.

Computación

Julie Shah, 32. Visionaria

1

Esta profesora de ingeniería del MIT está convirtiendo a los robots en el compañero de trabajo ideal

  • por Redacción | traducido por
  • 22 Agosto, 2014

"En las fábricas suele haber barreras físicas entre las personas y los robots. En un principio esto se hizo por motivos de seguridad, los robots industriales eran inmensos y aparatosos. Aunque ahora los robots ya se diseñan para compartir el espacio con trabajadores humanos de forma segura, incluso en estos entornos la gente hace unos trabajos y los robots otros".

"Imagina que pudieran ser auténticos colaboradores, que fueran capaces de anticiparse y adaptarse a las necesidades de sus compañeros de equipo humanos. Este tipo de robots podría mejorar muchísimo la productividad. Esa posibilidad me parece muy emocionante".

"La interacción humana no forma parte del programa de enseñanza tradicional para los robotistas en formación. Nuestro campo siempre está llevando las cosas un paso más lejos para hacer que los sistemas sean más autónomos y que tengan capacidades e inteligencia más complejos, pero al dar ese paso solemos pasar por alto el hecho de que estos sistemas trabajan y siempre trabajarán en contextos humanos".

"Ahora mi laboratorio se centra en cómo crear robots que hagan planes flexibles y que reconsideren su próxima acción óptima basándose en condiciones cambiantes. Es un desafío, porque hacer un modelo del comportamiento humano es muy difícil, saber exactamente qué hará una persona y cuándo lo hará. También es un reto a nivel computacional, porque el robot tiene que razonar sobre todos los futuros posibles muy rápidamente (algo que los humanos hacen de forma natural tan bien). Y tienes que conseguir que el robot interactúe de forma que la persona lo acepte. Pero los experimentos que se han llevado a cabo demuestran que cuando la gente trabaja con los robots adaptativos que hemos diseñado pueden hacer sus tareas más rápido, perdiendo menos tiempo, e incluso se sienten más seguros y cómodos".

"Lo interesante es que existen pruebas que sugieren que las técnicas se pueden traducir en mejor trabajo en equipo entre humanos y máquinas en casi cualquier entorno, desde las fábricas a los quirófanos a las aplicaciones militares. Creo que nuestras conclusiones y hallazgos se podrán aplicar ampliamente. Después de todo, un buen trabajo en equipo es un buen trabajo en equipo".

—conversación con Will Knight

Conoce al resto de los 'MIT Technology Review' Innovadores menores de 35 globales Visionarios de 2014

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. Demostrado el primer radar cuántico de la historia

    El dispositivo basado en fotones entrelazados por microondas ofrece múltiples ventajas a corta distancia frente a los modelos convencionales. La baja potencia de su funcionamiento abre la puerta a aplicaciones médicas no invasivas y de seguridad

  2. Así es el ordenador de nanotubos de carbono más potente del mundo

    Se trata de un microprocesador funcional de 16 bits construido a partir de más de 14.000 transistores de nanotubos de carbono creado por el MIT. Para lograr tal avance, el equipo ha desarrollado varias soluciones para algunos de los históricos problemas de fabricación de chips

  3. Se agravan los ciberataques por el petróleo y el gas del Golfo Pérsico

    Las grandes empresas del sector están sufriendo cada vez más ataques o intentos de penetración en sus sistemas informáticos. Expertos en ciberseguridad acaban de detectar la existencia de un nuevo grupo hacker llamado Hexane y que parece tener similitudes con la guerra cibernética de Irán