.

Computación

Un papel electrónico en color y capaz de competir con el papel de verdad

1

Al colocar los píxeles de lado puede que finalmente consigamos un tipo de papel electrónico en color y de alta calidad.

  • por Duncan Graham-rowe | traducido por Francisco Reyes (Opinno)
  • 08 Mayo, 2009

A pesar de la promesa de Amazon de reinventar la industria de los periódicos y las revistas gracias a su nuevo lector electrónico Kindle DX, de pantalla más grande, hay quienes se muestran reacios a adoptar esta nueva tecnología hasta que se consigan fabricar pantallas a todo color. Un nuevo método desarrollado por Philips ofrece nuevas esperanzas para las pantallas de los lectores electrónicos, consiguiendo unos nieles de brillo y claridad que incluso hacen palidecer a las pantallas de cristal líquido (LCD) tradicionales.

Según Kars-Michiel Lenssen, que dirigó este trabajo en Philips Research, con sede en Eindhoven, Países Bajos, el nuevo método tiene el potencial de crear imágenes en color que son tres veces más brillantes que las pantallas que utilizan filtros de color, incluyendo los LCDs. “Esto es lo más cerca que jamás hemos estado de acercarnos al papel impreso dentro de la tecnología del papel electrónico,” afirma.

Las pantallas en color normalmente requieren cuatro subpíxeles—rojo, verde, azul y blanco—para crear cada píxel en color. “Esto lleva consigo un coste a nivel de resolución,” señala Pieter van Lieshout, director de investigación de producto y desarrollo de Polymer Vision, una compañía surgida a partir de Philips Electronics hace tres años y creada para desarrolor pantallas de papel electrónico flexibles.

La otra consecuencia de usar un filtro de color es que reduce el brillo de la pantalla, afirma Sri Peruvemba, vicepresidente de marketing en E-Ink, con sede en Cambrigde, Massachussets, una compañía surgida a partir de una investigación en MIT en 1997. Por ejemplo, si se hace que la pantalla se ponga completamente roja utilizando subpixels, esto significa que sólo un cuarto de la pantalla será realmente roja.

Como contraste, el enfoque de Philips Research se basa en, literalmente, girar el píxel tradicional del papel electrónico y colocarlo de lado, para que así pueda reflejar las distintas sombras del espectro.

Una de las tecnologías de papel electrónico más comunes fue creada por E-Ink y se utiliza para las pantallas monocromas en una amplia gama de productos, desde el Reader de Sony y el Kindle de Amazon, hasta el Readius de Polymer Vision, de próxima aparición. Esta tecnología está basada en el electroforesis: unas particulas de color dispersas en un líquido y controladas mediante un campo magnético. Cada píxel está fabricado a partir de una microcápsula rellena con un líquido aceitoso negro dentro del cual se encuentran suspendidas varias partículas blancas de muy reducido tamaño. Puesto que estas particular poseen una carga, es posible hacer que migren hasta la parte superior de la microcápsula—la superficie de la página—al aplicárseles un campo eléctrico. La presencia o ausencia de estas partículas en la superficie de la pantalla provoca el mismo efecto que la tinta, cambiando la forma en la que la luz se refleja y dándole una apariencia más clara u oscura.

La técnica de Philips, denominada electroforética dentro del plano, se diferencia de las demás porque tiene suspensas unas partículas de color dentro de un líquido transparente que se mueven de forma horizontal, en vez de verticalmente. Cada píxel está hecho de dos cámaras de microcápsulas: una que contiene partículas amarillas y cyan, y la otra, más abajo, que contiene partículas magenta y negras. Dentro de cada microcápsula, una serie de partículas de color tienen una carga positiva mientras que las otras tienen carga negativa.

Al controlar cuidadosamente los voltajes en unos electrodos colocados en los bordes de los píxeles, es posible esparcir las partículas de color a lo largo del píxel o hacer que desaparezcan de la vista todas a la vez, escondiéndolas detrás de los electrodos, afirma Lenssen. Al controlar el número de partículas de color de cada grupo que resultan visibles, se pueden conseguir distintas tonalidades de color. Para crear el blanco, todas las partículas se mueven a un lateral para así revelar el sustrato blanco que se encuentra debajo de las microcápsulas.

“Este método da la impresión de ser bastante bueno,” afirma van Lieshout desde Polymer Vision. No obstante, advierte de que esta tecnología todavía está en una fase muy inicial si se compara con los métodos más tradicionales, como por ejemplo el uso de filtros de color. Por este motivo, opina que las primeras pantallas de papel electrónico a todo color acabarán utilizando filtros.

Peruvemba está de acuerdo con esta afirmación. E-Ink lleva tiempo experimentando con el uso de las partículas de color, afirma, aunque resultan más difíciles de fabricar. “Los filtros son, probablemente, la forma más sencilla de llevar este producto al mercado—ya se usan en los LCDs, por lo que resultan una solución de coste más bajo en comparación con otros métodos.” Es por este motivo que, según sus predicciones, pasarán al menos tres años antes de que la tecnología de papel electrónico a color y sin filtros salga al mercado.

Sin embargo, hay un aspecto que podría hacer que la electroforética dentro del plano resultara más atractiva: el hecho de que, a nivel electrónico, crear píxeles resulta más económico y simple. Según Lenssen, esto no sólo supone una serie de ventajas en términos de facilidad de fabricación: también hace que este tipo de pantallas sean más apropiadas para crear dispositivos flexibles.

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. La radiación cósmica destruye los cúbits superconductores en milisegundos

    Los componentes básicos de la computación cuántica son tan sensibles que, incluso a niveles bajos, estos rayos provocan su decoherencia. Aunque el hallazgo podría contribuir a la búsqueda de materia oscura, obligará a revestir los ordenadores cuánticos de hormigón o a instalarlos bajo tierra

  2. Criptografía reticular, el cifrado a prueba de ordenadores cuánticos

    La inminente llegada de la computación cuántica amenaza con destruir los métodos tradicionales de cifrado que usamos actualmente. Por ello, distintos grupos trabajan en nuevos enfoques poscuánticos capaces de resistir a estas máquinas. Este es el más prometedor hasta la fecha 

  3. Un nuevo chip inspirado en el cerebro distingue 10 olores diferentes

    Su diseño basado en la estructura y la actividad eléctrica del cerebro, un enfoque conocido como chip neuromórfico, ha aprendido a diferenciar fragancias con gran precisión y pocos ejemplos de entrenamiento. El siguiente paso será replicar el comportamiento de la vista y tacto