.

Computación

Julie Shah, 32. Visionaria

1

Esta profesora de ingeniería del MIT está convirtiendo a los robots en el compañero de trabajo ideal

  • por Redacción | traducido por
  • 22 Agosto, 2014

"En las fábricas suele haber barreras físicas entre las personas y los robots. En un principio esto se hizo por motivos de seguridad, los robots industriales eran inmensos y aparatosos. Aunque ahora los robots ya se diseñan para compartir el espacio con trabajadores humanos de forma segura, incluso en estos entornos la gente hace unos trabajos y los robots otros".

"Imagina que pudieran ser auténticos colaboradores, que fueran capaces de anticiparse y adaptarse a las necesidades de sus compañeros de equipo humanos. Este tipo de robots podría mejorar muchísimo la productividad. Esa posibilidad me parece muy emocionante".

"La interacción humana no forma parte del programa de enseñanza tradicional para los robotistas en formación. Nuestro campo siempre está llevando las cosas un paso más lejos para hacer que los sistemas sean más autónomos y que tengan capacidades e inteligencia más complejos, pero al dar ese paso solemos pasar por alto el hecho de que estos sistemas trabajan y siempre trabajarán en contextos humanos".

"Ahora mi laboratorio se centra en cómo crear robots que hagan planes flexibles y que reconsideren su próxima acción óptima basándose en condiciones cambiantes. Es un desafío, porque hacer un modelo del comportamiento humano es muy difícil, saber exactamente qué hará una persona y cuándo lo hará. También es un reto a nivel computacional, porque el robot tiene que razonar sobre todos los futuros posibles muy rápidamente (algo que los humanos hacen de forma natural tan bien). Y tienes que conseguir que el robot interactúe de forma que la persona lo acepte. Pero los experimentos que se han llevado a cabo demuestran que cuando la gente trabaja con los robots adaptativos que hemos diseñado pueden hacer sus tareas más rápido, perdiendo menos tiempo, e incluso se sienten más seguros y cómodos".

"Lo interesante es que existen pruebas que sugieren que las técnicas se pueden traducir en mejor trabajo en equipo entre humanos y máquinas en casi cualquier entorno, desde las fábricas a los quirófanos a las aplicaciones militares. Creo que nuestras conclusiones y hallazgos se podrán aplicar ampliamente. Después de todo, un buen trabajo en equipo es un buen trabajo en equipo".

—conversación con Will Knight

Conoce al resto de los 'MIT Technology Review' Innovadores menores de 35 globales Visionarios de 2014

Computación

Las máquinas cada vez más potentes están acelerando los avances científicos, los negocios y la vida.

  1. El cerebro procesa las palabras que más usa de forma distinta al resto

    Los patrones de frecuencia de 50 idiomas demuestran que el lenguaje depende de un proceso dual. Los términos más frecuentes se procesan instintivamente mientras que los menos usados requieren un pensamiento racional. El hallazgo podría ser clave para el procesamiento del lenguaje natural

  2. Aislar el protocolo de consenso podría revolucionar 'blockchain'

    Las grandes debilidades de los contratos inteligentes en cadenas de bloques, como su falta de confidencialidad y sus limitaciones de ejecución, podrían solucionarse con este enfoque de la 'start-up' Oasis Lab, cuya idea ya ha recaudado casi 40 millones de euros en inversiones

  3. La computación a exaescala busca máquinas pero también aplicaciones

    Mientras los ordenadores cuánticos funcionales siguen intentando despegar, los países compiten en el terreno de la supercomputación. Los primeros superordenadores a exaescala podrían llegar en 2021, pero también hacen falta programas especializados para que sean realmente útiles