    Esta es la historia de Masten Space Systems, cuyo cohete Xombie fue el primero capaz de despegar y aterrizar en vertical. A pesar de los apuros que ha pasado esta diminuta compañía, los nuevos programas de la NASA podrían ayudarle a competir con los grandes